27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Volkswagen Polo BlueGT: prestaciones y consumo contenido en un mismo vehículo

( @ClaveroD ) el

Volkswagen ha querido conceder al Polo la oportunidad de conciliar bajo un mismo propulsor las prestaciones de un ágil compacto, sin por ello tener que disparar las cifras de consumo y emisiones. La denominación comercial BlueGT muestra claramente este compromiso entre ambos conceptos, y será la primera vez que un modelo de la marca, el Volkswagen Polo en este caso, albergue en su gama este nivel de terminación.

A priori podrá resultar extraño ver en su portón las siglas GT acompañadas de la denominación Bluemotion, siendo estas últimas las reservadas para los modelos más ahorradores. El motivo por el que la marca ha mezclado ambas terminaciones, es el de la presentación en sociedad del primer Volkswagen como motor 1.4 TSI equipado con la tecnología de desactivación de cilindros. Una tecnología ya presente en las motorizaciones 4.0 TFSI y 1.4 TFSI de Audi, ofreciendo importantes rebajas de consumo.

El Volkswagen Polo BlueGT homologa un consumo en ciclo combinado de 4,7 l/100 Km en las versiones de cambio manual, llegando a marcar 4,5 l/100 Km si optamos por el cambio DSG de doble embrague con 7 relaciones. Las emisiones por su parte se establecen en 108 y 105 gramos de CO2 respectivamente, por lo que con una potencia final de 140 CV estaríamos ante un interesante compacto cuya mejor baza estaría en el compromiso prestaciones/consumo que es capaz de ofrecer.

La velocidad máxima queda fijada en 210 Km/h, marcando el 0-100 Km/h en 7,9 segundos. Unas interesantes prestaciones que ubican al Polo BlueGT en un escalón inferior al actual tope de gama encarnado por el Polo GTI y su mismo propulsor TSI exprimido hasta los 180 CV. Tan solo nos quedaría esperar a la tarifa final de esta nueva variante del Polo, pues su rival más directo será el Seat Ibiza FR con motor 1.4 TSI de 150 CV y un consumo de 5,9 l/100 km o el mismo FR con mecánica 2.0 TDI con 143 CV y un consumo de 4,6 l/100 km.

Salvando el desconocido precio final con el que se pondrá a la venta, el Polo BlueGT obtendría una décima de ventaja frente al Seat Ibiza FR diésel, lo cual sería un perfecto argumento de ventas para aquellos que buscan cierto nivel de prestaciones, pero no tienen otro remedio que rendirse a los consumos de un propulsor diésel. Bajo una estricta opinión personal, esta iniciativa de Volkswagen me parece de las más acertadas que se han dado a conocer en los últimos tiempos. Un equilibrado compromiso entre consumo y potencia que ofrece un vehículo con ese toque picante sin llegar a las versiones más prestacionales. ¿Está Volkswagen respondiendo a un nuevo tipo de cliente?

Fuente: Volkswagen
En Tecmovia: Volkswagen Cross Coupe: Ginebra acoge su evolución hacia el diésel | Volkswagen prepara un Golf con propulsor híbrido enchufable | Volkswagen Jetta Hybrid: eficiencia a un nuevo nivel

Comentarios...

No está permitido comentar.