CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Destacado

5 MIN

Audi S5 Sportback

Rubén Cano | 15 Sept 2009
S5090005
S5090005

Como ya os adelantaba nuestro compañero Sergio hace un par de semanas, Audi ha presentado definitivamente el Audi S5 Sportback en el Salón de Frankfurt. Y como era de esperar no ha habido sorpresas, ni en el apartado estético ni en el apartado mecánico, ya que conserva los mismos elementos diferenciadores de los modelos S y la misma mecánica que los respectivos S4 y S5.

A la espera de un más que futurible RS4/RS5, en sus diferentes versiones, el S5 Sportback es la berlina media más deportiva de Audi, y por ello se han esmerado en dotarlo de una imagen agresiva y de un conjunto mecánico ejemplar, pero muy enfocado en la eficiencia, que en los tiempos que corren no conviene derrochar combustible. Por ello la opción más lógica era la inclusión del bloque V6 3.0 TFSI ya conocido en los S4 y S5.

El propulsor es un 6 cilindros en V a 90º de inyección directa con 2.995 centímetros cúbicos, compresor y dos intercoolers. Entrega la potencia de manera lineal hasta las 5.500 rpm, momento en el que entrega 333 cv de manera sostenida hasta las 7.000 rpm. La curva de par motor está siempre por encima de 300 Nm a partir de las 1.000 rpm y entrega una fuerza máxima de 440 Nm entre las 2.900 y las 5.300 rpm. Por lo que sobre el papel es un motor pletórico, y prueba de ello son sus prestaciones, con una velocidad máxima limitada a 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (un BMW M3 berlina con 420 cv tarda 4,9 segundos).

Su consumo mixto homologado en combinación con el cambio S-Tronic de doble embrague y 7 velocidades es de 9,7 l/100 km. Audi destaca este registro que le sitúa como uno de los mejores de su clase en el apartado de la eficiencia. Sin embargo, entre las berlinas de más de 300 cv encontramos varios modelos de BMW que le superan, como el 335i (306 cv y 9.1 l/100 km) o el 535i Gran Turismo (306 cv y 8.9 l/100 km), destacable este último ya que mide 5 metros frente a los 4,7 del Sportback, si bien las prestaciones del Audi son considerablemente mejores.

La transmisión está compuesta por la también conocida caja automática S-Tronic de 7 velocidades con doble embrague (de serie y como única opción) que entrega la potencia a través de las cuatro ruedas gracias al sistema de tracción quattro. Opcionalmente se encuentra disponible un diferencial trasero deportivo regulado electrónicamente que ayuda a distribuir la fuerza entre las ruedas traseras garantizando la mejor tracción en toda circunstancia.

De serie calzará unas llantas de aleación de 18 pulgadas con neumáticos en medida 245/40 en ambos ejes, si bien sus potenciales compradores podrán elegir entre diferentes modelos de llantas de 18, 19 y hasta 20 pulgadas (el modelo de las fotografías). El sistema de frenos equipa pinzas negras con los emblemas S5 grabados, sin embargo no se facilitan las medidas de los discos ni otros detalles del sistema.

Las diferencias estéticas respecto del A5 Sportback están compuestas por un nuevo conjunto de faldones, que incluye un generoso difusor de plástico negro en la parte trasera, las carcasas de los espejos retrovisores en aluminio y la inscripción V6T tras las aletas delanteras. Asimismo también monta el ya característico sistema de escape deportivo con dos tubos dobles de salida. Como equipamiento de serie se incluyen los faros de xenón plus, que incluyen sendas tiras de diodos LED para la luz diurna, así como las ópticas traseras también de tipo LED.

En el interior lo primero que destaca son los asientos deportivos semibucket forrados en cuero napa negro, marrón o bicolor, similares a los que emplean otros modelos de la gama S, aunque también se puede disponer de unos asientos de confort climatizados en opción. El resto no difiere apenas del resto de versiones, aunque presenta algunos detalles como la impresión del logotipo S5 en la pantalla de información al conductor en el momento en que pone en marcha el motor, el volante deportivo de cuero o los umbrales de la puerta en aluminio con el logotipo del modelo.

Su precio base en el mercado alemán está estipulado en 57.900 euros, mientras que a España llegará en la primavera de 2010 a partir de no menos de 63.000 euros, que a buen seguro acabarán siendo muchos más a poco que el cliente empiece a descubrir la larga lista de opciones de las que dispone.

Audi S5 Sportback

  • Motor: 6 cilindros en uve a 90º, gasolina con compresor, inyección directa
Tracción: integral Caja de cambios: S-Tronic, automática con doble embrague, de siete velocidades Cilindrada: 2.995 cc Potencia máxima: 333 CV entre 5.500 y 7.000 rpm Par máximo: 440 Nm entre 2.900 y 5.300 rpm Aceleración de 0 a 100 km/h: 5.4 segundos Velocidad máxima: 250 km/h (autolimitada) Consumo homologados (mixto): 9.7 litros / 100 km Emisiones combinadas de CO2: 224 g/km

Audi S5 Sportback

23
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: Audi

En Diariomotor: Audi A5 Sportback | Audi S5 Sportback y otras novedades de Audi en Frankfurt | Audi A5 | Audi A5 y S5 cabrio