10.000 km entre la India e Inglaterra para recoger su Tata Nano

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

El Tata Nano se enorgullece de ser el automóvil más barato sobre la faz de la Tierra. Como no podía ser de otra forma, este pequeño utilitario se ha lanzado en exclusiva en la India, y tanto es el revuelo que ha formado que en Europa hay quien no ha sido capaz de esperar un par de años a la llegada del Tata Nano europeo y se ha pegado un antológico viaje para recoger su coche en un distribuidor indio. ¡Casi 10.000 km tienen la culpa! Y una ruta a través de muchos países en los que me imagino que las carreteras no deben estar para muchas gracias.

El incauto intrépido conductor es Richard Cruttenden, un británico que se desplazó en avión hasta la localidad de Punjab (India) para hacerse con este pequeño Tata Nano y conducirlo él mismo de regreso a su país. Imaginaos lo doloroso que tiene que ser recorrer una distancia tan grande en un coche que con el acelerador pisado “a tabla” no pasa de los 105 km/h. En cualquier caso a Autocar UK le pareció una buena idea y una excelente oportunidad para conocer un poco mejor al benjamín de los Tata.

Tata Nano

Tras su periplo de casi 10.000 km el Tata Nano aparentemente estaba como nuevo, su diminuto motor bicilíndrico de 624 cc no se había resentido y no nos consta que su conductor padezca después de su aventura de dolores de espalda crónicos ni de irreparables traumas y pesadillas con los coches indios. Es más, asegura que es bastante confortable hasta los 80 km/h transitando por las vías rurales tan bacheadas con las que se tuvo que enfrentar en su trayecto.

Además, parece que esos 33 CV son más que suficientes si se aprovechan bien los desarrollos de las marchas, algo que requiere oído e intuición dado que el Tata Nano carece de cuentarevoluciones y de un indicador que nos avise del momento oportuno para subir de marcha. En cambio no nos recomiendan circular a más de 100 km/h (aunque coja los 105) dado que a esas velocidades la estabilidad se empieza a resentir y el chasis empieza a sufrir de lo lindo, haciendo que la conducción empiece a tornarse peligrosa.

Creedme, me encanta conducir, y habría muchos coches por los que estaría dispuesto a hacerme 10.000 km y más, si hiciera falta, pero por un Tata Nano… ¿Por qué utilitario barato que no se comercialice en Europa (o en vuestro país) os haríais más de 10.000 km? Llamadme lo que queráis, pero yo no dudaría ni un momento en irme hasta Rusia para traerme el Lada 2105, ¡sí, el mítico Fiat 124 de los años 70!

Vía: Indian Autos Blog | Autocar UK
En Diariomotor: El Tata Nano pierde reservas | Tata Nano EV en el Salón de Madrid | Tata Nano Europa

Lee a continuación: Tata Nano EV en el Salón de Madrid 2010

Ver todos los comentarios 29