CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

4 MIN

Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (III)

David Villarreal | @davidvillarreal | 23 Jul 2010

Para entender al Toyota iQ, primero hay que entender al comprador al que va dirigido. Hablamos de un tipo de cliente que busca un vehículo eminentemente para ciudad y pequeñas incursiones en autovía y carreteras de circunvalación, y que está dispuesto a pagar bastante por la calidad, confort, equipamiento y comodidad, si hablamos del modelo automático, virtudes que no son fáciles de encontrar en otros utilitarios salvo en cierta medida el Smart.

Recapitulando lo visto en las dos primeras partes de esta prueba, el Toyota iQ es un vehículo que tiene mucho más que ofrecer de lo que uno intuye en un primer momento por sus dimensiones. Por otro lado ya mencionamos que sus 98 CV de potencia no son tan efectivos como cabría esperar con su tamaño, cualquier ápice de deportividad es pura coincidencia, pero en cualquier caso son más que suficientes para un vehículo destinado a la ciudad.

Gama y equipamiento

El Toyota iQ más básico parte de los 12.900€, mientras que el mejor equipado, que es el que veis en estas fotografías, sube hasta los 17.600€. En todo ese rango de precios existen dos motores: el 1.0 de 68 CV y el 1.33 de 98 CV ambos disponibles con cambio manual (el primero de cinco velocidades) y automático MultiDrive con convertidor de par. Existen dos niveles de acabado iQ y iQ2, a éste último se le une un tercero denominado iQ2 Zan Shin, el mismo que incorporaba el vehículo que tuvimos ocasión de probar.

Tanto el Toyota iQ2 como el iQ2 Zan Shin incluyen de serie retrovisores exteriores plegables y calefactados, sensor de lluvia, encendido automático de luces, retrovisor interior electrocrómico, faros oscurecidos y antiniebla delantero. Así como climatizador automático y entrada y arranque sin llave.

El Toyota iQ2 Zan Shin además de estar asociado únicamente al motor 1.33 con cambio Multidrive, incorpora de serie asientos de cuero y algunos detalles como luces de cortesía para las piernas y los pasos de las puertas iluminados.

iQ 1.0 VVT-i Manual: 12.900€ iQ 1.0 MultiDrive: 13.900€ iQ2 1.33 VVT-i Dual Manual: 15.750€ iQ2 1.33 VVT-i Dual MultiDrive ‘Zan Shin’: 17.600€

Opciones: Pack Confort (tapicería mixta tela y cuero, asientos delanteros y retrovisores exteriores calefactables: 750€ Navegador TNS410: 900€ Tapicería de cuero bi-tono: 500€ Pintura metalizada: 300€ Pintura blanco perlado: 400€

Navegador integrado

El sistema de navegación integrado TomTom es opcional en todos los casos y tiene un coste de 900€. Definitivamente la pantalla es muy pequeña, aunque suficiente para las dimensiones del vehículo. Lo mejor de todo es que su visibilidad es bastante buena dado que se ha integrado en lo más alto del salpicadero, de forma que el conductor tenga acceso rápido a sus funciones y a las del equipo multimedia.

Rivales en el mercado

Después de este análisis habréis podido apreciar que en definitiva el único rival que está en disposición de plantarle cara al Toyota iQ es el propio Smart Fortwo. Éste último es más corto (mide 2.69 metros frente a los casi 3 metros del iQ) y también más barato, el más básico no supera los 10.000€ y los más potentes y los cDi están en torno a los 13.000€, sin tener en cuenta las ediciones Brabus que ya suben hasta los 20.000€.

Pero la ventaja del iQ está clara: sus cuatro plazas. Y es que aunque sean estrechas y se pueda decir que son más bien tres y media, eso siempre es una ventaja frente al biplaza desarrollado por Mercedes-Benz. Por si no fuera poco la calidad apreciada es superior, así como los ajustes y los materiales. El cambio automático Multidrive del iQ también es más efectivo que el robotizado del Smart.

Ficha técnica

Dimensiones y pesos

  • Longitud / Anchura / Altura: 2.885 / 1.680 / 1.500 mm
  • Batalla: 2.000 mm
  • Ancho de vías: 1.480 mm
  • Coeficiente de resistencia: 0.299

    Mecánica

  • Motor: 1.33 VVT-i Dual
  • Cambio: automático MultiDrive
  • Combustible: gasolina de 95 octanos
  • Potencia máxima: 98 CV
  • Par máximo: 123 Nm

    Prestaciones

  • Velocidad máxima: 170 km/h
  • 0-100 km/h: 11.6 segundos

    Consumo y emisiones

  • Urbano: 6.3 litros/100 km
  • Extra-urbano: 4.4 litros/100 km
  • Combinado: 5.1 litros/100 km
  • Emisiones de CO2 en ciclo mixto: 120 g/km
  • Nivel de emisiones: Euro IV

Lo mejor

  • Suavidad de marcha (dirección y cambio automático)
  • Calidad apreciable
  • Sus cuatro plazas en apenas 3 metros

A mejorar

  • El motor 1.33 podría dar más de sí
  • Sobresale demasiado si lo aparcamos en batería en un parking en línea

Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin

29
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En Diariomotor: Toyota iQ | Toyota iQ2 Zan Shin 1.3 VVT-i MultiDrive | Comparativa: Toyota iQ vs Smart Fortwo, la batalla de los city-car