Ojo sensibles, porque la imagen que acompaña a estas líneas puede ser traumática para muchos. Por mucho que estemos acostumbrados a ver desfilar ante nosotros superdeportivos lastimados de todas las formas y por todos los lados posibles, incluso algunos, como aquellos Ferrari, que terminaron sus vidas lejos de las carreteras para acabar como mesas para el salón.

Continuar leyendo »

Ponte en situación: llegas a un cruce con un semáforo en rojo, por lo que no te queda más remedio que detenerte. Ocupas el carril de la izquierda, con intención de tomar esa dirección en cuanto el semáforo se ponga en verde y, ¿qué ven tus ojos? ¡Un bonito Lamborghini Gallardo justo delante de ti, en el mismo semáforo! Le dices a tu acompañante: “rápido, saca el teléfono móvil y grábalo, que un Lambo no se ve todos los días”

Continuar leyendo »

Con la caída del régimen comunista y la entrada de lleno en el capitalismo y un desarrollismo de nuevo cuño, Rusia se ha convertido en un país de grandes desigualdades (y también quizás de grandes oportunidades). Por poner un ejemplo, en Rusia encontraremos millonarios muy millonarios (nuevos ricos entre los más ricos del mundo), junto a mucha pobreza y trabajadores que apenas pueden sobrevivir a duras penas. Sus calles también son un buen ejemplo de esto, donde veremos multitud de fastuosos y caros superdeportivos conviviendo con los destartalados VAZ de hace años e incluso décadas.

Continuar leyendo »

Esto es un no parar. Rara es la semana en la que no haya que dar una noticia relacionada con un accidente de un deportivo, y en esta ocasión no uno, sino dos Ferrari y sus conductores han sufrido la desgracia de sufrir graves percances a sus volantes, de forma separada y sin relación entre ambos, pero curiosamente los dos accidentes se han producido en la zona de Munich (Alemania).

Continuar leyendo »

Cuando aquí tenemos limitada la velocidad máxima a 120 km/h en nuestras autovías y autopistas y nuestros dirigentes hacen oídos sordos para ni siquiera estudiar la subida de los límites de velocidad a 130 o 140 km/h, un país como Alemania tiene sus famosas Autobahn, en las que hay tramos sin límite de velocidad bajo determinadas condiciones. Quizás no sea este el momento o el sitio para discutir acerca de un aumento o supresión de los límites máximos de velocidad, pero si un accidente a 120 km/h tiene todas las papeletas para ser muy grave, a 300 km/h las posibilidades de salir con vida son directamente ínfimas.

Continuar leyendo »

Vamos con una de morbo gratuito. Cuando uno ve los resultados de un accidente como este, comienza a creer de verdad en los milagros. No hay más que echarle una ojeada a los restos del vehículo (absolutamente hecho trizas) para darse cuenta de que los dos pasajeros de este vehículo pueden estar muy agradecidos de que, a pesar de todo, continúan vivos. Este Ferrari F430 sufrió un aparatoso accidente en el día de ayer en Vouliagmeni, muy cerquita de Atenas, en Grecia.

Continuar leyendo »

Rara es la semana que no tenemos noticias de un nuevo accidente de un supercoche. Precisamente por eso en ocasiones no debería considerarse noticia algo que está a la orden del día, y también podríamos pensar que no se debe de considerar diferente un accidente de un superdeportivo que el de un utilitario cualquiera que circule por nuestras carreteras. Cualquier accidente es una desgracia y debiera suponer la misma gravedad se trate del conductor de un deportivo de centenares de miles de euros o de un humilde trabajador que se desplaza en un vehículo con más de una década a sus espaldas.

Continuar leyendo »

Todos los días se producen miles de accidentes en todo el mundo, por desgracia, pero en pocas ocasiones implican tanto monumento rodante al automovilismo. Vale, hemos visto casos trágicos como el de los dos Ferrari F40 que degustaron el amargo sabor de la corteza de árbol y el ladrillo, hemos visto darse un remojón a un Ferrari Enzo que participaba en un rallye y hasta hemos visto como Mr. Bean destrozaba su McLaren F1, pero en esta ocasión 8 cavallinos son los que tendrán que pasar por chapa y pintura, en el caso de no ir directos al desguace.

Continuar leyendo »

No sé qué es lo que pasa con los accidentes de superdeportivos, pero lo cierto es que caen como moscas. Sea el modelo que sea, quizás la pericia de muchos conductores no está al nivel de muchas de estas obras maestras de la ingeniería del automóvil, o quizás también puede ser que las precauciones al volante, y más si estamos hablando de conducir en carretera abierta una de estas máquinas, siempre son pocas. Vale, tenéis razón: tampoco vamos a negar que a estos incidentes siempre se les da mucha más repercusión, por su propia naturaleza.

Continuar leyendo »

Este fin de semana ha tenido lugar uno de esos acontecimientos que se dan cada año y que, personalmente, no me gusta mucho. Se trata del cambio de hora. Como cada otoño, retrasamos el reloj una hora llegadas las 3 de la mañana, convirtiendose en las 2 y viajando en el tiempo hacia el pasado. Lo único bueno que le veo es que dormimos una hora más.

Continuar leyendo »