Mercedes SLS AMG Roadster, el deportivo pierde sus alas para ganar un suave techo de lona

 |  @omiguel  | 

El bienaventurado Mercedes SLS AMG suma una variante a su corta vida perdiendo una de sus características más interesantes, las alas de gaviotas heredadas del Mercedes 300 SL, y ganando la capacidad de conducir a cielo abierto. Para el Mercedes SLS AMG Roadster sólo cabía una posibilidad, un camino único para transformarse en superdeportivo descapotable sin perder su salsa original: el techo de lona.

Una sencilla estructura muy ligera, realizada con aluminio y magnesio entre otros materiales, articula la capota de lona que se almacena en forma de “z” dentro de un pequeño compartimento situado por detrás de los asientos y de los arcos anti-vuelco. La parte textil de la capota, la lona, está realizada con tres capas que diluyen las vibraciones y los ruidos típicos de estos sistemas. Su capa posterior repele al agua e incluso cuenta con un pequeño compartimento para recoger y evacuar el agua que situado en el hueco en el que se guarda.

La apertura/clausura de la capota es totalmente automática y se puede accionar mientras se circula a 50 Km/h como máximo, al igual que ocurre por ejemplo con la capota del Audi R8 Spyder. La incógnita aquí es el tiempo que tarda en realizar una operación completa porque Mercedes no lo detalla. El conjunto que encierra a los dos ocupantes del roadster ha pasado una serie de pruebas, entre ellas los test de lluvia, para comprobar que cuenta con la rigidez y la impermeabilidad necesarias para comercializar el vehículo.

Tras perder el techo original y las puertas tipo “ala de gaviota” el Mercedes SLS AMG Roadster tuvo que reforzar sus largueros para mantener la rigidez estructural de la carrocería. No sólo se tuvo que realizar para asegurar el habitáculo sino porque además es la clave para conseguir una buena dinámica. El hecho de que se tuviera en cuenta la versión descapotable en el desarrollo del Mercedes SLS AMG original ayudó a que el chasis ya estuviera preparado.

Mercedes aporta otro dato que confirma la presencia de la versión roadster en el proyecto original del SMS AMG. La carrocería del coupé pesa 241 Kg exactos mientras que la del roadster, sin techo ni puertas “alas de gaviota” pero con refuerzos integrales y la capota, pesa 243 Kg.

Sin alas pero con el motor de siempre: ocho cilindros en V y 571 CV

El Mercedes SLS AMG Roadster mantiene intacto el mismo motor que su papá coupé. Es el V8 atmosférico de 6,2 litros y 571 CV de potencia que transforma el vaivén de los pistones en 650 Nm de par máximo que llegan al eje posterior a través de una caja de cambios de doble embrague y 7 velocidades. A falta de conocer términos prestacionales exactos Mercedes nos confirma que el Mercedes SLS AMG descapotable ha rodado en circuito a 317 Km/h sin problema alguno.

Test de lluvia en el Centro Tecnológico de Mercedes-Benz (MTC)

Dentro de medio año aproximadamente, cuando se celebre el Salón de Frankfurt en el mes de septiembre, nos sentaremos dentro del Mercedes SLS AMG Roadster para contaros qué tal es subirse a esta maquinaria deportiva alemana sin que un techo nos ponga límites superiores. Por ahora Mercedes continuará las pruebas sobre el vehículo para darle los últimos retoques antes de llevarlo a producción.

Fuente: Mercedes-Benz

En Diariomotor: Mercedes SLS AMGMercedes SLS AMG, el alas de gaviota en Frankfurt 2009

Lee a continuación: FAB Design se excede con el Mercedes SLS AMG

Solicita tu oferta