Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (I)

El Toyota iQ, ese “loco bajito” – como diría Serrat – que con sus escasos 3 metros está destinado a ser un eficaz aliado para urbanitas que hallen en su tamaño la posibilidad de encontrarse en la ciudad con aquellos aparcamientos en los que casi ningún otro automóvil puede entrar. Y que lejos de lo que su tamaño nos pueda hacer intuir es cómodo, tiene suficiente potencia y además cuenta con un equipamiento y una calidad inmejorable para su segmento.

El Toyota iQ puede presumir a día de hoy de ser uno de los automóviles más pequeños en el mercado, únicamente superado por el Smart Fortwo. Lo mejor del nipón respecto al Smart está en el hecho de disponer cuatro plazas practicables con relativa comodidad por cuatro adultos, y eso siempre es una ventaja frente a las limitaciones de un biplaza. Nosotros nos pusimos al volante de un Toyota iQ2 1.33 VVT-i Dual MultiDrive Zan Shin.

Utilitario “premium”, en su calidad y su precio

Cada vez hay más utilitarios en el mercado con poco más de 3 metros, pero lo cierto es que llegados a este punto es preciso hacer una clara distinción entre la idea que persiguen éstos (hablamos de los Ford Ka, Fiat 500, Kia Picanto, Peugeot 107, etc…) y la que persigue un Toyota iQ. Los primeros están claramente enfocados a dar una funcionalidad muy limitada a un coste muy bajo, mientras que el iQ pretende conquistar la ciudad con una propuesta chic, elegante y distinguida, y eso se aprecia tanto en su calidad como en la factura final que también se eleva considerablemente.

Buena prueba de lo que os quiero decir es que el Toyota iQ es incluso más caro que los Toyota Aygo y Yaris, cuando éstos son ligeramente mayores y también más funcionales. Está claro que la idea de Toyota es cubrir un nuevo nicho de mercado de clientes que demandan vehículos cada vez más pequeños y muy bien equipados, a un coste que para muchos será demasiado alto (el iQ se vende a partir de 12.900€).

Diseño

El diseño del Toyota iQ es muy peculiar. La disposición de los ejes en los extremos garantiza el máximo aprovechamiento del espacio en el habitáculo y también una batalla suficiente para mantener la estabilidad de la carrocería. Por delante tenemos un pequeño voladizo que acoge un motor muy compacto de 1.33 litros y 98 CV. En su silueta llaman la atención las puertas laterales suficientemente grandes para acceder a las plazas traseras.

Acabados y materiales de calidad

Tuve ocasión de probar un Toyota iQ con acabado iQ2 y edición especial Zan Shin, es decir, el mejor equipado en estos momentos con un precio base de 17.600€. Accedemos al habitáculo y nos llama la atención muy gratamente la calidad de los materiales, tapizados de piel en dos tonos para los asientos, plásticos rugosos en el salpicadero cuya disposición asimétrica es tan atractiva visualmente como práctica para aprovechar el espacio.

El único defecto que le podemos poner es la utilización de plástico duro de color crema brillante en el centro del salpicadero, justo donde se encuentra la pantalla del navegador y los controles del equipo multimedia y el climatizador. Visualmente no queda del todo mal, pero los reflejos que se producen pueden llegar a ser un poco incómodos cuando vamos conduciendo.

Puesto de conducción elevado

En estos vehículos siempre sorprende la altura a la que nos sentamos y lo bien que se divisa la carretera por delante, entre otras cosas se debe a que en el frontal tan sólo tenemos un estrecho salpicadero y un pequeño voladizo. De todas formas tanto la altura del asiento como el espacio libre hasta el techo no llega a ser tan holgada como en un smart fortwo. Todos los mandos son accesibles con facilidad, tanto el volante como el cuadro de mandos han sido diseñados de forma minimalista.

En el centro del salpicadero, y en lo más alto, tenemos la pantalla de un navegador integrado TomTom que hace las veces de equipo multimedia y pivota para permitirnos introducir un CD. Pese a lo reducido de su pantalla, se puede decir que sigue siendo igual de práctico gracias a que ésta se ha situado prácticamente a la altura del volante y por lo tanto su visibilidad es excelente.

El Toyota iQ carece de un túnel-consola central al uso, dado que limitaría mucho el espacio para las piernas del conductor y su acompañante. Por eso mismo el selector de marcha (nuestro iQ de pruebas contaba con cambio automático MultiDrive) se ha situado demasiado bajo.

Dos plazas traseras, mejor que ninguna

Para dotar de algo más de espacio a las plazas traseras el Toyota iQ ha tenido que prescindir de guantera. De esta forma el salpicadero en la posición del acompañante es algo más estrecho, permite que su asiento se pueda adelantar un poco más y así dejar algo más de espacio al menos en una de las plazas traseras. La guantera ha sido sustituida por un pequeño “sobre-maletín” de tela en el que apenas cabe la documentación del vehículo.

Por sorprendente que resulte, el Toyota iQ cuenta con dos plazas traseras que realmente son practicables. De hecho incluso la situada detrás del conductor, que es la que dispone de menos espacio para las piernas, puede ser ocupada por un adulto siempre y cuando el conductor no lleve su asiento en su posición más retrasada.

