eco-sprinter y eco-speedster, los orígenes de Smart

 |  @davidvillarreal  | 

La idea original que culminaría en la marca Smart, tal y como la conocemos ahora, nacía a finales de los años 80. Entonces fue cuando Nicolas Hayek, CEO de la compañía de relojería suiza Swatch, se planteaba la idea de introducirse en la industria automovilística aprovechando las técnicas de desarrollo y personalización aplicada en sus relojes de pulsera. Fue entonces cuando Swatch se puso manos a la obra en el proyecto denominado Swatchmobile y con la idea de desarrollar un biplaza híbrido.

Para lograr su cometido Hayek decidió cooperar con alguna marca de automóviles, y así aprovechar toda su experiencia para que su introducción en el mercado del automóvil no fuera todo un drama. En 1991 llegaban a un acuerdo con Volkswagen, pero la entrada de Ferdinand Piëch como CEO del Grupo Volkswagen precipitó la ruptura con Swatch, dado que Volkswagen y su nuevo Lupo podrían ser incompatibles con el proyecto de Swatch. En cualquier caso estos ya contaban con un plan alternativo y no tardaron en confirmar su acuerdo definitivo con Daimler-Benz AG y por ende Mercedes-Benz.

Estos fueron los inicios de Micro Compact Car AG, una compañía nacida con el 49% del capital (50 millones de francos suizos) proporcionados por Swatch y el 51% restante por Daimler-Benz. El acuerdo se materializaría además con dos prototipos presentados en 1994, el eco-sprinter (de techo fijo) y el eco-speedster (de techo rígido desmontable). Ambos fueron diseñados por Mercedes-Benz, biplazas y de tracción trasera, siendo propulsados con un motor eléctrico de 40 kW y un motor de gasolina de tres cilindros respectivamente.

Ya entonces ambos prototipos se caracterizaban por sus dimensiones extremadamente reducidas, apenas 2.5 metros de longitud, y por el buen aprovechamiento del habitáculo para alojar a dos pasajeros. Ya en sus inicios empleaba la disposición de tipo sandwich, con el motor y la transmisión en la parte trasera y bajo el suelo, una idea que se trasladaría más tarde al smart fortwo de producción.

Ya en 1982 Mercedes-Benz había presentado el NAFA Concept, un prototipo de city-car con puertas correderas, tracción delantera, dirección asistida, aire acondicionado y transmisión automática. Pero en definitiva el verdadero precursor del Smart Fortwo, tal y como lo conocemos ahora, fueron estos prototipos que materializaron el objetivo común de Swatch y Mercedes-Benz de lanzar un verdadero vehículo urbano, chic y moderno que conquistase la ciudad. Poca duda cabe de que en definitiva consiguieron su cometido…

En 1996 coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Atlanta y más tarde en el Salón de París se presentarían las correspondientes evoluciones de los Micro Compact Car eco-speedster y eco-sprinter, ya mucho más cercanos al modelo definitivo de Smart Fortwo que comenzase definitivamente su producción en 1998.

Fuente: Daimler-Chrysler | Wikipedia
En Diariomotor: smart fortwo | El prototipo que formó el Smart Forfour sale a la luz

Lee a continuación: Smart USA es un fracaso, Penske quiere deshacerse de ella

Solicita tu oferta desde 11.149 €
  • Javitoferr

    Afortunadamente se decanto por MERCEDES BENZ, porque dada la cadencia minoritaria de este coche, ya VAG lo habria cancelado. 

  • Juancho

     De lo que se perdio VW! Y encima por culpa del Lupo!

    Que ironias…

  • Devà vu… veo un coche “de juguete”, una “piltrafilla”… claro, veo LOS COMIENZOS de un coche. Nadie daba entonces un duro por él, y ahora? Ha, ha, ha. Ahora es el espejo en el que todos se miran.

    Los que se quejan de nuevos conceptos como el Twizy (o el coche eléctrico low cost en general) deberían darse una vuelta por aquí…