Peugeot SXC, un gran crossover muy felino

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Diseñado en Shanghai para el Salón de Shanghai. Peugeot explora nuevos terrenos con su nuevo “show car”, el quinto de una nueva generación de prototipos en los que nos encontramos con un roadster gran turismo, un roadster biplaza eléctrico y dos pequeños city car. Ahora le llega el turno a un crossover de gran tamaño que no descartemos tenga bastante influencia en un futuro modelo de producción.

De hecho el Peugeot SXC es un todocamino bien proporcionado con unas cotas similares a las del Peugeot 4007. Siguiendo la demanda del mercado de crossover cada vez más confortables y prácticos en carretera y ciudad y menos aptos para actividades camperas, este prototipo ha reducido su altura y se muestra más deportivo y estilizado y con la estética felina que busca Peugeot en su futura gama de vehículos.

Peugeot SXC

Para garantizar unas prestaciones acordes con su tamaño y de paso mantener, con ciertas limitaciones, parte de sus aptitudes de “todocamino” perdidas con su concepción de “crossover”, Peugeot ha decidido dotar al Peugeot SXC del nuevo sistema HYbrid 4. En definitiva se trata de una mecánica híbrida que emplea un motor de combustión en el eje delantero y un motor eléctrico en la parte trasera para el eje posterior, pudiendo incluso funcionar en modo 100% eléctrico recorriendo hasta unos 12.5 kilómetros.

En este caso y a diferencia de los primeros HYbrid 4 en llegar al mercado, este prototipo ha sido equipado con un motor de gasolina 1.6 THP que homologa 218 CV. Eso junto con el motor eléctrico de 70 kW (95 CV) hace un total de 313 CV en conjunto. El consumo medio homologado en ciclo mixto es de solo 5.8 litros/100 km y las emisiones de CO2 de 143 g/km.

Peugeot SXC

Aún habiendo sido diseñado en el China Tech Center de Shanghai, el Peugeot SXC refleja todos aquellos rasgos felinos que ya intuíamos en los Peugeot SR1 y Peugeot EX1, o incluso en el propio Peugeot 508. Faros alargados, estilizada parrilla, capó rebajado con el emblema del león incrustado, grupos ópticos traseros en forma de boomerang…

El habitáculo, dada su condición de prototipo, es de lo más futurista. Se han dispuesto únicamente cuatro plazas con asientos ergonómicos e infinidad de pantallas y luminosos tanto para las ayudas y la información del conductor como para los sistemas multimedia del acompañante y el resto de pasajeros.

¿Estará allanando terreno Peugeot para preparar el sucesor del Peugeot 4007?

Fuente: Peugeot
En Diariomotor: Peugeot EX1 | Peugeot SR1 | Peugeot HR1 Concept

Lee a continuación: Trexa Enertube, la plataforma modular para vehículos eléctricos

Ver todos los comentarios 7
  • X 2.0

    El termino medio para el tamaño de los pilotos en Peugueot parece que no existe, y encima copian de los horrendos faros de Ford.

    Visto por detrás no está nada mal y me gusta muchisimo el lateral, les ha quedado muy bien, si corrigen el frontal podrían triunfar sin problemas.

  • ramon

    bastante bonito,tiene una presencia deportiva

  • el tino

    para que tener un Peugeot, son los autos mas purgados y lentos que pueden haber...

  • Brighton_Rules

    Claro el tino, tu comentario es de lo más objetivo y constructivo que he podido leer, después de ver una sesión del Congreso.

  • Los políticos qhdp

    La clase 1000eurista se está reconvertiento en 900 ú 800 eurista, como piensan los fabricantes vender en España "claro fuera es otra historia". España va de mal a peor gracias ZParo. Te tenían que echar antes de vencer tu contrato "moción de censura YAAAA". Para que salgas por la puerta de atrás y con el rabo entre las piernas.

    • X 2.0

      Largate de aqui, si quieres hablar de politica largate a otro Blog, pero no vengas a ensuciar esto con tonterias.

  • Los políticos qhdp

    La clase 1000eurista se está reconvertiento en 900 ú 800 eurista, como piensan los fabricantes vender en España "claro fuera es otra historia". España va de mal a peor gracias ZParo. Te tenían que echar antes de vencer tu contrato "moción de censura YAAAA". Para que salgas por la puerta de atrás y con el rabo entre las piernas.