comscore
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

4 MIN

Red Victor II, 2.200 CV homologados para las calles

Andy Frost es realmente afortunado. Está en posesión del coche de calle más rápido del mundo, un Vauxhall Victor de principios de los años 70 completamente modificado. Forst compró el coche en 1981 por sólamente 100 libras esterlinas, en aquella época era ya un coche desfasado y poco potente. De serie llevaba un motor 2.0 de cuatro cilindros y poco más de 100 CV de potencia. La preparación del Victor empezó como un hobby para este británico, especialista en transmisiones automáticas de profesión.

El motor de cuatro cilindros fue sustituido por un seis cilindros, posteriormente un 3.5 V8 de origen Rover, más tarde un small block V8 de Chevrolet y de aquí en adelante ya entramos en terrenos muy serios. Adquirió un ocho cilindros “Dart” Big M block de origen Chevrolet y especificaciones de drag racing, lo guarneció con óxido nitroso y le añadió un turbocompresor. De esta manera nacía el Red Victor I, que dió paso al Red Victor II cuando se le acoplaron dos turbocompresores Holset de 88 mm de diámetro.

La lista de modificaciones que ha sufrido el vehículo hasta llegar a su estado actual es simplemente apabullante, de serie apenas queda la forma original de la carrocería. En el habitáculo se han dejado sólo dos asientos – rodeados de una jaula antivuelo – y el equipamiento se reemplaza por una larga sucesión de diales y relojes para vigilar el estado mecánico de esta bestia. El capó es de fibra de vidrio y ha debido crecer en altura para que el motor cupiese, de cuatro puertas ha pasado a tener sólamente dos.

Aunque la carrocería sigue siendo original en gran parte de serie no llevaba neumáticos de drag racing, con un perfil gigantesco y una enorme anchura. Con la potencia que genera este monstruo se necesita mucha superficie de contacto con el suelo, los neumáticos se desinflan ligeramente para mayor agarre. He hablado mucho del coche, creo que ya es hora de pasar a los datos técnicos y credenciales en competición del Red Victor II. Dicho sea de paso, os pueden dejar con la boca abierta.

La potencia máxima es de 2.200 CV a 7.500 rpm y su par es demoledor, 2.600 Nm a 4.000 rpm. Con un peso de 1.542 kg es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 1.2 segundos, de 0 a 160 km/h en 2.5 segundos, de 0 a 240 km/h en 4.7 segundos y de 0 a 320 km/h en 7.8 segundos. Su velocidad máxima es desconocida, pero su dueño ha podido exprimirlo en circuito, llegando a superar los 350 km/h. Con 2.200 CV hay potencia para mucha más velocidad, pero no es cuestión de que el coche se empiece a desmontar.

Lo mejor de todo es que este coche es legal para la circulación por carretera en Gran Bretaña, su dueño a veces recoge del colegio a su hijo o va al supermercado en este monstruo con ruedas. Una de las razones es que al contrario que otras preparaciones para drag racing no usa alcohol como combustible, sino simple gasolina. Al ser producido antes de 1973, tampoco paga Impuesto de Circulación, en este sentido es tan económico como un Toyota Prius, cuyas emisiones le exemptan de dicho pago.

Ahora, como es lógico las gasolineras son su terreno favorito, en conducción habitual no baja de los 55 l/100 km. En un cuarto de milla rápido el consumo asciende a unos 560 l/100 km, menos mal que sólamente son algo más de 400 metros. Hablando de cuartos de milla, el Red Victor II tiene el récord para vehículos de calle, ha logrado 7.41 segundos @315.4 km/h, lo cual es un dato impresionante teniendo en cuenta que un coche habitual puede cubrir dicha distancia en la cercanía de los 20 segundos.

A continuación os dejamos algunas imágenes más y dos vídeos grabados por Fifth Gear sobre el Red Victor. Su sonido embriaga, y parece que Frost tiene la tentación de acelerar algo más en alguna recta. Totalmente recomendables para terminar a gusto este fin de semana. Si te quedas con ganas de más potencia bruta echa un ojo al artículo que mi compañero David ha escrito acerca de “The Beast”, un coche con motor de caza Spitfire de la Segunda Guerra Mundial.

Vía: Forocoches, Red Victor Racing En Diariomotor: La Bestia, un auténtico “avión” de 1000 CV de potencia, Rover Meteor SD1, listo para despegar, Spiro Pappas Camaro Z28, un brutal proyecto de drag, Shelby Super Snake Prudhomme Drag Race Edition