Ambos asientos cuentan con su correspondiente reposacabezas, y para mayor seguridad de serie el Toyota iQ incluye un airbag de cortina trasero que se infla cubriendo la luna posterior en caso de un alcance por detrás.

Adaptando el espacio de carga a nuestras necesidades

Con las cuatro plazas habilitadas, el Toyota iQ apenas dispone de un estrecho maletero en el que no caben objetos de mayor volumen que una carpeta o un pequeño maletín (unos escasos 32 litros). Toyota piensa que en la mayoría de los casos no es necesario utilizar a la vez cuatro plazas y un espacio de carga mayor, al menos así debería ser según las necesidades del propietario de un iQ.

En cualquier caso abatiendo los asientos contamos con espacio más que suficiente para la mayoría de las situaciones, un volumen de hasta 292 litros. En este caso nos quedamos con tan solo dos plazas, pero también con un buen volumen de carga. Sendos asientos traseros se pueden abatir en dos piezas, por lo que también habría una tercera alternativa (aunque incómoda eso sí) en la que se mantengan tres plazas y un volumen mayor de carga.

El mayor handicap de la disposición de asientos biplaza para utilizar el máximo espacio de carga es el hecho de que no existe una separación física entre el maletero y los pasajeros, con el riesgo que ello conlleva. Tampoco existe, al menos de serie, un medio de sujetar convenientemente la carga para evitar que ésta salga proyectada en caso de accidente, por lo que lo más recomendable es que su usuario únicamente utilice esta disposición cuando sea estrictamente necesario y se asegure de sujetar bien la carga.

En fin ya hemos visto a rasgos generales que el Toyota iQ es un utilitario con cuatro plazas practicables, que su calidad está a un nivel muy alto, y que lógicamente por su enfoque está más cerca de un smart fortwo que de un Toyota Aygo o un Toyota Yaris. De momento os remito a la segunda parte de la prueba que publicaremos mañana para conocer el comportamiento dinámico de este pequeño urbanita.

Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin

En Diariomotor: Toyota iQ | Toyota iQ2 Zan Shin 1.3 VVT-i MultiDrive | Comparativa: Toyota iQ vs Smart Fortwo, la batalla de los city-car

Lee a continuación: smart fortwo y la competencia que está por llegar

Solicita tu oferta
  • OFG

    Pues la politica de estas empresas automovilisticas es patetica…si te compras un minicoche que consume poco y es facil de aparcar(supongo tb más barato de fabricar, menos materia prima) te cuesta 17000e pero si te compras uno que sea más grande y más contaminante te sale mejor de precio.Para que luego te coman la cabeza con mensajes ecologicos las propias marcas…el negocio es el negocio

  • Anónimo

    este y el smart es lo estúpido que hay.

    o casi.

  • 1

    Otro como el 500 de antes.

    17000€ por un “requetemicrocoche” aunque vaya muy bien equipado.

    Mejor un megane y te corre más!!

  • Davile

    Venga mas caro esa mierda de coche…

  • NAN

    Me gustaría ver ya de este lado del océano ese carrito, pero ojalá no a ese precio.

  • rubeu

    un par de cosas sobre este coche : fui a verlo al concesionario y solo entran 3 personas si el pasajero es de muy baja estatura y hecha para delante el asiento,muy caroa pesar de ser muy chic aparte de que el interior es muy normalucho ya uqe con los mismos materiales del aygo y yaris nada de una calidad superior (es toyota no una marca premium)y por ultimono dejara de ser un microcohe que no tendria que superar los 12.000 el alto de gama (ni este ni el smart otro que con que es de mercedes a la gente le gusta aparentar una mierda de coche)prefiero un aygo un 500 un twingo antes que esto.

  • Pingback: Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin | Catálogo Motor()

  • josete

    Aparte de caro es horrible, no se entiende que una marca del prestigio de Toyota se dedique a sacar este tipo de coches que crean una mala imagen a la propia marca.

  • Pingback: Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (I) | TengoMotor.com()

  • Pingback: Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (II) — Diariomotor()

  • Pingback: Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (III) — Diariomotor()

  • Pingback: Toyota iQ2 MultiDrive Zan Shin, a prueba (III) | TengoMotor.com()

  • Un Mecanico Anonimo

    Quisiera da un punto de vista un poco sensato,he trabajado para algunos servicios oficiales de algunas marcas.

    teneis coches mas baratos y mas funcionales,pero a los 5 años los plasticos se desencajan,pestañas que se rompen,piezas de terceros que dan problemas,etc… este coche esta hecho de unos materiales de CALIDAD,cosa que no tiene que ver con el espacio o modelo del vehiculo, independientemente de lo que vallais a creer,y mas que nada porque he comparado y he reparado,la calidad (ojo,estoy diciendo calidad,no diseño o prestaciones) de este vehiculo es comparable a la de un bmw o volkswagen de segmento alto.

    Todo lo demas son prejuicios,es un coche para ciudad y para llevar 4 personas ocasionalmente,todo lo demas no importa.

  • Pingback: Aston Martin Cygnet, a la venta en 2011 — Diariomotor()

  • Pingback: Toyota iQ Disco, resucitando el espíritu de Tony Manero | coches y autos()

  • Pingback: Toyota presenta en Tokyo prototipos deportivos de coches convencionales — Diariomotor()

  • Pingback: Aston Martin Cygnet, ya en España por 39.959€()