comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
  • Diariomotor
  • tag Cadillac CTS-V

Todas las noticias de Cadillac CTS-V

¿Miedo a los alemanes? el Cadillac CTS-V llega a Europa con 649 CV y desde 98.500 €

Ni Audi RS7, ni BMW M5, ni Mercedes E63 AMG. Quieres darte el capricho de hacerte con una berlina de altas prestaciones, pero además de mucha potencia, también buscas cierto toque de diferenciación y regusto a V8 yankee que te permita no cruzarte con un coche como el tuyo en muchos kilómetros. Por ello, y aunque la oferta de berlinas prestacionales no para de crecer con modelos como el Lexus GS F, Cadillac ha decidido cruzar el charco para poner a la venta en Europa al Cadillac CTS-V de 649 CV desde 98.500 €. Créeme, es una idea un poco

Cadillac CTS-V, en directo desde Detroit

Es difícil acaparar la atención de los flashes en un salón del automóvil donde también se ha presentado un nuevo Honda NSX y un nuevo Ford GT, además de otros pequeños ilustres como el Alfa Romeo 4C Spider o el Shelby Mustang GT350R, pero Cadillac se ha reservado para el Salón de Detroit otro interesante reclamo, un Cadilac CTS-V al que ahora podemos ver en una nueva galería de fotos en directo desde el propio salón.

Cadillac CTS-V: en EE.UU. no temen al BMW M5

Cadillac da el último gran paso para mostrar todas sus cartas en lo que a variantes de Altas Prestaciones se refiere. El Cadillac CTS-V es presentado encabezando una gama volcada con la deportividad y con las ganas de ofrecer algo nuevo y diferente en esta selecta parcela del mercado. Con una potencia máxima de 649 CV y una velocidad punta por encima de los 320 Km/h, en Cadillac tienen plenas confianzas de poder, no sólo rivalizar, sino salir airosos de una disputa en circuito frente al imperio alemán conformado por BMW M5, Mercedes E63 AMG y Audi RS6.

Hennessey VR1200, el Cadillac CTS-V Coupe elevado a 1.200 CV

Hennessey no suele decepcionar en cuanto a preparaciones y potenciaciones, y casi siempre sus creaciones impresionan. Tampoco es para menos en este caso, donde el Cadillac CTS-V Coupe se pone muy serio por fuera y también por dentro, con la friolera de más de 1.200 CV. Adiós al motor GM V8 LSA de 6.2 litros: el Hennessey VR1200 recibe un bloque de aluminio de 7.0 litros, también V8, con sobrealimentación twin-turbo. Una verdadera bestia, y es que Hennessey debe pensar que, ya de hacer las cosas, mejor que sean a lo grande. En concreto, esta mecánica especialmente preparado

Festival de goma quemada con un Cadillac CTS-V Coupé y un Corvette Z06

Ah, el clásico burnout. Esta maniobra consiste en quemar rueda como si no hubiese mañana, llenando el aire de un intenso humo blanco de penetrante olor. Olor a goma quemada, y a embrague quemado… el olor de la victoria. Para que un burnout salga bien las ruedas traseras del coche deben perder toda la tracción posible, algo que es mucho más fácil con vehículos americanos equipados con potentísimos motores de ocho cilindros. Por aquí tenemos al Cadillac CTS-V Coupé – motor 6.2 V8 LSA, sobrealimentado por compresor, 556 CV - y al Corvette Z06, dotado de un propulsor

Hennessey vuelve a hacerlo: 1.000 CV para el Cadillac CTS-V Coupé

Probablemente sólo exista una cosa que le guste más a un preparador americano que un gran V8, y esa cosa no es otra que un gran V8 sobrealimentado. Y en ese campo Hennessey Performance tiene suficiente experiencia. Y es que les da igual que la base sea la de un deportivo, una berlina, un SUV o sin ir más lejos la de su propio superdeportivo, el Venom GT. Cualquier carrocería es apta para disfrutar de la turboalimentación por partida doble y convertirse en un mata-gigantes en el cuarto de milla. Después de que hicieran lo propio con la

7 Ene 2011| David Villarreal

Cadillac CTS-V Sport Wagon

Envidia, muy probablemente fuera ese el sentimiento de Cadillac al ver como los fabricantes europeos vendían con aparente facilidad sus impresionantes familiares deportivos. Por eso mismo ha preparado su “contrapartida” con el Cadillac CTS-V Sport Wagon, la versión más deportiva del elegante familiar que al menos en lo que respecta a la potencia no tendrá nada que envidiar a los picantes Station Wagon de Audi, BMW o Mercedes-Benz. Un V8 sobrealimentado de 6.2 litros será el encargado de liberar los 564 CV que llevará bajo el pie del acelerador quien se ponga al volante del Cadillac CTS-V Sport