Lotus Exige Sport 240

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

Primero fue el Exige, luego el Exige S y ahora el Exige Sport 240. Lotus le saca partido a su gran coupé con esta nueva edición que será presentada en el próximo Sydney Show y en la que se puede apreciar un pequeño toque de distinción en los acabados y un poquito más de potencia.

El nuevo propulsor le regala al Exige Sport una potencia de final de 240 Cv. Se trata de una versión del motor de Toyota, el 1.8 VVTL-i, que equipado con un turbo desarrolla la potencia anteriomente citada y un par de 230 Nm. Es decir, 20 Cv y 15 Nm de par máximo más comparado con el Exige S. Con un peso muy ligero, el propulsor anterior y equipado con el limitador de par en el diferencial y con el ajuste de control de tracción, exclusivo de esta versión Sport 240, resulta muy fácil alcanzar los 100 km/h en sólo 4.2 segundos.

Los complementos visuales se encuentran en las nuevas llantas de aleación OZ, la pintura metalizada Blaze Orange, las pegatinas exclusivas exteriores y los múltiples detalles interiores, entre los que destacan las costuras de la funda del pomo de cambios o las que adornan, a juego con el tema exterior, los asientos deportivos.

El precio de esta joya será de aproximadamente 91.700 €. Más imágenes del Lotus Exige Sport 240:

Vía: carscoop

En Diariomotor: Lotus Exige S, ahora con turbo, Lotus Exige GT3, primeras imágenes, Lotus Exige, el coche con motor de etanol más rápido del mundo

Lee a continuación: Lotus Exige GT3, primeras imágenes

El Lotus Exige es un tratado de filosofía deportiva para puristas y el máximo exponente del planteamiento deportivo de la marca. Ligereza llevada al límite y sencillez son sus armas para convertirse en uno de los coches más ligeros y más divertidos del mercado, sin necesidad de una potencia descomunal. Es un coche bastante extremo.

Ver todos los comentarios 8

El Lotus Exige es un tratado de filosofía deportiva para puristas y el máximo exponente del planteamiento deportivo de la marca. Ligereza llevada al límite y sencillez son sus armas para convertirse en uno de los coches más ligeros y más divertidos del mercado, sin necesidad de una potencia descomunal. Es un coche bastante extremo.