comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

ANIACAM propone jubilar los coches de más de 12 años de antigüedad

Una de las últimas propuestas de ANIACAM seguramente levantará mucha polvareda, y aunque es más que probable que se quede en eso, en una mera propuesta sin terminar de formalizarse, lo cierto es que da que pensar. Para aquellos que desconozcáis qué está detrás de estas siglas, ANIACAM es la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas, es decir, una asociación empresarial española. Una de las últimas propuestas realizadas desde la asociación consiste en que, “por ejemplo”, se estipule legalmente que la edad máxima de un coche en circulación no pueda ser superior a los 12 años.

En conjunto con esta medida, desde la asociación de importadores de vehículos se propone también que paralelamente se establezcan ayudas económicas para achatarrar los vehículos que superen los 12 años de antigüedad, con la intención de convertirse en un plan estructural permanente para renovar el parque automovilístico español: es cierto que la edad media de los coches españoles en circulación es de las más elevadas de Europa, pero no puedo evitar pensar que detrás de esta propuesta se esconde el deseo de intentar hacer más negocio en un momento en el que las matriculaciones de coches nuevos están estancadas, bastante por debajo del millón de matriculaciones al año.

ANIACAM propone, entre otras medidas, una edad máxima de 12 años para los vehículos, con ayudas para el achatarramiento

Y es que no sólo las empresas en general y fabricantes de automóviles en particular notan la crisis: que no se nos olvide que los ciudadanos de a pie (o consumidores desde otro punto de vista) son los mayores afectados en este contexto de difícil situación económica, por lo que es normal que las ventas y el consumo se resientan.

Ante esta situación de incertidumbre, muchos son los que directamente no pueden cambiar su coche, y otros muchos, aunque quizás sí podrían, se retraen ante la desconfianza generada, aplazando la compra para más adelante. Y es que en muchas ocasiones, y por mucho que nos pese, hay otras necesidades prioritarias en la vida antes que el capricho de estrenar coche.

Es por eso que no puedo dejar de mirar esta propuesta con cierto escepticismo. ¿Cambiar “por decreto” nuestro coche cuando cumpla los doce años de antigüedad? ¿Por qué motivos (reales)? ¿Y por qué no proponer a los seis, ocho, diez, o veinte años? ¿Alguno de vosotros piensa en la obsolescencia programada, para que consumamos más y mejor?

Faltan por concretar más detalles particulares de esta propuesta si no quiere ser percibida como muy general y “de idea feliz” y apresurada, porque lo cierto es que actualmente no parece el mejor momento para realizarla. Como motivos de proponer esta medida se esgrimen la mayor seguridad vial y la menor contaminación que produce un coche nuevo, y es totalmente cierto, pero esta propuesta huele más a querer recuperar el sector con más ventas (intención que no podemos reprochar, pero no a cualquier precio).

Un coche nuevo contamina menos y es más seguro, pero ¿han de tener los coches una fecha de caducidad obligatoria por ley?

Falta por ver qué medidas relacionadas con el sector del automóvil tomará el nuevo Gobierno salido de las urnas el pasado 20-N, y quizás se vuelvan a retomar ayudas de uno u otro tipo para el sector del automóvil, entre ellas las ayudas directas para la compra de un nuevo vehículo. Otras medidas que a medio o a largo plazo también son probables, con el afán de reducir la contaminación atmosférica, serán las de limitar o prohibir el acceso a ciudades o cascos históricos a los coches con una cierta antiguedad (o determinada cifra de emisiones contaminantes), pero ¿prohibir totalmente la circulación y uso de aquellos vehículos de cierta antigüedad? Sinceramente, no lo acabo de ver.

Otras de las medidas que propone ANIACAM son la supresión del Impuesto de Matriculación, algo que ya no pagan aquellos vehículos con emisiones homologadas de CO2 menores a 120 g/km y sí los coches más contaminantes. ¿Se quiere, en este caso, bonificar también la venta de vehículos más contaminantes? Porque sería, en cierto modo, algo incongruente.

En lo que sí coincido es en la necesidad de replantearse el modelo del actual Impuesto de Matriculación, así como en las últimas propuestas que realizan desde la asociación: la necesidad de endurecer la Inspección Técnica de Vehículos, con mayores exigencias para las ITV (garantizando mejor la seguridad y aptitudes de los coches en circulación) y la supresión del impuesto de transmisiones patrimoniales en la venta de vehículos usados.

Fuente: El Mundo Motor Imágenes: elbeewa (Flickr) | Alfonso Benayas (Flickr) | Licencia Creative Commons 2.0 En Diariomotor: Medio Ambiente quiere limitar la circulación de los coches más contaminantes | Las ventas de coches eléctricos no despegan en Europa