Porsche Cayman S Black Edition, el Cayman que pone contra las cuerdas al Nissan 370Z

 |  @omiguel  | 

Esto de “Black Edition” ya nos empieza a sonar mucho y es que así está denominando Porsche sus últimas ediciones especiales. Ahora es el turno para el Porsche Cayman S que suma la denominación en una tirada única – al menos por el momento – de 500 unidades. La clave de su marca especial está en su tono oscuro, en los extras con los que viene equipado y en una pizca más de “rugido boxster”.

La pintura metalizada en negro con la que van a juego los asientos y prácticamente todo el interior, salvo los bonitos apliques metalizados, son las características que más entran por la vista. También deberían ser las ruedas, formadas por unas llantas de aleación ligera Boxster Spyder de color negro y neumáticos 235/35 ZR19 y 265/35 ZR19. Estas llantas son una pulgada más grandes que las de serie y una pulgada más ancha que las opcionales de 19” del Cayman S. En definitiva, el Black Edition lleva unas calzas más grandes que las de cualquier otro Cayman S.

Otros puntos exteriores del coche, como la salida de escape central o la tipografía del portón trasero, han sido esmaltados en negro. Por dentro destacan también las placas de los umbrales de las puertas y la chapa conmemorativa de la edición situada en la guanteras, ambas metalizadas con la reseña “Black Edition”. Los citados asientos, tapizados parcialmente en cuero negro, llevan bordado el logotipo de Porsche en sus cabezales. Hasta la consola del conductor está decorada completamente en negro pensando en los amantes de esta “ausencia de color”.

El bagaje básico de este Cayman de la noche incluye faros de xenón con luces direccionales y diurnas de tipo LED, retrovisores exteriores antideslumbrantes, sensor de lluvia, control de velocidad de crucero, volante Sport Design etc. Dos paquetes extras están incluidos en el Cayman S Black Edition: el Sound Package Plus (7 altavoces y más potencia de sonido) y el Porsche Communication Management (navegador GPS, conexión Aux-in, conexión USB / iPod y teléfono móvil integrado).

Cayman S Black Edition, 330 CV

Siendo el Porsche Cayman S la motorización está clara aunque para esta ocasión recibe un pequeño incremento de potencia. El motor boxer de seis cilindros, con 3,4 litros de cilindrada, entrega 330 CV a 7.400 revoluciones por minuto (10 CV a 200 rpm más que en el original) mientras que su par máximo se mantiene en los 370 Nm. En conjunción con el cambio manual de seis marchas permite acelerar en 5,1 segundos desde 0 a 100 Km/h mientras que con el PDK son cinco segundos exactos para el mismo recorrido.

Pero todavía se puede lanzar uno más rápido si utiliza el Launch Control que viene con el paquete Sport Chrono Plus en ese caso son necesarios sólo 4,8 segundos para batir los 100 km/h. Exprimiendo al máximo, mejor en circuito que en autopista, el Cayman S Black Edition puede alcanzar los 279 Km/h (cambio manual).

Esta edición especial del Porsche Cayman S ya tiene precio fijado para España, 76.826 euros, y fecha de desembarque a partir del mes de julio. El precio de partida de cualquier otro Porsche Cayman S es de 70.985 euros. ¿Compensa la diferencia? Como siempre, es cuestión de cada uno pero son menos de 6.000 euros de diferencia con todos los añadidos y la exclusividad extra que da una edición especial de Porsche.

El Nissan 370Z, tradicional rival japonés del Cayman S, se queda ligeramente por detrás en prestaciones tras el Cayman S Black Edition. No merece desprecio alguno y más si nos vamos a ceñir a un presupuesto más ajustado: el 370Z base cuesta actualmente 43.950 euros. Obviamente en la diferencia de precio hay mucho más que prestaciones brutas…

Fuente: Porsche

En Diariomotor: Porsche 911 Black Edition y Boxster S Black Edition, negro por doquier en Ginebra | Nissan 370Z, a prueba | Porsche Cayman S, a prueba

Lee a continuación: Porsche Cayman R en el Salón de Ginebra

Solicita tu oferta desde 59.324 €
  • ramon

    esta muy bien,muy bonita esta edicion especial

  • Tifossi

    Hombre, x comportamiento el Cayman S “normal” ya tenía contra las cuerdas al 370Z. Contra las cuerdas y bastante tocado. El problema es q el 370Z cuesta, según los extras q añadas, menos d la mitad d lo q t cuesta 1 Cayman, sin ser el S.

  • “el Cayman que pone contra las cuerdas al 370Z”

    Vaya, así que Posche aceptó en algún momento que su Cayman era inferior al Nissan? Curioso.

  • Pingback: Porsche Cayman S, a prueba (I)()