Peugeot EX1, el coche eléctrico más rápido en Nürburgring

Fran López  | 

Para bien o para mal, y aunque todavía les quede mucha vida a los motores de combustión interna, hemos de hacernos a la idea: los coches eléctricos están aquí para quedarse, y aunque por el momento su introducción en el mercado es meramente anecdótica y la tecnología todavía está en muchos aspectos en pañales, por ejemplo en temas como autonomía o puntos de recarga, el futuro (o al menos parte de él) será de los vehículos eléctricos. Los fabricantes, conscientes de ello, continúan invirtiendo tiempo y esfuerzos en ello, aunque muchas veces parece que sea en segundo plano.

Una prueba de que los coches eléctricos progresan pasito a pasito la tenemos aquí, con el Peugeot EX1. Lo sé, no es el coche que todos esperaríamos encontrarnos aparcado en la calle, pero hay que valorarlo como ejercicio de diseño y tecnología aplicable, y su tiempo en Nürburgring es buena prueba de ello, batiendo ampliamente el récord de vuelta para vehículos eléctricos en casi un minuto, que estaba establecido hasta ahora por el Mini E Race, parando el crono en 9:01.338

Peugeot EX1 en Nürburgring

Es verdad, no parece un tiempo espectacular si lo comparamos con los récords absolutos del Nordschleife o con el tiempo de otros modelos más modestos de gasolina, pero hay que darle su verdadero valor. Por compararlo relativamente, es un tiempo muy similar al de modelos mucho menos potentes como son los casos del Renault Twingo RS (133 CV), Suzuki Swift Sport (125 CV) y ligeramente más rápido que un Fiat Grande Punto Abarth EsseEsse (180 CV).

También hay que tener en cuenta que no todo es la potencia, y en estos casos, a pesar de superar la tonelada de peso, probablemente los desarrollos de la caja de cambios pueden permitir mayores velocidades máximas en las largas rectas.

Peugeot EX1 en Nürburgring

Recordemos que el Peugeot EX1 es un roadster totalmente eléctrico, con 340 CV y 480 Nm de par máximo, cifras realmente respetables que le permiten catapultarse de 0 a 100 Km/h en 3,5 segundos gracias a un peso de sólo 750 Kg. Su vuelta récord en el Nordschleife de 9:01.338, realizada por el piloto Stéphane Caillet, nos da una velocidad media de 138,3 km/h.

Precisamente este punto, el de la velocidad máxima (junto con la autonomía) sigue siendo quizás uno de los puntos débiles más importantes de los eléctricos a día de hoy, y más si hablamos de coches con pretensiones deportivas. Nos quedamos con ganas de ver de qué serían capaces otros deportivos eléctricos, como el Tesla Roadster, por ejemplo, en el Infierno Verde. Quizás algún día no demasiado lejano también se decidan…

Fuente: autoblog.it
En Diariomotor: Peugeot EX1 | Peugeot EX1, todos sus datos

Lee a continuación: Prototipo clásico: Alfa Nuvola (1996)

Ver todos los comentarios 9