27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

El precio del coche eléctrico, el principal escollo para su compra

( @FajardoRacing ) el

Son el futuro. La representación máxima de la eficiencia y el medio ambiente (salvo por detallitos como las baterías), y cada vez se están poniendo más de moda. Dentro de pocos meses empezaremos a ver en los concesionarios distintos modelos de distintas marcas que serán 100% eléctricos. El problema sin embargo, es que su elevado coste disuade a muchos particulares y a muchas empresas para dar ese salto de fe (a día de hoy es casi eso) al coche eléctrico.

Un estudio elaborado por Arval arroja datos interesantes sobre este problema. El 68% de las PYMES no comprarían coches eléctricos para sus flotas debido al alto precio de adquisición. Por ese motivo el gobierno ha aprobado un plan de incentivos a la compra, tanto para empresas como particulares, en el que darán hasta 6.000€ de ayuda si quieres comprarte un vehículo 100% eléctrico. Viendo el resto de los datos del estudio se ve que aunque ayudará a la compra, no terminará de ayudar a que la gente se decida a comprar.

Esta ayuda será muy bien recibida seguro, pero sigue sin eliminar los principales problemas que tiene el coche eléctrico para implantarse de forma masiva. Por un lado la autonomía actual puede ser suficiente para un particular. Yo no suelo hacer más de 150 kilómetros al día, pero un profesional que se esté moviendo todo el tiempo es probable que sí. Esto se traduce en que el 63% de las PYMES no comprará coches eléctricos por su baja autonomía.

Proyecto Movele

Otro gran problema que se encuentran las empresas es el tiempo de recarga. Si no tienes un enchufe trifásico tardas horas en recargar las baterías, y es difícil saber donde se encuentran esos puntos de recarga. Por suerte empresas como Endesa y Citroën firman acuerdos para proveer de más puntos e informar de los que ya existen a sus clientes, lo que solucionará este problema en parte. Aun así, el 58% de las PYMES no compraría coches eléctricos por el tiempo de recarga, algo que se solucionaría del todo con proyectos como el de Better Place, pero el coste de montar una electrolinera es mucho mayor que el de un punto de recarga rápido.

Pero bueno, uno puede pensar que las PYMES, sobretodo con la crisis, tienen mayor reticencia en invertir en coches eléctricos cuando todavía no se sabe la rentabilidad real que va a tener en el día a día (no por el coste por kilómetro, sino por el uso que se le va a poder dar en la vida real). Pero es que las grandes empresas piensan igual, arrojando datos casi calcados.

Fuente: Arval
En Tecmovia: Nuevo acuerdo entre Better Place y China | Google Maps informa sobre puntos de recarga para coches eléctricos | Así funcionan los puntos de recarga eléctricos