Actualizado 12:53
Cepsa Altas Prestaciones

Mario Herraiz 30 años de deportivos conceptuales con acento francés Del Peugeot Quasar al RCZ R

Cuando pensamos en deportividad y Peugeot inevitablemente pensamos en el Peugeot 205 del Grupo B, no podemos evitar que aparezca por nuestra mente una nube de polvo y el Peugeot 406 T16 ascendiendo el Pikes Peak con Ari Vatanen al volante, puede que pensemos también en el Peugeot 206 WRC, en el Peugeot 908 HDi de Le Mans o yendo a los modelos “de calle” puede que se pase por nuestra cabeza el mítico Peugeot 205 GTI y sucesores o incluso el Peugeot RCZ R como máxima expresión actual del lado deportivo de Peugeot, pero más allá de esta amalgama de modelos de competición y versiones deportivas de calle Peugeot ha sabido hacer buena gala de sus capacidades deportivas, de desarrollo y diseño asociado a prestaciones en sus modelos conceptuales.

Nos detenemos hoy en algunos de los deportivos conceptuales con los que Peugeot amenizó los salones del automóvil de los años 80 de la mano del Peugeot Quasar, del Peugeot Próxima y del Peugeot Oxia, los 3 un perfecto ejemplo de diseño ochentero, del futuro bajo la óptica de esta década.

Pasamos también por la década del 2000 con el Peugeot RC Concept y damos el salto hasta los cercanos 2010 y 2013 con el Peugeot EX1 y el Peugeot Onyx para en definitiva zambullirnos por algunos de los modelos conceptuales deportivos más representativos de la marca del león, culminando con un perfecto ejemplo de como un modelo conceptual pasa de los salones del automóvil a las calles, el Peugeot RCZ y como además este se convierte en el coche de producción más potente de la marca.

Peugeot Quasar: 600 caballos de tecnología ochentera

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Junto al Proxima y al Oxia, el Peugeot Quasar conforma un trío de auténticas bellezas ochenteras, representando a la perfección el canon estético de belleza futurista del que poco o nada terminó plasmado en las calles.

Con el Salón de París de 1984 como escenario, fórmula habitual en los concept de la marca, el Peugeot Quasar destacaba por su futurista estampa.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Su parrilla laminada quedaba acompañada por ópticas de diseño alargado en disposición horizontal, destacando su techo en buruja, sus puertas de apertura vertical o el integrado alerón posterior, dejando entre este y la cabina una “bañera” dispuesta a acoger la mecánica de este concept, al descubierto.

Pero si futurista era su estampa exterior, su interior quedaba a la altura de “Tron”. Una enorme instrumentación totalmente digital de colores amarillo y naranja contrastando con el fondo azul, un sistema de navegación (recordemos que estamos en 1984 y que el primer GPS digital de producción no llegaría hasta los 90), un sistema de sonido firmado por Clarion y todo ello en una atmósfera roja a mitad de camino entre un lujo futurista más propio del cine y un coche deportivo.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Mecánicamente nos encontramos con un interesante conjunto con una arquitectura heredada del Peugeot 205 T16, contando con suspensiones de doble horquilla y un sistema de tracción total con diferencial central. Su bloque, en disposición central,era un 4 cilindros de 1.6 litros doble turbo con una potencia de 597 caballos.

Sobre las llantas de 16 pulgadas en diseño de turbina el Quasar montaba neumáticos Michelin.

Peugeot Proxima: el futuro según los franceses

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Del trío de deportivos conceptuales de Peugeot de los años 80 el Peugeot Proxima es sin duda el más futurista, digno de la imaginación de cualquier niño de la época tras una sobredosis de 8bits. Fue presentado 2 años después del Quasar en el Salón de París cuando Peugeot ya contaba bajo el brazo con los dos títulos del mundial de rallyes de la mano del Peugeot 205 T16.

El diseño del Proxima quedaba articulado alrededor de un techo abovedado de policarbonato en un conjunto, desarrollado en fibra de carbono en el que nos encontramos por un lado con un frontal de diseño sencillo y líneas limpias y una zaga que recurría a unas ruedas traseras parcialmente carenadas al tiempo que dejaba parte de su lateral, la zona situada entre el motor y la cabina, al aire. En su zaga nos encontramos con una dotación de paneles solares encargado de suministrar parte de la energía a su habitáculo, igual que nos encontraríamos más adelante en el Peugeot Oxia, aunque en este caso situados al frente.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Con un interior de 4 plazas el habitáculo del Peugeot Proxima volvía a recaer en ese aire futurista que nos habíamos encontrado ya en el Quasar, recurriendo de nuevo a un acabado rojo. El techo es practicable para poder acceder a su interior y sin duda debemos destacar en este la distribución en cubículos, recurriendo de nuevo a un conjunto completamente digital.

