El actual Dodge Charger R/T contra el "General Lee"

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El Dodge Charger ha sido uno de los muscle car más icónicos de la historia en parte gracias al show de TV llamado “The Dukes of Hazzard”. En esta comedia, dos jóvenes sureños cometían todo tipo de perrerías en el “General Lee”, un Charger R/T 440 pintado de color naranja y con una bandera de la Confederación en el techo. Durante los años que el show estuvo emitiéndose (1979-1985), se dice que más de 300 Dodge Charger perdieron la vida en los incontables saltos y choques de sus persecuciones.

Cuando se dejó de emitir en el ecuador de los años 80 sólo quedaban vivos 17 Charger originales. Hoy en día son muy buscados por los coleccionistas, y el que tenéis en vuestras pantallas es un auténtico Charger R/T 440 HEMI, con uno de los motores de calle más potentes de su época: un 7.2 V8 capaz de desarrollar 375 CV de potencia. Inside Line ha tenido el placer de poder compararlo en vídeo con su nieto, el nuevo Dodge Charger R/T, recientemente lanzado con un motor 5.7 V8 HEMI de 370 CV.

El actual Dodge Charger R/T contra el
El actual Dodge Charger R/T contra el

El color naranja es una de las pocas similitudes, pues el actual Charger es una berlina moderna con abundantes sistemas de seguridad activa y pasiva, neumáticos y suspensión modernos. El General no tiene ABS, ni airbags o electrónica de algún tipo, monta un eje rígido trasero con suspensión de ballestas y sus neumáticos sólo son de 225 mm de sección, a pesar de ser unos modernos BF Goodrich radiales. En cuanto al peso, el General es más pesado que su nieto, con más de 2.250 kg de peso.

El nuevo Charger pesa 1.930 kg, y monta una moderna caja de cambios automática de seis velocidades, lejos de la lenta Torquelift del General. En el vídeo lo podréis apreciar mejor, pero el nuevo Charger no es tan comparativamente rápido como podríamos pensar, acelera de 0 a 100 km/h en 5.1 segundos y el antiguo R/T hace lo propio en 5.9 segundos. A pesar de estar mucho más anticuado, su motor se mantiene en forma y confirma la teoría de que los 375 CV anunciados estaban muy subestimados.

Desde luego, las pruebas de slalom y frenada evidencian la evolución tecnológica de la saga Charger: mientras que el modelo de 2012 pasa todas las pruebas con nota, la frenada del “abuelo” es espantosamente larga y en el slalom parece que la carrocería quisiera tocar el suelo. No obstante, el “General Lee” es el más deseable de ambos coches, tiene un gran sabor retro, es uno de los históricos auténticos de la serie y no ha sido restaurado, con lo que aún mantiene más su autenticidad.

Fuente: Inside Line
Imágenes: Edmunds
En Diariomotor: Dodge Charger 2011, primeras imágenes oficiales | Dodge Charger SRT8 | General Lee contra Ford Gran Torino, duelo en Fifth Gear

Lee a continuación: Dodge Charger SRT8

Ver todos los comentarios 25