Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Gadgets para el coche
Logo Icon

3 MIN

Wearables o cómo el automóvil se convirtió en complemento de moda

En un mundo donde Google Glass y los Smartwatches están irrumpiendo en el mercado con un futuro cuanto menos prometedor, la industria del automóvil ha sabido posicionarse lo suficientemente bien y en el debido momento para no perder el salto del concepto «Geek» a la tendencia «Weareable».

En el fondo hablamos de lo mismo y de lo poco que tienen en común ambas calificaciones, pero lo que realmente importa es que el automóvil aspira a convertirse en artículo de moda generando tendencias y convirtiéndose en parte del vestuario para competir con las grandes firmas de ropa y complementos. Un Smartwatch conectado a tu coche eléctrico es lo más ahora, y muy pronto todos querremos emular esta idea.

Vestimos ropa, vestimos teléfonos y vestimos coches

El codiciado sentido de la exclusividad ha llevado a los fabricantes a apostar por la moda como argumento de ventas

Comentada en Tecmovia en infinidad de ocasiones la revolución que está sufriendo el automóvil de un tiempo a esta parte, el desembarco de los dispositivos Wearables, o «ponibles» en castellano, está destapándose como uno de los grandes saltos del automóvil para formar parte permanente de nuestro día a día.

Asociar coches e internet ya no es ninguna novedad, más bien el no asociarnos es la verdadera novedad. De este modo, conectarnos a nuestro automóvil de forma remota desde el smartphone u ordenador personal se ha convertido en una interesante forma de tener bajo control algunos datos de referencia de nuestro automóvil.

Pero ahora la idea va un paso más allá dejando obsoletas las aplicaciones y el smartphone en sí mismo. Un reloj inteligente, o Smartwatch si lo prefieres, permite lo que un smartphone pero haciendo las veces de un reloj de pulsera con la consiguiente mejora en diseño, comodidad y sencillez a la hora de hacer uso de aplicaciones instaladas en el mismo.

Ser ecológico y geek está de moda. Un BMW i3 junto a tu Smartwatch o Google Glass es el complemento más demandado

Con el grueso de las firmas apostando por ofrecer programas de personalización, ediciones especiales y la idea de exclusividad sobre cada nueva producto lanzado, se entiende que encontrar una buena posición en las últimas tendencias resulta vital para convertir el último modelo lanzado al mercado en un artículo codiciado.

En este guerra frenética entre fabricantes podemos encontrar firmas como Mercedes-Benz, BMW o Tesla, las cuales han lanzado al mercado acuerdos de colaboración con firmas como Samsung o Google para conseguir ser las primeras en ofrecer compatibilidad con Google Glass o Samsung Galaxy Gear. Ser la primera firma automovilística en estar disponible para estos dispositivos se ha convertido en argumento de ventas, pero conseguir además que una modelo, actor o cantante luzca dispositivo y coche al mismo tiempo no tiene precio.

Lejos quedan ya las definiciones de automóvil que hablaban de un simple sistema de transporte. Ahora el automóvil es un escaparate más de tus ideas, de tus gustos y de tu personalidad…

En Tecmovia: Renault, Google Glass y las posibilidades del concesionario del futuro | Mercedes dice sí al uso de Google Glass al volante