No faltaba tampoco la navegación por satélite, pero sin duda destaca el sistema de cámaras exterior, con 5 cámaras, capaz de ofrecernos una visión perimetral del coche… algo que hoy en día nos encontramos ya en producción

Mecánicamente el Peugeot Proxima contaba con un bloque gasolina V6 biturbo de 2.8 litros con una potencia de 601 caballos y 608 Nm de par, distribuyéndose la potencia a través de un sistema de tracción total inteligente.

Peugeot Oxia: un concept más lógico que el Quasar y Proxima… dentro de los límites que le podemos pedir a un concept de los 80

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Siguiendo la ceremonia de deportivos futuristas conceptuales, con el Salón de parís de 1988 como escenario (recordemos que el Salón de París se alterna con el Salón de Frankfurt y se celebra en septiembre), Peugeot presentaba al Oxia como última reinterpretación de esta línea de diseño.

Se mantenía la parrilla con diseño laminar y las ópticas de diseño horizontal, dejando entrever la cara de un Peugeot 405. Destacaba su cristal delantero de diseño hexagonal, contando en líneas generales con un aspecto más refinado que el del Quasar y menos futurista que el Proxima abundando las superficies lisas y recurriendo a un acabado redondeado para sus aristas.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

En su interior, en lugar de las propuestas futuristas del Quasar y el Proxima, recurriendo a un aspecto más sencillo y formas y a acabados más “normales”, no faltaba una dotación tecnológica de la mano de un teléfono y un ordenador con información sobre la navegación e incluso una base de datos con alojamientos y horarios del transporte público, en lo que podemos considerar como una versión previa a los actuales sistemas de infoentretenimiento.

El toque deportivo llegaba de la mano de unos backets con arneses de 5 puntos, pero en líneas generales el acabado se había normalizado y había perdido espectacularidad respecto al Proxima y Quasar.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Para su mecánica el Peugeo Oxia recurría a un bloque V6 de 2.8 litros en disposición central, recurriendo de nuevo a una doble sobrealimentación.

Su potencia era de 680 caballos con un par de 730 Nm entregados a las 4 ruedas para un peso de menos de 1.400 kg. Michelin era de nuevo el suministrador de neumáticos para este modelo conceptual que recurría a unas llantas de 17 pulgadas con un diseño de 5 radios anchos y acabado negro. Como curiosidad, el Oxia contaba con sensores de temperatura y presión para los neumáticos, al igual que el Proxima.

Peugeot RC una misma denominación para 3 visiones conceptuales muy diferentes

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Bajo la denominación de Peugeot RC Concept la firma francesa nos presentó en 2002 una curiosa propuesta de deportivo ligero desarrollado sobre un chasis monocasco en fibra de carbono que lucía un frontal de diseño parejo al del 206, contando con una configuración biplaza y una caída del techo con pilares descubiertos.

Su mecánica quedaba en manos de un motor de 4 cilindros en línea y 2 litros de cubicaje, con una potencia de 170 caballos entregados a las ruedas traseras desde el mismo eje posterior, ya que el motor se ubicaba de manera transversal sobre el propio eje.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

El RC se empleó también en la denominación del Peugeot 908 RC Concept y en el Peugeot RC Concept HyMotion, presentados en 2006 y 2008 respectivamente y en ambos casos acudiendo a la idea de una berlina de corte deportivo, en ambos casos incidiendo en una caída del techo de tipo coupé pero manteniendo las dos parejas de puertas ¿tanteaba entonces Peugeot la posibilidad de una gran berlina con una filosofía de diseño próxima a la del Mercedes CLS?

En el caso del Peugeot 908 RC se recurría a un motor V12 HDi de 3.3 litros desarrollando una potencia de 700 caballos para mover 1.800 kg de lujo repartidos en 5.12 metros de largo. Para sus neumáticos, recurría a unos Michelin Pilot Sport PS2 sobre llantas de 20 pulgadas en el eje delantero y 21 pulgadas en el tren trasero.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

El Peugeot RC HyMotion nos ofrecía en cambio una potencia total más modesta, llegando a los 313 caballos en un conjunto conformado por un motor turbo gasolina de 1.6 litros y 218 caballos al tren delantero y 95 caballos al tren posterior, consiguiendo así no sólo un sistema híbrido, sino también una tracción total que a día de hoy nos encontramos presente en los híbridos Hybrid4 de PSA.

Peugeot EX1 y Onyx: los últimos deportivos conceptuales

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Dejando atrás tiempos pasados y adentrándonos en el periodo actual de la marca, en el actual lenguaje de diseño perfectamente representado en las calles por el Peugeot 208 y el Peugeot 308, nos encontramos con el Peugeot EX1 y el Onyx, ambos representando corrientes muy diferentes del lado más deportivo de la marca.

