Renault Safrane Biturbo (1994): la historia de la incomprendida superberlina francesa

 |  @sergioalvarez88  | 

Sólo 806 unidades del Renault Safrane Biturbo fueron producidas entre 1994 y 1996. Es un coche mucho más exclusivo y exótico que muchos Ferrari, y encontrar una unidad a la venta en España es realmente complicado. En una época en la que los motores de alta cilindrada y los cambios automáticos eran la constante en las berlinas de altas prestaciones, un Renault con motor V6, doble turbo, tracción integral, cambio manual y precio premium era una apuesta como poco arriesgada. Esta es la historia del Renault Safrane Biturbo, una incomprendida y olvidada superberlina que hemos querido rescatar del olvido.

El objetivo de Renault era competir contra los rivales alemanes, aviones de Autobahn con aros, estrellas y hélices en sus calandras.

Renault lanzó el Safrane en 1992. Era el reemplazo del ya vetusto Renault 25, una berlina del segmento D, un buque insignia para la marca. No logró vender más unidades que el Renault 25, y fue reemplazad0 por el aún menos exitoso Vel Satis. El grueso de ventas del segmento D se fue al Laguna, mucho más barato y con mejor relación calidad-precio. Pero el Renault Safrane era especial, con detalles que rayaban lo premium y una imagen muy cuidada. En 1994, Renault decidió lanzar una exclusiva versión de altas prestaciones del Safrane.

renault-safrane-biturbo-3

Se llamaba Safrane Biturbo, y estaba sólo disponible en los acabados RXE y Baccara, pertenecientes al tope de gama. Su predecesor – el Renault 25 – había ya tenido una versión de altas prestaciones, equipada con el conocido V6 PRV de 2,5 litros, turboalimentado hasta los 182 CV. Para su sucesor, Renault decidió acudir a dos preparadores de prestigio: Hartge e Irmscher. Conocidos por sus modificaciones sobre vehículos alemanes, ayudaron a Renault a convertir su Safrane en un misil tierra-tierra de 268 CV.

Cuando se puso a la venta en España, su precio era superior a los 10 millones de pesetas de la época.

El motor de partida era el V6 PRV de 3,0 litros y dos válvulas por cilindro. Era el mismo motor que el Alpine A610 Turbo montaba, pero en el caso del deportivo, sobrealimentado por un único turbo Garrett. Hartge transformó al motor PRV V6, dotándolo de dos turbocompresores KKK en serie – no en paralelo, como su nombre Biturbo podría sugerir. La propuesta inicial de Hartge/Irmscher desarrollaba la friolera de 300 CV, pero Renault ordenó reducir su potencia a 268 CV, alegando que la caja de cambios no soportaría tanta potencia.

renault-safrane-biturbo-4

Estos 268 CV a 5.500 rpm venían acompañados de un par máximo de 365 Nm a 2.500 rpm y pasaban a las cuatro ruedas del coche mediante un sistema de tracción total Quadra 4WD. 268 CV eran demasiados para una configuración de tracción delantera. El sistema 4×4 era eficaz: la prioridad era del eje delantero, pero mediante un acoplamiento viscoso podía mandar hasta el 90% de la potencia al tren trasero, y disponía de un bloqueo de potencia para una mejor tracción en superficies de baja adherencia – sólo en primera marcha.

Tenía dirección asistida de desmultiplicación variable, así como un ABS Bosch, equipamiento premium en 1994.

El sistema Quadra 4WD añadía peso a la berlina, que marcaba 1.724 kilos en la báscula. Con todo, permitía hacer un 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, logrando una velocidad punta respetable, de 250 km/h. El Renault Safrane Biturbo disponía de serie de suspensión de aire adaptativa Boge-Sachs y curiosamente, sólo estaba disponible con una caja de cambios manual de cinco relaciones. Fue una de sus desventajas frente a rivales como los Mercedes E420, BMW 535i o Audi S6 4.2, todos ellos de potencia y prestaciones comparables, y opción automática.

