CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

Mercedes Clase E Cabrio, calidad a techo abierto en Ginebra

Óscar Miguel | @omiguel | 4 Mar 2010
mercedes-clase-e-cabrio-ginebra-2010-0
mercedes-clase-e-cabrio-ginebra-2010-0

Pese a que el SLS AMG se llevó muchas de las miradas en el stand de Mercedes, una de las novedades más interesantes del mismo fue el Mercedes Clase E Cabrio, basado en el actual Clase E*. Es un descapotable a la antigua usanza con cuatro plazas y una línea muy de Mercedes, tirando a conservadora.

En directo este Clase E gana mucho, tanto a techo abierto como con la capota de lona azul colocada. Destaca mucho la cintura elevada y el frontal moderno como claves para que tenga una buena apariencia. El aspecto externo es un porcentaje de lo que se valora en un coche así igual que la dinámica que tiene al rodar. Para un cliente de Mercedes que busca calidad la terminación del interior es clave primaria. Aquí Mercedes tiene las de ganar.

Mercedes Clase E Cabrio en Ginebra" alt="Mercedes Clase E Cabrio en Ginebra"/>

Tras el cómodo acceso a las plazas delanteras a través de las grandes pero manejables puertas, sentarse en el asiento del conductor te deja la misma sensación. Un cuero de color gris suave con un tacto muy trabajado, unos asientos envolventes en lo suficiente y el resto de materiales, brillantes y de tipo plástico, a un nivel altísimo. Destacan también detalles como el reloj analógico en la consola del conductor, todo un clásico. Se nota claramente que Mercedes quiere satisfacer al que disfruta de tener un cabrio a lo grande.

Dos elementos destacan en la comodidad del Clase E Cabrio: el Aircap y el Airscarf. El primero lucha para trasladar las turbulencias de la marcha, a cielo abierto claro, hacia la parte posterior de vehículo más allá de las plazas traseras y físicamente es una pequeña barrera que se levanta en el centro del pilar A. El segundo sirve para soplar aire caliente o fresco en la nunca de los pasajeros de la primera fila. Todo de primera “clase”, y nunca mejor dicho.

La gran envergadura del Clase E también tiene su buena consecuencia para los que se sientan, algo despreciados sin duda, en las plazas traseras. El espacio parece mayor que en otros descapotables de este tamaño, como el BMW Serie 3 Cabrio o el Audi A5 Cabrio, y los asientos más que cómodos. Si hay que ponerle una crítica ésta va para los reposacabezas que no son tan cómodos como deberían ser, ni parecido con lo que ofrecen los delanteros.

En el medio de la segunda fila hay un pequeño extra, además del reposabrazos, en forma de mini guantera con tapa deslizable, en la que hay dos huecos para bebidas. No es plan de manchar la preciosa tapicería con restos de bebida. Otra pequeña pega para los que vayan atrás, aunque más relativa, es la de la visión, Los amplios reposacabezas delanteras cortan bastante la visión de lo que hay delante y es algo que, por lo menos yo, valoro para contrarrestar el ir en un espacio más reducido.

Creo que el Clase E Cabrio es toda una opción frente a los dos rivales comentados aunque está orientado hacia un público más adulto al igual que el Serie 3 Cabrio. El A5 descapotable en cambio es un poco más juvenil. Para saber más del Clase E Cabrio tenéis el artículos con las fotos oficiales.

Mercedes Clase E Cabrio en Ginebra

27
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Mercedes Clase E Cabrio 2010BMW Serie 3 Coupé y Cabrio 2010 | Audi A5 y S5 Cabrio