LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

 |  @sergioalvarez88  | 

Coincidiendo con la inauguración del Salón del Automóvil de Los Angeles, desde hace cinco años se celebra anualmente un concurso de diseño, donde diseñadores de todo el mundo exponen su visión. La temática de diseño es escogida por la organización y éste año ha tocado sacar la bola de cristal y mirar hacia la competición del año 2025. ¿Qué tipo de coches competirán entonces? Nueve equipos de diseño pertenecientes a grandes fabricantes se han presentado a la cita.

Las propuestas incluyen desde lo relativamente convencional, los bólidos que competirían en el año 2025 en las LeMans Series (Audi R25) hasta un extravagante vehículo todoterreno con un total de 32 ruedas multidireccionales (Mitsubishi Motors MMR25). Todos los diseños presentados tienen un denominador común: emplean usan tecnologías respetuosas con el medioambiente, desde células de combustible hasta la propulsión eléctrica y son realmente espectaculares.

Mitsubishi Motors MMR25

Este espectacular vehículo multiterreno de videojuego me ha impactado. Se trata de visualizar el futuro de los rallies a través de un coche tan apto para circular por asfalto como por dunas o sobre hielo. Su principal característica es su sistema de propulsión. Donde estaría cada rueda de un coche normal tenemos agrupadas 8 ruedas cilíndricas multidireccionales y con tracción independiente.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

La versatilidad de este prototipo radicaría en su movilidad, es capaz de desplazarse de lado, hacia delante o hacia detrás y cuando encara una curva, lo hace con el morro apuntando a la salida, beneficiándose de un paso por curva espectacular sobre cualquier superficie. Sobra decir que dispondría de tracción integral a las 32 ruedas.

Mercedes Formula Zero

Esta especie de velero del asfalto formaría parte de la ecológica competición del futuro llamada Formula Zero. Con vehículos impulsados por energía eléctrica y solar el objetivo sería completar el mayor número de vueltas posibles con una carga eléctrica igual para todos los competidores, también se tendría en cuenta el tiempo por vuelta de los FZero.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

La pista por la que correrían los esbeltos vehículos sería transparente. Ello añadiría un interesante factor de espectacularidad a las carreras, permitiendo a los espectadores contemplarlas por ejemplo desde abajo. De diseño reminiscente a los actuales Mercedes, los coches son estilizados y muy bajos, con una aerodinámica excelente, lo que les permitiría altas velocidades.

Honda – The Great Race 2025

The Great Race es una competición intercontinental que fue ideada en 1908. Llevada al futuro, consistiría en dar una vuelta al mundo en un cierto margen de tiempo, lo que significa muy altas velocidades. En América la carrera transcurriría por carretera, en Europa por aire y en Asia sobre el agua. Sí, el vehículo diseñado por Honda es todo un transformer.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

Con la experiencia adquirida por Honda en la aeronáutica, náutica y automoción, se diseñaría un vehículo capaz de alterar su forma según el medio en que se mueve. Integrando la robótica y la alta tecnología en el vehículo se conseguiría la respuesta óptima en todo momento y el control sería sencillo, estando el conductor informado en todo momento.

Volkswagen Bio Runner

El Bio Runner competiría en las Baja 1000, unas competiciones todoterreno dominadas por potentes buggies. Combina la estabilidad de un coche con la agilidad de una moto, inclinándose en las curvas como lo haría la moto mediante un sistema de suspensión que imitaría la musculatura humana. Su manejo sería muy intuitivo: el piloto controlaría las cuatro ruedas y el centro de gravedad con sus piernas y brazos.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

El cockpit del piloto sería todo un centro de información e incluso dispondría de pequeños droides voladores de reconocimiento del terreno para competir con ventaja en situaciones de baja visibilidad o anticipar rutas alternativas y estrategias. Estaría propulsado por turbinas alimentadas por un biocombustible sintético, capaces de girar a 500.000 rpm y administrar de manera responsable todo el combustible disponible para la prueba: 38 litros.

