CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Debes revisarla: la importancia de la luneta térmica para conducir en invierno

Juan Carlos Lezama Gonzalez |
Luneta Termica
Luneta Termica

Es recomendable saber colocar unas cadenas antes de afrontar un viaje en invierno, con temporal de frío y nieve. Pero aún más importante saber cómo funcionan y controlar algunos elementos indispensables un automóvil. Si tienes un coche que tiene una luneta térmica, tienes un elemento de gran utilidad que puede servirte para mejorar la visibilidad del exterior en condiciones climáticas severas. Este elemento puede ayudarte de diversas maneras al conducir y por eso precisamente que en este artículo vamos a hacer referencia a ella.

Si alguna vez has manejado un coche antiguo, puedes haber notado que por lo general estos coches al llover o hacer mucho frío suelen mantener empañados el parabrisas y la luneta trasera. Esto lo hubieran podido evitar si hubieran tenido instalados una luneta térmica. Aquí vamos a aprender qué es una luneta térmica y otros elementos relacionados.

¿Qué es una luneta térmica?

Una luneta térmica es una luneta trasera que cuenta con un dispositivo térmico en el vidrio que se utiliza para eliminar rápidamente la niebla y el hielo de la misma. El sistema térmico con el que cuenta la luneta, se identifica como una serie de líneas de cuadrícula paralelas que pueden observarse en su interior y que tienen como función calentar el vidrio.

Esas líneas son los conductores de calor que utiliza una corriente eléctrica enviada a través de esta rejilla hecha de metal y resina. La rejilla se fija a la superficie del vidrio mediante un adhesivo y desde allí calienta el vidrio cuando está en funcionamiento.

¿Cómo funcionan la luneta térmica?

Al encender la función térmica de la luneta, se calienta el parabrisas para derretir el hielo y evaporar la niebla en la parte superior. Esto le permite al conductor conducir con seguridad y con una visión clara.

La luneta térmica, cuenta con una malla de alambres a través de la cual pasa la corriente eléctrica para calentar el vidrio y descongelarlo en el proceso. Funcionan con un interruptor y utilizan un temporizador para apagar la calefacción después de un período determinado.

Este puede ser por lo general, de entre 10 y 15 minutos, sin embargo, hoy en día también existen versiones automáticas.

¿Son útiles las lunetas térmicas?

Las lunetas térmicas son muy útiles, por muchas razones. Suele ser muy usual que a veces no se tenga tiempo de limpiar el hielo de las lunetas del coche al ir tarde al trabajo o al tener que dejar a los niños en la escuela. A veces, la luneta suele empañarse mientras estamos conduciendo. Con una luneta térmica, eso ya no es un problema.

Incluso si la temperatura exterior se encuentra encima del punto de congelación, el interior de las lunetas se puede empañar debido a las condiciones climáticas húmedas. Las lunetas empañadas obstruyen la visión de la misma forma que lo hace el hielo y la nieve en las lunas, lo que hace que sea peligroso salir a conducir en esas condiciones.

Casi todas las lunetas traseras de los coches modernos y SUV se encuentran equipadas con sistemas térmicos.

¿Qué puede estar pasando si deja de calentar una luneta térmica?

Cuando se tiene un coche que posee una luneta térmica, es importante tener en cuenta, que es esencial mantener funcionando en óptimas condiciones su sistema térmico de calefacción. Por lo general la luneta térmica deja de funcionar si la rejilla está rota y ese es el problema más común que se suele presentar.

Si la rejilla térmica de la luneta trasera tiene un contacto eléctrico que se sale o una línea se ve rota, no habrá continuidad eléctrica para calentar la luneta trasera. Lo bueno es que esta rejilla se puede reparar y los contactos eléctricos a veces se pueden volver a asegurar. Solo hay que buscar especializado para realizar este tipo de reparación.