comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Terrorífica inactividad tras el incendio de un Lamborghini Gallardo en competición

Mal cuerpo se me ha quedado después de ver el vídeo de este accidente. Os pongo rápidamente en antecedentes, Lamborghini Blancpain Super Trofeo en el Autódromo de Brno en la República Checa. Los vehículos participantes son Lamborghini Gallardo LP560-4, adaptados para competir en esta rapidísima copa monomarca con jaulas antivuelco, bacquéts y demás requerimientos de la FIA, pero con una base fundamentalmente de producción en serie. Los espectadores se prometían una carrera interesante, pero ignoraban que por poco contemplan toda una tragedia, que personalmente me evoca a tiempos pasados.

El piloto Giorgio Bartocci, tras un adelantamiento apurado con escapada al césped, pierde el control al entrar en la recta de meta e impacta con gran violencia contra las protecciones del paddock. Vuelan pedazos de Lamborghini, y el coche medio desintegrado empieza a arder más rápidamente de lo deseado. Tras unos segundos de confusión, y mientras los rivales continúan pasando entre las piezas, un par de personas salen corriendo hacia el coche, portando dos pequeños extintores que no podían hacer nada contra las llamas. Mientras tanto, el piloto seguía dentro del coche.

Me ha sorprendido el tiempo que se ha tardado en extinguir el fuego. La llegada de un coche auxiliar tampoco ayudaba en absoluto, menos teniendo en cuenta que casi atropella a la persona que se bajó del mismo. Poco a poco llegan más personas, con extintores igual de miserables. Un oficial vacía un extintor desde la barrera, hasta que un tipo en camisa – no un empleado de seguridad – se lo arrempuña para ayudar de verdad. Un minuto pasa hasta que se junta suficiente gente con extintores para empezar a sofocar el fuego, un minuto en el que el piloto ha estado atrapado en un infierno.

Es finalmente su compañero de equipo Fabio Babini y uno de los responsables de Lamborghini – Manfred Fitzgerald – los que sin protección contra el fuego consiguen forzar la puerta y sacar a Bartocci de las llamas. El camión de extinción de incendios no aparece hasta que el fuego se ha extinguido casi al completo, para entonces Giorgio ya está en una camilla, listo para subir a la ambulancia que lo lleva al hospital de Brno. Se está recuperando y no necesita de respiración asistida, pero sigue en estado grave con quemaduras en más del 40% de su cuerpo, costillas y una pierna rotas.

Una tragedia podría haber ocurrido si sus dos compañeros no lo hubiesen sacado del coche. La falta de medios para extinguir un fuego en la propia recta de meta – menos mal que no sucedió en una curva lejana – resulta estremecedora. Quizá sea falta de entrenamiento del personal, o quizá no se pudieron acercar mejor, pero la falta de medios para extinguir el fuego es inexcusable.

Vía: Axis of Oversteer Imágenes: Foltyn En Diariomotor: Tremendo accidente sin víctimas en la Mini Challenge | Caos en el WTCC, accidente del Safety Car incluido | Espeluznante accidente de Jari-Matti Latvala | Cómo no asegurar un tramo de rally después de un accidente, vídeo