Presentado en el Salón de París de 2010, Peugeot nos mostraba con el EX1 una peculiar barqueta que arrojaba en báscula sólo 750 kg. Un diseño estrecho, con un frontal presidido por una parrilla que nos encontramos hoy representada en los modelos de producción y tecnología y tecnología eléctrica bajo su peculiar y futurista carrocería.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Capaz de marcar un 0 a 100 km/h en 3.58 segundos, con una velocidad máxima de 260 km/h a la que llegaba en sólo 6.6 segundos, el Peugeot EX1 contaba con un sistema de tracción total conformado por dos conjuntos eléctricos con una potencia total de 340 caballos y un par de 240 Nm, contando además con una autonomía de 450 km. Su diseño nos recordaba innevitablemente el Peugeot Asphalte de 1996, bien merecedor también de estar en este homenaje a los Peugeot conceptuales deportivos.

El EX1 además marcó el récord para un coche eléctrico en Nürburgring con un tiempo de 9 minutos y 1 segundos.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Jugando en casa de nuevo, en el Salón de París de 2012, Peugeot nos presentó un espectacular deportivo conceptual encargado de heredar el espíritu de aquellos deportivos conceptuales de los años 80. Un semblante elegante y futurista para el que Peugeot recurría a un maridaje de materiales bastante peculiar, quedando la carrocería conformada por fibra de carbono y cobre y un habitáculo realizado en fieltro, en una sola pieza, sin divisiones, sin asientos, acompañado todo ello por un salpicadero hecho con periódicos reciclados y prensado.

Más allá de su peculiar unión de materiales y de su atractivo estético, el Peugeot Onyx hacía gala de una mecánica híbrida en la que quedaban unidos un motor diésel V8 3.7 HDi de 600 caballos y un motor eléctrico de 80 caballos para un conjunto de sólo 1.100 kg.

Peugeot RCZ, de ser un concept a convertirse en el Peugeot de producción más potente

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

En 2007 Peugeot se adentraba en el segmento de los coupés puros, dejando a un lado derivados como el precioso Peugeot 406 coupé o el Peugeot 407 coupé, con un modelo conceptual denominado RCZ que más tarde, en 2010, llegaría a producción sin apenas cambios, habiendo pasado en el proceso por un cambio de denominación que nos llevó a llamarle Peugeot 308 RC Z para volver a la denominación definitiva de RCZ.

De la conceptualidad a la producción sin cambios, conservando detalles como el peculiar marco lateral de sus ventanas y su techo de doble burbuja, y de su presentación como modelo definitivo en 2010 a un lavado de cara que llegaba en 2013 de la mano además de un Peuggeot RCZ R que presentado en el Festival de la velocidad de Goodwood de 2013 se convertía con 270 caballos en el Peugeot de producción más potente.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Ficha técnica
  • Motor gasolina, 4 cilindros 1.6 turbo
  • Potencia 270 cv
  • Par máximo 330 Nm
  • 0-100kmh 5.9 seg
  • Velocidad máxima 250 km/h km/h
  • Peso 1.280 kg

[ap_michelin centrado=no]


Suscríbete a
Altas
Prestaciones
Recibirás cada sábado en tu correo el artículo de Diariomotor Altas Prestaciones

Una estética definida principalmente por su alerón fijo posterior y su difusor con la doble salida de escape, además de pequeños detalles como los cambios de la parrilla frontal, y cambios en el acabado de su interior, cargado en esta versión de costuras en rojo, además de una pareja de asientos deportivos en alcántara, pero sin duda la clave del RCZ R llega, además de la potencia específica lograda, de la mano de la puesta a punto de Peugeot Sport.

Al frente, bajo su capó, el Peugeot RCS R cuenta con un motor de 4 cilindros y 1.6 litros sobrealimentado, entregando una potencia de 270 caballos a las ruedas delanteras, con una evolución de su motor firmada por la división deportiva de Peugeot con elementos como unos nuevos colectores, un nuevo sistema de refrigeración, nuevos pistones o un nuevo sistema de turbo Twin Scroll.

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés

Además del extra de potencia Peugeot Sport se ha encargado de la puesta a punto con unos nuevos reglajes para la suspensión, nuevas barras de torsión, frenos mejorados en diámetro y refrigeración y todo ello acompañado por un diferencial mecánico Torsen y unos neumáticos Goodyear Eagle F1 Asymmetric específicos con unas medidas de 235/40 R19.

¿Le arrebatará un posible Peugeot 308 R de producción el título de Peugeot de producción más potente?

Del Peugeot Quasar al RCZ R: 3 décadas de deportivos conceptuales con acento francés