¿Por qué no triunfó realmente el Renault Safrane Biturbo? Dinámicamente las pruebas de la época lo alababan, y estaba realmente equipado a un nivel premium. Cargado de tecnología y con un diseño cuidado. Renault tuvo problemas para vender sólo 806 unidades, y el problema fue principalmente el rombo que tenían en el capó. El cliente de un Mercedes Clase E ni siquiera consideraba una alternativa al Renault y cuando se enteraba de que el Renault costaba la friolera de 10.950.000 pesetas se le atragantaba la comida.

Sólo se vendieron 806 unidades. Hoy en día es un coche aún más exclusivo y especial que un Ferrari F40.

También pecó de ser demasiado discreto, con llantas de 17 pulgadas y un pequeño alerón como principales diferencias con otros Safrane. El Renault Safrane Biturbo no sobrevivió al lavado de cara de 1996. Se dejó de fabricar, quedándose como una anécdota histórica que hemos querido rescatar en Diariomotor, y darle sus 15 minutos de merecida fama. Claramente, merece estar en el olimpo del automóvil francés. Bendita locura.

Fuente: ARonline | CT
En Diariomotor:

  • AVG

    Los Renault 25 y Safrane pertenecieron al Segmento E,no al D,al D eran los 21,Laguna y Talismán.

    • Arisatti Garaviotti

      y ese seg-E, esperare en el transcurso del año 2017, si Renault nos sorprende con una Berlina de representacion equilibrada y diferente al resto de otras marcas, salvo a Nissan Maxima-2017 y ha esperar que anuncian en Los Angeles Auto-Show los resposables de Alfa-FCA, segun despues del lazamiento de la Stelvio, el modelo a seguir de lleno con la Berlina del Seg-E de representacion, ojala digan la verdad, por que siempre mienten en sus argumentos.

  • Ruben

    En el ultimo mes he visto 3 diferentes, y la verdad es que me parecieron en cierto modo bonitos y me llamaron la atención.

  • Fèlix Badosa

    Muy interesante. Me encantan estas berlinas premium de marcas generalistas de los 90 como el Citroën XM (mi coche platónico) o el Peugeot 806 :D Os animo, chic@s de Diariomotor, a que también hagáis un resumen de ambos. En su momento el XM montaba una suspensión muy novedosa.

    • Bowie

      el 806 es un monovolumen, no una berlina

      • Fèlix Badosa

        Ui..sí. Quería decir 605 :P

        • tomygasteiz

          el xm, el r25 y el peugeot 605 eran especiales (éste último tuvo su hueco e incluso fue coche oficial de blindaje). recordar tb el alfa romeo 164 de pininfarina.

    • IronMetal PutoPeludo

      El Alfa 164 y el Citroën CX molan más

  • ***t!tO@rDoY***

    Estos son los coches de mi niñez (naci en 1986) y me encanta leer articulos sobre coches “clasicos” y algunos mas antiguos que tambien viví.

    • Walter Röhrl

      Pues te recomiendo una página donde encontrarás pruebas a fondo, de infinidad de coches de hace mucho, y de hace muchísimo tiempo. No lo dudes y visitala que te encantará. Pon en google: pruebas. pieldetoro. net a mi me trae loco esas pruebas.
      Un saludo.

      • ***t!tO@rDoY***

        La conozco y la verdad es que me da muy buenos rato recordando vehiculos de antaño aunque la muchos son anteriores a mi epoca de niñez (mediados de los noventa) pero tambien los recuerdo y me llamaban la atencion tambien.
        De todas formas gracias compañero!!!

