Prototipo clásico: Lamborghini Portofino (1987)

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Hace bien poco recordábamos la historia del Chrysler TC by Maserati, un deportivo desarrollado conjuntamente por Chrysler y Maserati. Pero aquel tan sólo era un ejemplo de la colaboración italoamericana en la industria del automóvil. De hecho Chrysler tuvo una influencia determinante en el porvenir de uno de los fabricantes de superdeportivos italianos más importantes con la adquisición entre 1987 y 1994 de Automobili Lamborghini S.p.A.

De aquella época es precisamente el prototipo que os mostramos en este artículo. Se trata del prototipo Lamborghini Portofino, un sedán de cuatro puertas y cuatro plazas que ya nos recuerda que tal vez el interés de la marca de Sant’Agata por fabricar una berlina deportiva de lujo venga de lejos. En cualquier caso el que más tarde se presentaría como Lamborghini Portofino en el Salón de Frankfurt de 1987, había nacido bajo las plumillas de Kevin Verduyn, jefe de diseño de Chrysler, para presentarse como Chrysler Navajo.

Lamborghini Portofino

La adquisición en 1987 de Lamborghini por parte de Chrysler hizo que los bocetos y las maquetas desarrolladas por Verduyn ganasen interés y por eso mismo se trasladaron hasta Italia para desarrollar en Turín un prototipo de tamaño real, esta vez bajo el amparo de Lamborghini.

Contaba con el chasis alargado de un Lamborghini Jalpa, tracción trasera y motor central, concretamente un V8 de Lamborghini de 3.5 litros asociado a un cambio manual de 5 velocidades. Pero aún más interesante es el hecho de que contase con cuatro puertas de apertura de tipo tijera, las traseras obviamente en sentido contrario.

Lamborghini Portofino

Otra de las curiosidades de este prototipo está sobre el capó. Ahí mismo luce el emblema del “pentastar” de Chrysler y en su interior el toro bravo de Lamborghini. Una muestra más del interés de Chrysler por promocionar la adquisición de Automobili Lamborghini S.p.A. y de paso recordarnos que este prototipo fue diseñado por Chrysler y de hecho influiría en ciertos aspectos (por ejemplo el diseño con el habitáculo más retrasado de lo habitual) en algunos modelo de producción posteriores.

Únicamente se construyó una unidad de este prototipo con el número de chasis LC0001. Pese a que en 1991 sufrió un accidente que dejó el Lamborghini Portofino bastante dañado, Chrysler decidió restaurarlo (invirtiendo más de 300.000$) para exhibirlo hasta nuestros días en su museo de Michigan.

Vía: Lambocars | Wikipedia
En Diariomotor: Prototipo clásico, Lamborghini Concept S | Genesis, el monovolumen de Lamborghini que nunca existió

Lee a continuación: Prototipo clásico: Aston Martin Twenty Twenty

Ver todos los comentarios 11