comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

Hennessey Venom GT, el "mata-Veyron" al descubierto

El preparador texano Hennessey se había propuesto hace algo menos de un año batir la velocidad punta del Bugatti Veyron con un vehículo propio. Ese superdeportivo se llama Hennessey Venom GT, del que ya os habíamos contado bastantes cosas. El preparador ha cogido un Lotus Elise y lo ha transformado en el Decepticon que tenéis en vuestras pantalla. La carrocería ha sido muy ensanchada y dotada de un rendimiento aerodinámico testado por ordenador, tiene que soportar más de 400 km/h.

La batalla del coche también se ha alargado, para dar estabilidad por una parte, pero fundamentalmente para albergar el motor V8 twin-turbo que se ha desarrollado especialmente. Este motor entregaría nada menos que 1.000 CV a 6.600 rpm, acompañados de 1.300 Nm de par. De 0 a 100 km/h en 2.4 segundos me parece algo optimista para un tracción trasera manual, pero Hennessey lo confirma, además de un 0-320 km/h en sólo 14.5 segundos, más rápido que muchos utilitarios en el 0 a 100 km/h.

La velocidad punta se estima en 419 km/h, con lo que se convertiría en el turismo legal en las carreteras más rápido del mundo. El preparador afirma batir a Bugatti con este super-Lotus, y lo consigue, pero sólo en velocidad punta. Me explico: ningún coche puede superar al Bugatti Veyron. ¿Por qué? Porque nunca se volverá a desarrollar un superdeportivo de 1.001 CV con estándares de calidad tan ridículamente altos, tan cómodo de conducir al supermercado como en un circuito, ni tan sencillo y refinado de manejar.

En el Venom GT no hay tracción total, ni caja de cambios de doble embrague, ni un habitáculo personalizable, ni una fiabilidad digna de cualquier coche generalista. Y el V8 del Venom GT tampoco me parece comparable al W16 quad-turbo del Bugatti, el colmo de la progresividad y el refinamiento. No es un motor excesivamente “apretado”, lo que deja muchísimo margen a futuras potenciaciones, otra cosa es que alguien se atreva. Con un precio de más de un millón de euros también tiene la receta de la exclusividad y se dice que con cada coche se pierde dinero.

El Venom GT prosiblemente supere al Veyron e incluso al SSC Ultimate Aero, pasando por el 9ff GT9-R, pero ahí terminarán sus 15 minutos de fama. Todos sabemos que la fama del Veyron será intocable durante décadas, no en balde es una de las máximas expresiones del automóvil tal y como hoy lo conocemos.

Vía: Autogespot En Diariomotor: Hennessey Venom GT, primeros datos oficiales y recreaciones | Hennessey Venom GT, objetivo Bugatti Veyron