  • X 2.0

    No está nada mal la verdad, no se puede decir que no fuera Premium, porque el interior, salvo por el salpicadero, es prácticamente Premium, el motor, la suspensiones y la tracción están a la altura de lo que se puede esperar de un Premium, quizá el hecho de ser un Renault, y una estética poco diferenciada es lo que lo echase atrás. Pero no se puede decir que no le pusieron empeño. En este sector y manejando esas cifras de precio de origen, me gusta mas el Lotus Omega, que con un poco mas de potencia y tracción trasera, superaba los 300 km/h, también tenía un aspecto mas deportivo y diferenciado.

    • Jacobo87

      O el icónico Lancia Thema 8.32 con su motor Ferrari. También ése tenía un aire más premium. Tal vez problema es que el Safrane era demasiado parecido al resto de la gama Renault y tampoco tenía un nombre racing con pedigrí detras; probablemente si Williams hubiera estado en el ajo hubiera generado más interés.

      • X 2.0

        Pues si, el Thema 8:32 tenía un interior completamente premium en lo referente a acabados, tapizado por uno de los mejores tapiceros italianos del momento, el diseño, ya era cuestionable, pudiendo al menos poner un volante con un poco mas de encanto.

        Pero el Thema tuvo un escaso reconocimiento de forma merecida. Si te fijas, a nadie se le ocurre ligar un motor Ferrari a una tracción delantera, a parte, he visto pruebas de aceleración, y sinceramente deja mucho que desear para lo que uno espera viniendo de Ferrari. El exterior no tiene nada deportivo, no destaca en nada, salvo por los emblemas de la versión y el alerón trasero eléctrico, que poco aportaba. Ni siquiera se molestaron en darle un color especial, algo que realmente lo hiciera destacar. Son muchos fallos juntos.

        Sin duda me quedo con el Audi RS2, que a dia de hoy sigue siendo un señor coche en estética, prestaciones y acabados. Pero si tuviera que irme a algo mas raro y exclusivo, sin duda el Lotus Omega.

        • Jacobo87

          Estoy de acuerdo; era un coche con multitud de imperfecciones, como todos los italianos cuando aún tenían carácter, pero aún con todo eso, eran coches con alma. El 8:32 era un cóctel extraño, que no debía funciona sobre el papel, y de hecho no lo hacía, pero de alguna manera, sí transmitía algo especial. Algo similar al 147 GTA hace 10 años: era caro, tenía problemas para transmitir la potencia de su V6 al suelo con las ruedas delanteras y había muchas opciones mejores y más baratas pero ese 3,2 litros con sus componentes a la vista y su melodía celestial, o esos asientos Momo de cuero bicolor te conquistaban.

          Seguramnente no es lógico, y cualquiera se decidiría por una opción más racional, barata y fiable que el Thema, pero un coche italiano de los de antes se escoge guiado por la pasión, y luego se sufre durante unos años, hasta volver a cometer el mismo error otra vez.

          Saludos!

          • X 2.0

            Si, si que el motor de estos coches es tentador, no se discute, yo oigo el nombre de Ferrari y me vuelvo loco, pero luego analizándolo fríamente…. como que no los veo rentables.

            Italianos que merezcan la pena, pues tengo varios Alfas en mente, que me gustan mucho, pero que sean deportivos y merecedores de compra, el 156 GTA y el GTV con el 3.2 V6. Estos me parecen bastante mas razonables y coherentes.

  • IronMetal

    Era un cochazo

  • Mike Gonzalez

    ojala Renault se atreviese a hacer un Talisman RS…

    • X 2.0

      Sinceramente, sería otro fracaso. Pues el diseño del Talismán le pega poco lo de ser deportivo. Opiniones estéticas a parte, es un coche que se está vendiendo muy mal.

      Sinceramente yo si fuera directivo de Renault me olvidaría por completo de las aventuras “Premium´´ y me enfocaba mas en mejorar los modelos mas comunes, y seguir haciendo mas y mejores versiones deportivas, que es lo que realmente hacen y venden muy bien.

