Los 15 vehículos para batir récords de velocidad más llamativos

 |  @omiguel  | 

A lo largo de la historia el ser humano ha intentado superarse a sí mismo, investigando desde cómo facilitar la vida hasta la automatización de las tares de producción. La conquista del aire y la mejora del transporte a largas distancias son algunos de los puntos en los que el hombre ha trabajado para demostrar lo que es capaz de hacer.

La velocidad en el transporte por tierra no tenía que ser menos. A principios del siglo pasado se vivió un despunte en la manera en la que los humanos concebían en transporte por tierra. La necesidad agudiza el ingenio y hechos históricos como las guerras sirvieron de base para experimentos que supusieron, años más tarde, diferentes récords sobre los oportunos automóviles. Durante este tiempo, el hombre ha investigado además cómo conseguir trasladarse a mayor velocidad por la tierra.

En Oobject han realizado una recopilación de 15 vehículos creados para rodar lo más rápido sin despegarse del suelo. Algunos llegaron a marcar récords y otros quedaron relegados en el olvido. Pero todos formaron parte de la historia, contando por debajo con horas de quebraderos de cabeza, desafíos para los investigadores y muchos recursos invertidos. Entre los muchos existentes, éstos podrían por los 15 vehículos para batir récords de velocidad más llamativos.

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El Mercedes-Benz T80 fue una auténtica creación de competición del año 1937 realizada por Ferdinand Porsche. El Proyecto T80 tuvo en la cabeza ideológica a Adolf Hitler, quien quería batir el récord de velocidad en tierra para Alemania.

La aerodinámica pura era la base exterior del T80, con un coeficiente de resistencia al aire de 0.18, y un motor derivado de avión formaba su corazón. 12 cilindros en forma de uve y una cilindrada de 44.5 litros que conseguían aportar una potencia de 3.000 CV. Su carburante era una mezcla de alcohol, etanol y acetona entre otros muchos ingredientes. La velocidad máxima estimada era de 750 km/h.

Más información: Mercedes-Benz T80

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Bluebird-Proteus CN7 era el nombre de otro “avión de tierra”, creado en 1962. Estructuralmente era prácticamente como un aeroplano, contando con una prominente cola y unos abultados pasos de rueda. Se completó el modelo original en el año 1960, equipado con una turbina que proporcionaba 4.450 CV.

La idea de Campbell, el creador de la idea, era la de alcanzar los 810 km/h. Después de diferentes pruebas, con accidente incluido, alcanzo en el año 1964 una velocidad máxima de 710 km/h con una media de 690 km/h.

Más información: Bluebird CN7

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El British Steam Car Challenge fue una auténtica joya de la década de 1900 que ofreció al mundo las capacidades que el vapor podría aportar, desbancando el excesivo gasto de gasolina e incluso superando a los eléctricos de la época.

Su carrocería tubular de un sólo frame, sus 5.25 metros de largo y su aerodinámica equilibrada, con 0.20 de coeficiente de resistencia, escondían un sistema de propulsión a vapor. Un turbina de dos etapas proporcionaba 325 CV de potencia a las ruedas traseras con una relación de transmisión de 5:1. Contaba con frenos de disco y paracaídas para frenar. La velocidad máxima que alcanzaba era de 320 km/h.

Más información: SteamCar

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El vehículo que rompió la barrera del sonido en tierra fue el Thrust SCC (Super Sonic Car) en el año 1997. Probablemente el que más formato de avión tenía, medía 16.5 metros de largo y pesaba cerca de las 11 toneladas de peso.

Estaba equipado con dos reactores. Estaban fabricados por Rolls-Royce y producían un par máximo de 67.750 Nm, con una potencia cercana a los 110.000 CV.

Alcanzó el récord en el desierto con una velocidad punta de 1.233 km/h, superando la barrera del sonido entre innumerables medidas de seguridad dado el riesgo de la prueba.

Más información: Thrust SSC

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Aunque no es su nombre original, el Mollino Land Speed Record Car fue una creación de Carlo Mollino, especialista italiano de automoción en los años 50 del siglo pasado. Su creación está expuesta todavía en la ciudad de Turin en Italia y, desgraciadamente, se sabe poco de él.

Se desconoce totalmente la mecánica que pudo haber llevado. El dato más relevante conocido es el de que se inspiró en el Railton-Mobil, que en en el 1947 alcanzó los 634 km/h.

Más información: Carlo Mollino | Velocetoday

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El Irving-Napier Golden Arrow no sólo es famoso por su afilada estructura y su color dorado sino por pasar a la historia ofreciendo su propio récord de velocidad. Diseño de J.S. Irving y motor Napier, un W12 tomado de la mecánica aeronáutica que ofrecía 930 CV de potencia.

Hengry Segrave fue el encargado de realizar las pruebas. Anteriormente había corrido con el Sunbeam 1000, un prototipo anterior de 1000 CV. La potencia no lo es todo y el Golden Arrow resultó un trabajo más fluido. Después de diversos intentos, el día 1 de marzo de 1929 batía del récord de velocidad sobre tierra en Daytona Beah: 372.1 km/h.

Después de este récord el Golden Arrow no volvió a “probar” altas velocidades y Segrave se dedicó a otros menesteres, como los récords de velocidad sobre agua.

Más información: Irving-Napier Golden Arrow

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

La tecnología rusa de la década de los 60 no era precisamente antigua. Así lo atestigua el Pioneer 2M soviético, una “bala” con una estructura construida en aluminio y con llantas de manganeso. La propulsión corrió a carga de dos turbinas de gas que imprimían 68 CV a 50.000 rpm con un par altísimo.

