El Tata Nano se encuentra con obstáculos: con la crisis económica y con los agricultores indios

 |  @omiguel  | 

A pesar de lo posible “sensacionalista” del titular, el asunto viene más bien de los problemas de industrialización en la India y de los que se está encontrando Tata Motors en el camino para desarrollar este vehículo tan barato y competitivo. La producción del Nano se ha visto retrasada por desastres naturales como las últimas inundaciones y podría verse afectada además por las recientes protestas de los campesinos aledaños a la fábrica de Tata en la capital de Bengala Occidental, Kolhata.

El desacuerdo de estos agricultores han terminado en manifestaciones delante de la propia fábrica, protestando por las expropiaciones que han realizado en sus tierras para realizar el completo industrial, deshaciendo sus tierras e impidiendo la plantación de cultivos. Es factible que estas revueltas terminen sin mayores consecuencias, aunque de momento el proyecto de desarollo del Nano se ha disparado hasta los 312 millones de euros que harán más complicado la comercialización “competitiva” del mini.

El estado de las ventas de automóviles en la India también está perjudicando a Tata, puesto que el alza de precios del petróleo y de las financiaciones ha rebajado considerablemente las cifras. Tampoco ayuda, de momento, la compra de Jaguar y Land Rover al grupo Ford hace unos meses. Situación complicada pues a la que se enfrenta el gigante indio, de la que le está costando levantar cabeza desde el año 2005.

La previsión inicial era de fabricar las primeras unidades en estos meses de Julio y Agosto para lanzar al mercado el modelo en el mes de Octubre, siguiendo supuestamente enmarcado dentro del “coche más barato del mundo”. Quizás estos últimos contratiempos obliguen al grupo Indio a modificar su calendario o, en peor caso, aumentar el coste del vehículo.

Vía: elmundomotor

En Diariomotor: Fotos del Tata de 1.700 euros, el coche más barato del mundo

Lee a continuación: Fotos del Tata de 1.700 euros, el coche más barato del mundo