Reportaje: Circuito de Ascari (I)

( @pgimenezvilchez ) el

Cuando nos hablan de la ciudad malagueña de Ronda, se nos viene a la cabeza un bonito pueblo andaluz con edificios ilustres e iglesias monumentales, inmerso en un paraje sureño de esos que te dejan sin aliento, pero desde hace unos años, Ronda, huele a gasolina y a ruedas quemadas. Y es que, en 2003, se inauguró el Ascari Race Resort, un concepto nuevo de turismo que pretende combinar un espacio de competición con descanso y relax.

Bajo una gran capa de hermetismo y altas medidas de seguridad, se construyó un Club privado con el circuito de velocidad más exclusivo y maravilloso del mundo, el resultado del proyecto, que tuvimos la oportunidad de visitar in situ, está situado en un lugar paradisiaco, con unas instalaciones de lujo donde todo se cuida hasta el último detalle.

Ascari

Nada más llegar a la puerta de acceso, nos preguntan quiénes somos y qué hacemos allí. Tras identificarnos, confirman por radio que estamos autorizados y nos indican que nos esperan en el parking. Allí nos recibió Andrea Lane, una amable y jovial argentina afincada en España, que lleva trabajando aquí desde que comenzó la construcción del Race Resort y que nos enseñó las instalaciones de manera minuciosa durante toda la mañana.

Nos estaba esperando en el hospitality del circuito, situado en uno de los boxes del paddock, donde se habían instalado unas mesitas de Ikea, una barra de bar con bebidas y aperitivos para que los socios del club “picasen” entre tandas de vueltas y una televisión plana donde continuamente se reproducía Duel, el DVD que grabó aquí Jeremy Clarkson en verano.

Ascari
Ascari

Según nos cuenta Andrea, el magnate que ideó esta locura fue Klass Zwart, un holandés de 58 años enamorado de Andalucía. Se hizo multimillonario por méritos propios, ya que después de estudiar Ingeniería Mecánica fundó la empresa Petroline en 1980 y registró unas 250 patentes de aparatos relacionados con la extracción de petróleo.

Más tarde vendió su empresa y fundó Ascari, una compañía dedicada a la fabricación de automóviles deportivos y de competición y que gestiona el Race Resort desde su creación. De esta manera, Zwart cumplía dos viejos sueños: tener su propia marca de coches y su particular circuito. La compañía debe su nombre al ídolo de Klass: Alberto Ascari, un antiguo piloto italiano de Ferrari de Fórmula 1, que conquistó todas las carreras de un mundial y se alzó en dos ocasiones con el título de campeón del mundo.

Ascari
Ascari

En un principio, Klass quería emplazar el Ascari Race Resort en Escocia, pero viajando en helicóptero por la serranía de Ronda, encontró una “parcelita” de 174 hectáreas en un precioso valle, perfecta para acometer su proyecto. Tras comprar personalmente la finca e invertir más de 40 millones de euros, el proyecto comenzó a tomar forma.

La casa-club es un edificio de estilo típico andaluz donde se encuentra un acogedor restaurante-bar. El cortijo está rodeado de increíbles jardines con césped y palmeras, terraza y una pequeña piscina para refrescarse cuando pegue el sol en verano tras un duro día sobre el asfalto… todo ello sirve como punto de reunión y encuentro entre los privilegiados socios.

Ascari
Ascari

El club no tiene cupo cerrado y está abierto a “cualquier” persona que desembolse una entrada de 150.000 euros y 10.000 euros anuales que le permitirán disfrutar durante 25 años de 50 días de club por temporada. Actualmente son 55 socios – sólo 4 de ellos españoles -, todos ellos con mucha pasta y amor a la velocidad. Algunos son nombres célebres, como Jay Kay (vocalista de Jamiroquai), Damon Hill (excampeón de Fórmula 1), Martín Brundle (ex piloto de Fórmula 1), etc.

Pero la mayoría son gente desconocida que no aparece en las portadas de prensa. Al parecer, hay socios que aprovechan el club al máximo, pero nos comentan que otros, como Jay Kay, llevan más de tres años sin dejarse ver.

Generalmente, los socios acuden al circuito tomando un avión a Málaga desde su país de residencia. En el aeropuerto andaluz les espera un helicóptero que les lleva directamente al helipuerto privado de Ascari en poco más de media hora, porque en el club no faltan este tipo de detalles. Otros socios, prefieren amarrar sus “hidropedales” durante el verano en Puerto Banús y acudir al club en coche.

Ascari
Ascari

El circuito es todo un prodigio. Tiene tres configuraciones posibles y 26 curvas: 13 de derechas y 13 de izquierdas. Con su extensión de 5425m., es el circuito más largo de España y tiene más longitud que muchos de los trazados de Fórmula 1. Además está homologado por la FIA y libre de publicidad, tribunas y gradas.

Las 26 curvas han sido diseñadas individualmente y exigen una conducción muy técnica porque copian las mejores curvas de alguno de los trazados más increíbles del mundo como Daytona, Silverstone, Spa, Nordscleifle, Brands Hatch, Bathurst… y como homenaje a Alberto Ascari, hay un zig-zag que emula el de Monza donde perdió la vida en 1955.

En el trazado, se puede rodar tan rápido como se quiera pero no se permiten piques ni carreras entre los socios, las buenas maneras están por encima de esto. Aseguran que Fernando Alonso o Valentino Rossi al visitar Ascari, han quedado alucinados con el resultado de tan magnífica combinación.

Ascari
Puedes continuar leyendo la segunda parte del reportaje del Circuito de Ascari con más cositas sobre el Club, así como la lista de todas las joyas que se guardan en sus garajes.

Más información: Ascari
En Diariomotor: Reportaje: Circuito de Ascari (II) | Ásí se disfruta una vuelta al circuito de las 24 horas de Le Mans | Sobrevolando el circuito de Nürburgring Nordschleife, en vídeo | Vuelta virtual al circuito de Singapur | Fotos del circuito de Nürburgring