      • ADN

        Renault necesita una marca premium, algo como lo que está haciendo Citroën con DS, o lo ya logrado con Toyota-Lexus, Honda-Acura o Nissan-Infiniti.
        Mientras sus coches premium sigan teniendo un rombo al frente seguirán siendo un fracaso.

        • X 2.0

          Si se lo van a tomar a chiste como hace Citroën como los DS, prefiero que no hagan nada y se centren en sus productos estrella y deportivos.
          Si te fijas, mira la pila de años que han presentado en forma de concept cars, propuestas de carácter deportivo que ha muchos han gustado. Con todo el dinero que han mal gastado en intentar ofrecer un producto “premium´´ a lo largo de tres generaciones (Safrane, Vel Satis, Talismán) perfectamente podían haber gastado el dinero en crear y ofrecer una línea de deportivos tipo Alpine con el sello de Renault Sport.

          • ADN

            Cierto, a DS solo el DS3 les ha funcionado. Hyundai ya ha decidido deslindar Genesis de su la marca/gama generalista. Pero Renault sigue jugando, en la lista te faltó el Avantime, otro intento premium que naufragó en el fracaso.

          • X 2.0

            Si jeje, aún me acuerdo del Avantime. El mayor atractivo que el Avantime y el Vel Satis tienen, es que como son muy conceptuales, nunca se pasan de moda.

  • ADN

    Que mal, pero la historia nos ha dicho que las marcas generalistas dificilmente triunfan al aventurarse al segmento premium. Renault pudo lograr mucho con ese tren motriz dentro de una berlina menos lujosa y por que no, con aerodinámica y estilo más macarra.
    Generalista+ deportivo pueden funcionar, generalista+premium no.

  • Leonmafioso

    Es una pena ver que un vehículo que a mi parecer tiene todo para ser Premium no haya triunfado. Aún así todavía sigo pensando que en automóvil francés volvió demasiado rápido a la cordura.

  • Majo Busa

    bien equipado, motor potente y se vendieron pocas unidades, vale, es un rara avis. Pero de ahí a decir que es aún más exclusivo y especial que un F40… son ganas de crear polémica y creo que tira por tierra el resto del artículo.

  • rauccete

    Ya desde entonces existía el postureo… Elegir un coche solo porque tenía la estrella o la hélice delante aunque les pudiera superar en prestaciones y equipamiento….

    • X 2.0

      A lo mejor querían un diseño y calidades mejores. El Safrane no tiene uno de esos diseños premium que puedan considerarse atemporales, tampoco una estética diferenciada con algún tipo de caracter deportivo y el interior, basta con ver el salpicadero y volante para saber que uno no deja de estar ante un Renault. El coche no está mal, pero no deja de ser un Laguna grandecito y sin gracia mas allá del conjunto mecanico.

      Como dicen mas arriba, quizá con el sello de Williams y con una estética mas trabajada, se podía haber visto de otra forma.

  • Edu1916v

    ¿ Que el Safrane rozaba lo premium?. En la versión “Baccara”, la única ofrecida en España para el Biturbo llevaba entre muchas otras cosas todo el interior de cuero, y un porta-trajes del mismo material en el maletero, reglajes eléctricos en los asientos, climatizador automático, suspensión adaptativa, tracción total, luna delantera con desempañado, cristales más gruesos para insonorización del habitáculo… ¿Que le faltaba para ser premium, ser alemán?.
    En cuánto al diseño, en vivo impresiona bastante más que en foto, y se nota al primer golpe de vista que es un maquinón.
    Por cierto, el Renault 25 Turbo alcanzabó los 205 cv.

    • Jose

      Ya sabemos que un coche por bueno que sea si no lleva la estrellita o unos aros en el capó no se valora como toca.

  • Ferrari50

    Por mucho que lo pintes no deja de ser un Renault, y por ese pastón seguirás teniendo un Renault porque esos experimentos nunca funcionan.