25 de octubre de 2017 (*) actualizado a las 09:15

La batalla por el infoentretenimiento no ha hecho más que empezar

( @ClaveroD ) el

De un tiempo a esta parte, el infoentretemiento se ha convertido en uno de los argumentos de mayor interés por parte de los fabricantes. El usuario demanda posibilidades similares a las que ofrece su smartphone o tablet, petición que ha conseguido que la industria del automóvil haya dado un paso de gigante en las interfaces multimedia brindando a día de hoy soluciones tanto o más interesante que los mencionados dispositivos inteligentes. Pero no nos engañemos, este paso es sólo el principio, pues los fabricantes comienzan a posicionarse ante el desembarco de plataformas iOS Car Play, Google Auto o Windows in the Car.

La batalla comienza con QNX a la cabeza

Bentley by QNX

A día de hoy, la firma QNX respaldada por BlackBerry es el especialista que mejor posicionado se encuentra con 44% del total de interfaces disponibles en el mercado. Microsoft firma el segundo puesto con un 17%, mientras que en la tercera posición encontramos a fabricantes que se han apoyado en el software libre (Linux) con un 4%. El caso es que si hacemos cuentas, todavía existe un 35% del mercado que apuesta por su propio sistema con software propio, algo que está apunto de cambiar con la irrupción de las grandes tecnológicas.

Tras la confirmación por parte de numerosos fabricantes para ofrecer compatibilidad con iOS Car Play o Google Auto, todo apuntaba a que el actual panorama daría un vuelco en favor de estas nuevas plataformas. Sin embargo, sólo hace falta ver como Ford, quien ha contado con Microsoft los últimos años para las dos generaciones SYNC, podría dar el salto hacia QNX convirtiendo a la subsidaria de Blackberry en todo un referente con la mitad del mercado.

Rinspeed MicroMax, la revolución del transporte urbano debutará en Ginebra

La actual meta de los fabricantes automovilísticos es reducir costes en esta carrera tecnológica, de ahí la asociación con firmas como Microsoft, Apple o Google. Pero existe un importante conflicto de intereses en todo este asunto, y es que la colaboración con firmas como Google ya ha levantado ampollas en firmas como Volkswagen y Daimler ante el beneficio que sacan las tecnológicos de los datos recopilados.

Fuente: AutomotiveNews
En Tecmovia: Bentley by QNX: carácter premium hasta en entornos multimedia | QNX reinterpreta el interior del Mercedes CLA 45 AMG