CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Qué es la Etiqueta Cero Emisiones, y qué ventajas tiene tener un coche que cuente con ella ahora y en el futuro

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 13 Ago 2022
Kia Sorento Phev Oferta Mayo 2021 Etiqueta Cero Dgt
Kia Sorento Phev Oferta Mayo 2021 Etiqueta Cero Dgt

Ahora mismo hay muchos proyectos en marcha para ayudar a reducir la contaminación del medioambiente. Ya sea buscando combustibles alternativos, o motivando a usar coches que sean mucho menos contaminantes y restringiendo la circulación de aquellos que son demasiado perjudiciales. Esto se hace mediante los distintivos ambientales, algo que ya está puesto en marcha en ciudades como Madrid y Barcelona, e irá llegando en 2023 a muchos más núcleos urbanos. El caso es, que si llevas un distintivo o etiqueta que cerciore que tu vehículo no es perjudicial para el medioambiente, puedes tener muchas ventajas, sobre todo si la etiqueta es la de Cero Emisiones.

La Etiqueta Cero Emisiones es la que más ventajas tiene de cara a la circulación con vehículos no contaminantes.

¿Qué es la Etiqueta Cero Emisiones?

Como hemos dicho antes, es uno de los cuatro distintivos ambientales que existen, una forma de clasificar los coches según lo que contaminen. Es una etiqueta que sirve para identificar los coches que no emiten contaminación aunque recorran muchos kilómetros, son los coches más eficientes los que pueden llevar este distintivo. Esta etiqueta es de color azul y se pone en la esquina inferior derecha del parabrisas.

¿Qué coches llevan esta etiqueta?

Todos los coches que llevan esta etiqueta, son eléctricos, pero dentro de los eléctricos encontramos varios tipos:

  • Vehículos eléctricos de batería (BEV): Estos coches son eléctricos puros de batería enchufable, por eso mismo siempre podrán circular sin emisiones.
  • Vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV): Estos vehículo aunque son eléctricos enchufables, tiene un motor pequeño de gasolina que no propulsa el coche, pero produce energía para las baterías que alimentan el motor eléctrico. Igualmente, no hay prácticamente emisiones cuando estos coches circulan.
  • Vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros: En este tipo de coches se combina un motor eléctrico, una batería enchufable y una motor de gasolina o de diésel que únicamente funciona cuando la batería del coche se agota. Estos coches sí que tienen cierto nivel de emisiones.
  • Vehículos de pila de combustible (FCEV): Estos coches están alimentados por hidrógeno, al ser este el combustible, sigue sin haber emisiones.

Todos estos coches pueden recibir la etiqueta Cero Emisiones, sin importar la fecha en la que estén matriculados.

¿Qué ventajas tiene contar con la etiqueta Cero Emisiones?

Al tener coches que no contaminan, es normal que tengamos algunas ventajas que vendrán reguladas por el ayuntamiento de cada municipio, pero por el momento, estas son los ventajas que cuentan aquellas personas que posean un coche con distintivo Cero Emisiones:

  • No tienen que pagar el impuesto de matriculación
  • En sitios como Madrid y Barcelona tienen una bonificación de hasta el 75 en el impuesto de circulación
  • Los días de restricción por alta contaminación, estos vehículos pueden circular libremente por la ciudad sin problemas
  • Pueden circular por carriles especiales, como los de BUS-VAO
  • Estacionamiento gratuito sin límite de tiempo en plazas verdes y azules
  • Acceso a áreas de prioridad residencial
  • >El parquímetro es gratuito
  • Se puede recargar el vehículo de forma gratuita en más de 300 puntos de carga

¿Merece la pena comprarse un coche eléctrico?

Como todo, tiene sus pros y sus contras. Por un lado, el comprarse un coche eléctrico cuenta con todas las ventajas de las que hemos hablado anteriormente ya que tendría la etiqueta Cero. Además, como el gobierno impulsa que adquiramos este tipo de transportes, siempre hay descuentos y facilidades a la hora de comprarlos.

Sin embargo, uno de los problemas de los coches eléctricos es que tardan mucho en cargarse y la autonomía es menor que los coches de gasolina o diésel.

Tenemos que tener en cuenta que el coche del futuro será el eléctrico y que es el que menos contamina, pero para que nos sea rentable comprar un coche eléctrico, es necesario que la tecnología avance, de manera que sea mucho más fácil poder cargarlo. Y aunque es cierto que la tecnología está intentando avanzar en este aspecto, ahora mismo lo más rentable sería comprar un coche híbrido enchufable, que también tiene la etiqueta Cero Emisiones y goza de todas las ventajas que un coche puro eléctrico y contaminando mucho menos que uno de gasolina o diésel.