Caterham Lola SP/300R, así se reinventa Caterham para las carreras

 |  @omiguel  | 

Caterham ha movido ficha en su evolución como marca al presentar el Caterham Lola SP/300 R. La idea que lo concibe persigue poner la firma de Caterham en una futura competición en las carreras con un coche hecho por y para ellas.

El biplaza rompe con lo que conocíamos de Caterham con nombre de mujer, que no proviene de la mujer del “mandamás” sino de la firma Lola Cars que colabora en el desarrollo de este vehículo. Sus curvas creadas para maximizar la aerodinámica vienen acompañadas de un alerón “de circuito” y de nuevas tecnologías, que cada vez son menos nuevas, como las ópticas LED. La máxima de este coche se encuentra en el corazón que mueve su sangre y en la estructura “ósea”.

El cuerpo de este Caterham se ha desarrollado con un proceso informático denominado Computational Fluid Dynamics para maximizar el flujo aerodinámico del coche. Por debajo se erige una estructura de chasis tubular basado principalmente en el aluminio con lo que, junto al uso de materiales compuestos en su piel, consigue un peso muy ajustado.

El corazón propulsor de este Caterham vuelve a ser un motor Duratec obtenido a través de Ford, con 2.0 litros de cilindrada y 300 CV de potencia pura. Caterham siempre se ha distinguido por premiar la delgadez frente a la fuerza bruta y por eso la clave del Lola SP/300 R reside nuevamente en su peso: sólo 600 Kg. Así que obtenemos una relación de 500 CV por tonelada de peso.

Entre otras señales “marquistas” de su poderío se encuentra su capacidad de aceleración que lo lleva a arrancar desde parado y rebasar los 96 Km/h en solamente 2.5 segundos. Casi casi lo mismo que el Bugatti Veyron Super Sport aunque no sean comparables en absoluto. La velocidad punta que ha calculado Caterham se queda en aproximadamente en 272 Km/h.

En estos dos vídeos podéis ver y conocer más detalles sobre el Caterham Lola. El segundo de ellos muestra una entrevista con sus creadores.

En 2012 arrancará la vida “real” del Caterham Lola SP/300 R. En un año fabricarán 25 unidades y cada una de ellas costará unas 60.000 libras en el Reino Unido, sin contar impuestos ni tasas. Estamos hablando de un coche exclusivo en todas sus vertientes. Más adelante podrían desarrollar una versión homologada para circular por la carretera pero todavía no lo tienen muy claro.

Vía: ZerCustoms

En Diariomotor: Caterham Seven Roadsport 125 | Caterham CSR 175 | Los Caterham Seven ya están homologados en toda Europa

Lee a continuación: Batalla drifting en vídeo entre un Mazda RX-7 y una Kawasaki ZX-10