comscore
MENÚ
Diariomotor
Peugeot

3 MIN

Peugeot RCZ en el Salón de Frankfurt 2009

Peugeot RCZ en el Salón de Frankfurt 2009

El Peugeot RCZ está siendo una de las novedades más interesantes de la marca gala en el Salón de Frankfurt, y en no mucho tiempo lo veremos en todas las exposiciones de los concesionarios del león. Para la marca, el RCZ supone el introducirse de lleno en un nuevo segmento en el que hasta ahora estaba presente de otro modo, con el 407 Coupé.

La aspiración premium del RCZ está ahí de fondo, con la intención de competir de tú a tú contra los productos de más caché y renombre del segmento, como el Audi TT o el BMW Serie 1 Coupé. Es innegable que la mayor inspiración de su diseño proviene del Audi TT, tanto por su especial configuración de coupé 2+2 plazas como sobre todo por su línea exterior, con su forma del techo tan característica debida a la radical caída trasera.

Quizás echemos en falta motores más potentes (estará disponible de inicio con el 1.6 THP de 156 CV y con el 2.0 HDi de 163 CV, a los que se añadirá un gasolina de 200 CV), pero con los disponibles de inicio podrá abarcar un amplio rango de ventas potenciales. En el exterior, destacan los rasgos propios de los últimos modelos de Peugeot, manteniendo un aire de familia con el 308, por ejemplo, pero ofreciendo a la vez la suficiente diferenciación respecto a éste. Con el color blanco tan de moda últimamente, la unidad de las imágenes destaca por el contraste cromático con las llantas en color negro.

En el interior, el salpicadero y la consola central es muy similar al del 308 en su diseño, pero tiene un estilo más deportivo que casa bien con la filosofía del modelo. También los materiales son de mayores aspiraciones, con una apariencia visual muy destacable, con detalles como todo el salpicadero y capilla de instrumentación forrado de cuero blanco a juego con la tapicería de los asientos, de formas bastante deportivas y marcadas. Un juego de pedales en aluminio y una consola central en negro lacado brillante completan la oferta.

Su maletero es bastante destacable y razonablemente aprovechable para tratarse de un coupé, aunque sus plazas posteriores no pueden considerarse apropiadas para un uso intensivo, por espacio libre para la cabeza de los pasajeros hasta el techo o por el espacio longitudinal para las piernas. Son apropiados para un uso esporádico o para niños y personas de pequeña talla.

No cabe duda de que puede ser un digno rival si los precios definitivos acompañan, aunque probablemente le falte parte del glamour (o la imagen de marca) que va implícita en el competidor teutón. Por sí mismo, el Peugeot RCZ es una interesante opción en los coupés compactos más puros en cuanto a diseño, calidad y probablemente exclusividad. Veremos si sus cualidades se ratifican con un futuro éxito comercial.

Peugeot RCZ en Frankfurt 2009

19
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Peugeot RCZ Limited Edition | Peugeot 407 Coupé | Audi TT, motor 2.0 TDI 170 CV con tracción Quattro