Vídeo: ¿Qué sucede cuando se estrellan dos monovolúmenes, uno viejo y otro nuevo?

 |  @davidvillarreal  | 

¿De verdad sigues pensando que los coches antiguos eran más duros que los modernos? Hace poco os preparábamos un artículo al respecto, centrando la atención en las mejoras de la seguridad activa y pasiva de los automóviles, un tema que personalmente me encanta. Aparente rigidez de la carrocería y robustez a menudo se confunde con seguridad, un error si tenemos en cuenta que, por incoherente que parezca, que tu coche se deforme dramáticamente al sufrir una colisión salva vidas (ver artículo: la arruga es bella). Este vídeo, producido por Fifth Gear, nos recuerda la importancia de los sistemas de seguridad desarrollados en los últimos años a la hora de salvar vidas, con un ejemplo muy socorrido de un choque entre dos generaciones de Renault Espace.

Apenas diez años separan a ambos monovolúmenes. Los diez años en los que probablemente más haya avanzado la seguridad de los automóviles.

Fifth Gear escogió, por un lado, un Renault Espace de segunda generación. Un gran monovolumen fabricado en los años noventa, convertido en uno de los grandes iconos de Renault, y uno de los mejores ejemplos del concepto de vehículo familiar en Europa, donde hasta aquellos años no existía una verdadera tradición de grandes monovolúmenes, o mini-van, que es como se conocen al otro lado del Atlántico.

Por otro lado tenemos un nuevo Renault Espace. Ciertamente nuevo en los años en que se produjo este vídeo. Un Renault Espace de cuarta generación producido desde el año 2002 hasta hace dos años. Recordemos que el Espace fue completamente renovado, con una quinta generación, con una línea más crossover, el año pasado.

El impacto se ha producido a 35 mph, unos 56 km/h. Recordemos que EuroNCAP realiza sus test de impacto frontal a 64 km/h. En el impacto también ha existido un determinado grado de solapamiento (más información en:
Estados Unidos estampa monovolúmenes y nos muestra por qué los crash test necesitan constante evolución
). Si nos fijamos en el vídeo veremos que sendos coches no están perfectamente alineados sobre una línea imaginaria transversal al chocar, sino que solo entra en contacto una parte del frontal de ambos coches, que coincide con el área del conductor. Esta prueba se realizó en Reino Unido, con lo cual es comprensible que el área afectada de ambos coches sea el derecho, el que normalmente saldría más afectado en una colisión frontal entre dos coches en una vía sin desdoblar.

No hay más que ver el vídeo para constatar la gravedad de los daños en el vehículo más antiguo, que a menudo hubieran sido incompatibles con la vida. La lista de destrozos apreciado en el Espace II de esta prueba de colisión es innumerable. Más allá del destrozo de la carrocería vemos daños estructurales graves, piezas que se han introducido en el habitáculo, elementos que han atrapado a los ocupantes (en el vídeo comentan que su extracción podría conllevar hasta 40 minutos, en el caso de que hubieran sobrevivido a las graves heridas). El Espace IV, por otro lado, aparentemente no ha sufrido daños de gravedad. Lo cual no deja de ser llamativo, especialmente si tenemos en cuenta que es un gran monovolumen que fue desarrollado hace más de tres lustros…

Fuente: Fifth Gear
En Diariomotor:

Lee a continuación: Sonata contra Sonata: ¿Qué es mejor, un Hyundai Sonata fabricado en USA, o en Corea?

  • Espace

    No saltan los airbag de la Espace IV. No me extraña, son pura basura.

  • Oliver

    La ya anteúltima generación de la Espace (que protagoniza este vídeo) obtuvo en su día el efímero (enseguida sale otro coche al mercado que va superando a los anteriores) título de coche más seguro del EuroNcap. A saber cómo harían la prueba éstos de Fifth gear, que ya se ve que son pruebas un tanto amateur.