Toyota Le Mans Racer

El piloto del Toyota está completamente aislado en su cabina cerrada, controlando la carrera mediante un sistema de realidad mientras surca la recta de Le Sarthe a 560 km/h. ¿El futuro de Le Mans? Puede, y es la visión personal de un equipo de diseñadores de Toyota. El Le Mans Racer estaría propulsado por una célula de combustible alimentada por hidrógeno, que sería producido a bordo mediante reacciones químicas electrificadas por un panel solar.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

La morfología de este bólido es variable, y tiene dos modos de funcionamiento. En el High Speed Mode las ruedas se pegan a la carrocería, reduciéndose su anchura y contando con un óptimo coeficiente aerodinámico, con el que alcanzaría los casi 600 km/h. En el Cornering Mode se ensancha el vehículo para una estabilidad y paso por curva que dejaría llorando tal a cualquier coche de la categoría LMP1 tal y como hoy la conocemos.

Mazda Kaan

Suponiéndo que las autopistas californianas tendrían en 2025 un sistema integrado para proveer directamente de electricidad a los coches del futuro, se desarrollarían carreras de coches eléctricos, las E1 Series. Los Mazda Kaan serían unos participantes más, de los equipos de 30 coches que competirían entre sí por la red de autopistas del soleado estado. Obtendrían su energía del asfalto a través de las ruedas y se agruparían en pelotones.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

Tal y como hacen los ciclistas, la eficiencia aerodinámica del conjunto es mayor cuanto mayor sea el grupo de coches. Ello significa altas velocidades para un coche que por sí solo ya tendría un rendimiento sensacional. Muchas ideas parecen sacadas de videojuegos pero lo cierto es que todas tienen una fundamentación muy lógica.

BMW Salt Flats Racer

Su aspecto es similar al de aquellos coches de los años 30 que competían en las planicies saladas de Boneville por el récord de velocidad, pero me temo que ahí terminan las similitudes. El Salt Flat Racer es la sostenibilidad hecha automóvil, en lugar de reciclar, emplea el concepto de reutilizar, estando su carrocería construida de elementos tan variopintos como bidones de aceite o planchas de acero pertenecientes a barbacoas.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

Si eso os parece chocante, el sistema para comprobar que las emisiones del vehículo no tienen ningún agente contaminante es…un pez de acuario. La teoría es que si nuestras emisiones superan ciertos niveles el pez moriría. La verdad es que se me ocurren mejores métodos, pero lo que no voy a discutir son sus innovadoras ruedas: compuestas de un gel de nylon son recauchutables y no contienen aire, pudiendo olvidarnos por completo de los pinchazos.

GM Chaparral Volt

Durante los años 60 y 70 Chaparral Cars diseño algunos de los prototipos de carreras más impactantes y eficaces, cuyo éxito fue sonado en competición. General Motors usaría dicha denominación combinada con la de Volt para crear un coche de carreras de tipo EREV, es decir un vehículo eléctrico de autonomía expandida por una célula de combustible. El Chaparral Volt usaría la fuerza de la Tierra, el Aire y el Fuego para vencer a sus competidores.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

El sentido terrenal de la Tierra hace referencia a una eficiente frenada regenerativa, que contribuiría junto al Fuego (una carrocería recubierta de una piel solar) a recargar sobre la marcha el paqete de baterías de este Volt. El Viento es evocado para poner en contexto las turbinas que refrigeran las células de combustible, además su funcionamiento es reversible, ayudando en la frenada regenerativa.

Audi R25

Finalmente los diseñadores del Audi R25 sostienen que Audi sólo mantendrá su hegemonía en Le Mans a través de una evolución constante. En 2025, dentro de 17 años, los circuitos de las Le Mans Series permitirían a los pilotos adelantar por techo o paredes mientras que los propulsores eléctricos de los vehículos participantes recargarían sus baterías en zonas electrificadas de recarga sin cables.

LA Design Challenge 2008: diseños para las carreras del futuro

El propulsor principal del R25 sería un eléctrico de 670 CV, pero también estaría complementado por un motor de combustión interna que emplearía biocombustible obtenido a partir de algas. Los espectadores de la competición podrían conectarse directamente a las cámaras HD situadas en los vehículos e incluso acceder a un sistema de realidad virtual en que sentirse como el piloto, circulando a casi 500 km/h por laberínticos circuitos.

De entre todos los diseños el jurado eligirá el mejor, ¿cuál es tu favorito?

LA Design Challenge 2008

Vía: motorpasion, worldcarfans (1 y 2), ladesignchallenge
Más información: ladesignchallenge
En Diariomotor: 4º Concurso de diseño de Peugeot, Concurso de diseño de Ferrari

Lee a continuación: Duelo de Alonso y Kubica “batiéndose” con karts, vídeo