CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tuning

3 MIN

BMW Alpina B5 Biturbo, el escalón deportivo antes del M5

Óscar Miguel | @omiguel | 1 Jul 2010

El BMWAlpina B5 Biturbo es uno de los muchos estrenos que se están dando en Goodwood y éste precisamente nos trae un buen sabor de boca por varias razones. Por un lado Alpina sabe tratar a los BMW con contundencia y seriedad, con lo que se ha ganado ya nuestro respeto y por otro el B5 Biturbo es todo un desafío al próximo M5.

Cuando hablo de seriedad y contundencia me refiero a la calidad que emanan sus modelos, y este Alpina B5 despierta una esencia deportiva en la gran berlina sin caer en exceso alguno. Prueba de ello es la amplia boca de refrigeración frontal o el difusor trasero plano portador de cuatro colas de escape. Quizá lo que pueda gustar menos, porque se asocia a preparaciones de menos calidad, son las pestañas que llevan los faros delanteros.

El gusto de Alpina por las llantas de aleación multirradiales se vuelve a poner de manifiesto con las que trae el B5 Biturbo, en un bonito tono plateado y con el logo de Alpina en el centro. La insignia del fabricante bávaro aparece también en el punto central del volante deportivo forrado en piel con costuras en blanco, binomio que por otra parte se extiende a los apliques de puertas y salpicadero o a las alfombrillas.

Alpina se ha basado en el V8 de doble turbo y 4.4 litros de cilindrada para fabricar el B5. Tras el conveniente tuning este propulsor desarrolla 500 CV y cerca de 700 Nm de par máximo los cuales son bien necesarios para mover ágilmente los casi, o sin casi, dos toneladas que pesa la berlina. En cifras el B5 Biturbo se mueve por encima de los 300 Km/h y brinda una aceleración de 0 a 100 Km/h en 4.7 segundos.

El B5 Biturbo utiliza una transmisión automática ZF de ocho velocidades modificada para lidiar con las nuevas circunstancias y declara un consumo bastante aceptable para tratarse de un motor como éste, 10.9 litros cada 100 Km de media. Posiblemente el M5 se deje de cambios automático clásico y se decante por una transmisión de doble embrague. Puede que hasta haya hueco para un

Para el próximo M5 se espera una versión de este mismo motor con una entrega de 580 CV, bastante más potencia que la que entregaba el V10 de su antecesor pero con la pérdida de ese gustillo atmosférico y ese poderoso sonido cuando la aguja se acerca a la zona roja.

Está previsto que el Alpina B5 Biturbo se ponga a la venta en el Reino Unido una vez haya entrado el otoño. Su precio podría rondar las 70.000 libras esterlinas.

Vía: Autocar.co.uk

En Diariomotor: BMW Serie 5 2010 | El nuevo BMW M5 ya quema rueda en NürburgringBMW Alpina B3 S Bi-Turbo