El encargado de marcar un hito en la historia con este vehículo ruso fue el ingeniero J. Tihomirov, quien en el año 1963 alcanzó una velocidad de 311.4 km/h. Con ello marcaba uno de los récords más altos y se convertía en el hombre más rápido sobre tierra de toda la Unión Soviética.

Más información: Pioneer 2M

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

16.7 metros de largo y 200.000 CV son sólo algunos de los parámetros del Aussie Invader Rocket. Esta creación australiana prácticamente no tiene nada que envidiar a cualquier caza militar y sus resultados así lo atestiguan: en 1997 el ideologo y conductor del invento, Rosco McGlashan, alcanzó los 1.033 km/h y se convirtió, lógicamente, en el hombre más rápido de Australia.

Con toda seguridad, los motores que impulsan al Invader Rocket provienen de la tecnología aeroespacial. Se sabe que utilizan una mezcla de goma sintética inerte y óxito nitroso como oxidador.

En la siguiente iteración, McGlashan intentará alcanzar los 1.609 km/h.

Más información: Aussie Invader

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Piaggio & Co, S.p.A desarrolló en el año 1951 la denominada Vespa Siluro, también conocida como la scooter más rápida del mundo (en su momento). Una creación que se asemeja a un extraño barco unipersonal y que recuerda a los transportes de algunas películas antiguas de James Bond.

Su récord de velocidad podrá parecer insulso en estos tiempos, pero en su momento supuso un gran avance al alcanzar en 1951 los 171 km/h. Quizás gane en importancia al conocer que el motor que sostenía esta scooter sólo tenía 125 cc de cilindrada. La aerodinámica fue el factor determinante a la hora de alcanzar este récord.

Más información: Vespa Siluro

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Con un aspecto menos aeronáutica pero sí aerodinámico llegamos al BMW H2R. La creación de la marca bávara data de 2004 y fue construido en tan solo 10 meses. Debajo de este aspecto tan metalizado se escondía la estructura de aluminio y de fibra de carbono, que pesaba unos 1.460 kg y ofrecía un coeficiente de resistencia de 0.21.

El motor era un V12 de 6 litros, basado en el motor del 760i. Se alimentaba por hidrógeno y producía 285 CV. Fue lanzado en diversas pruebas hasta altas velocidades, alcanzando su récord al batir los 302 km/h. Además de éste, batió otras marcas de aceleración o de menor tiempo al recorrer el cuarto de milla.

Más información: BMW H2R

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Su aspecto de platillo volante con ruedas le delata. El MG EX 181 se creó en el año 1957 y fue uno de los vehículos dentro de una saga de intentos para hacerse con el récord de velocidad. Finalmente, el que mayor éxito logró fue el EX-255 al superar más de 400 km/h. Sin embargo, el EX 181 permanece como uno de los más sobresaliente en la lista por varios motivos.

Su motor era un doble turbo de 1.5 litros de cilindrada y mezclaba metanol, nitrobenzeno y otros elementos para producir 290 CV de salida. Alcanzó en los 395.3 km/h con la colaboración de Stirling Moss, el gran piloto de carreras inglés.

Más información: MG EX 181

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El North American Eagle Jet ya ha pasado por Diariomotor, destacando por ser un auténtico avión sin alas con 42.500 CV repartidos entre sus dos reactores. Potencia más que suficiente para elevarse hasta los 1.233 km/h, su actual récord de velocidad sobre tierra.

Sus constructores planean atacar la cifra psicológica de los 1.300 km/h, que visto de forma fría es menos sugestivo que los 1.600 km/h que se planea alcanzar con el Invader Rocket.

Más información: North American Eagle Jet

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El siguiente “ovni” es el Railton Mobil Special esconde bajo su curvado diseño una plusmarca muy interesante: 634 km/h. Unos motores prácticamente iguales a los del Golden Arrow debían mover los 7 metros de longitud y las 3 toneladas que pesaba el Mobil Special. La característica sin duda más atrevida para la época era la transmisión.

Dado que las transmisiones convencionales no aguantarían semejante “tirón”, decidió trasladar la potenciada de cada uno de los dos motores a las ruedas de un solo lado, formando una tracción total diferente.

Más información: Railton Mobil Special

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

Opel RAK 2 es el nombre de un vehículo que combinaba el estilo de los característicos coches de carreras clásicos con una llamativa terminación trasera. Ello se debía a los 24 micro-cohetes que lo propulsaban. Desde luego también llamaba la atención por su ligereza, pesando únicamente 120 kg.

De ello se sirvió para el 3 de mayo de 1928 el magnate Fritz von Opel alcanzara los 238 km/h, durante la prueba realizada en el circuito AVUS de Berlin ante la mirada atónita de 3.000 invitados al evento.

Más información: Opel RAK 2 | youtube

Los 15 vehículos de récords de velocidad más llamativos

El Thunderbolt Car fue creado en 1937 por el capitán George Eyston, formado por una estructura tomada de un avión de 10 metros y 8 ruedas para volar a alta velocidad. Se valía de dos motores Rolls Royce que producían 2.000 CV, muy necesarios para mover las 7 toneladas de peso del artefacto.

Nuevamente la aerodinámica y el gran par ejercicido por los propulsores lo que permitió al Thunderbolt alcanzar los 575.3 km/h.

Más información: George Eyston Thunderbolt

Como siempre, están abiertos los comentarios para que opinéis sobre esta lista.

Vía: oobject

Más información: Land Speed Record

Lee a continuación: Top 10 de coches bizarros

Ver todos los comentarios 17