comscore
MENÚ
Diariomotor
Tuning

3 MIN

Porsche 997 GT3 RS por ADV.1, un pequeño retoque en forma de llantas

Pese a que la generación 991 del Porsche 911 ya ha sido presentada oficialmente (por el momento sólo en versiones Carrera y Carrera S), al Porsche 997 todavía le queda cuerda para rato, y más si hablamos de las versiones más deportivas de la gama, muy populares entre las principales firmas de preparaciones de todo el mundo. Y aquí tenemos un nuevo ejemplo, con este Porsche 911 (997) GT3 RS con el toque personal de ADV.1

¿Son necesarios cambios radicales en un GT3 RS? Yo soy de los que piensan que lo que es muy bueno de serie, mejor tocarlo lo justo. Y este es precisamente el caso, ya que ADV.1 se ha limitado a pequeñas modificaciones sin cambiar demasiado la estética de origen que le hacen ganar atractivo. Porque, en muchas ocasiones, el atractivo o la diferenciación está en los pequeños detalles.

Uno de estos detalles principales, y que pueden cambiar la presentación del coche por completo, suelen ser las llantas de aleación. No descubriremos nada nuevo si decimos que un mismo coche con unas u otras llantas puede ganar (o perder) mucho atractivo, a igualdad de todos los demás factores. Y eso sin entrar en aspectos de mejora de comportamiento al aumentar el tamaño, ganando agarre y precisión con neumáticos de mayor anchura y menor perfil, o al disminuir el peso de las mismas reduciendo inercias de las masas no suspendidas.

En el caso que nos ocupa, ADV.1 propone unas preciosas llantas modelo ADV7.1 en generoso tamaño, con 8,5×20” para el eje delantero y 12×20” para el eje trasero, vestidas con unos neumáticos Pirelli P Zero en medidas 245/30 ZR 20 y 325/25 ZR20, respectivamente. Y eso es (casi) todo, porque el trabajo se completa con pequeños toques exteriores, como la pintura Brushed Gunmetal en una especie de gris mate, que contrasta muy bien con los pequeños toques de color rojo en partes como el alerón trasero o la entrada de aire frontal.

¿Algo más? Nada más por aquí, ni rastro de modificaciones mecánicas, algo para lo que (por otra parte) se puede recurrir a muchos otros preparadores. Yo ya me quedaría totalmente satisfecho con unos pequeños y acertados toques de manera discreta, como en este caso con las llantas. Bueno, mejor dicho, yo ya me quedaría más que extasiado con un GT3 RS de fábrica…

Fuente: GT Spirit En Diariomotor: Porsche 911 GT3 RS, probamos en Estoril el modelo más extremo de Porsche | Porsche 911 GT3 RS 4.0

Vídeo destacado del Porsche 911