Adiós a Zenos Cars, uno de los fabricantes de deportivos ligeros con más potencial

 |  @sergioalvarez88  | 

Zenos Cars es una empresa británica dedicada a la producción de deportivos ligeros de altas prestaciones. Un claro rival para empresas como Ariel, Caterham o incluso grandes como Lotus. Zenos Cars fue fundada en 2012 por los señores Ansar Ali y Mark Edwards, que habían trabajado juntos tanto en Lotus como en Caterham en años anteriores. A pesar de haber vendido más de 100 coches y de tener perspectivas prometedoras, el pequeño fabricante ha sido abogado a la quiebra debido a una inesperada cancelación de pedidos.

Ansar Ali, uno de los dos socios, había abandonado la empresa en 2015 para irse a trabajar a McLaren.

Zenos Cars tenía una gama de vehículos interesante, construida alrededor del modelo básico, el E10. Aunque el Zenos E10 básico tenía sólo 200 CV de potencia, su peso de 720 kilogramos lo convertía en una máquina realmente rápida y deportiva. La versión tope de gama, el Zenos E10 R, estaba propulsado por el motor 2.3 EcoBoost del Ford Focus RS: gracias a sus 350 CV de potencia, hacía el 0 a 96 km/h en 3,0 segundos. Todos los Zenos E10 estaban movidos por corazones de origen Ford, y en general, tenían grandes alabanzas de crítica y público.

No era para menos. Todos los Zenos E10 estaban construidos en torno a un ligero y asequible monocasco de fibra de carbono, y eran coches de coste razonable: sus precios arrancaban en sólamente 26.995 libras esterlinas. La marca incluso estaba planeando el lanzamiento de los E11 y E12, respectivamente un descapotable con techo de lona y un coupé de techo fijo. Un Zenos E10 fue uno de los protagonistas del episodio marroquí de “The Grand Tour”, en el que fue enfrentado al Alfa Romeo 4C Spider y al Mazda MX-5.

Sus modelos no eran caros, y eran muy divertidos, según los que han podido probarlos.

¿Qué pasó entonces? La marca alega que la cancelación de sucesivos pedidos de exportación ha empujado las cuentas de la empresa al abismo. No han comunicado el motivo de estas cancelaciones. ¿Quizá una homologación o certificación fue denegada? Sea como fuere, la empresa ahora está en manos de Irvin Cohen y Gary Shankland, de Begbies Traynor, los administradores concursales. Afirman que su voluntad es buscar un comprador para la empresa, un capital que permita su rescate y posibilite el reinicio de su actividad productiva.

Fuente: Autocar
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¡Sacrilegio! Un Chevrolet Corvette C3 con motor diésel, creado para competiciones de aceleración

  • ADN

    Su propuesta era buena, pero no original ni única. El segmento de los track day car esta bastante saturado, sobre todo en Gran Bretaña. Me atrevo a decir que es el segmento que más fabricantes nuevos presenta y mas perecen cada año.
    Es una pena, pues pequeños fabricantes así enriquecen la vida automotriz, pero las leyes de la adaptación le llegan a la industria tambien. A ver que pasa con los nuevos en el juego, como la mexicana Vuhl, otras pocas como Ariel han pecado de éxito a pesar de su juventud y las clásicas como Caterham ya tienen su lugar bien arraigado, pero nada es seguro en este mundo.

    • Paco Tce

      Realmente esta marca era la que mejor relación precio/potencia tenía. Las otras marcas de coches de este tipo te tenías que poner en bastantes libras más para llegar a los 200cv, yo creo que siendo un buen coche lo que se le ha cargado ha sido las ganas de exportarlo y, como dice el texto, muy posiblemente las leyes asociadas a vehículos

  • Rotodos Shur

    Que putada porque esta guapisimo, si lo vendiesen con techo cual MX5, a ese precio me lo compraba fijo.