A 250 km/h con una pick-up que quema aceite vegetal

 |  @sergioalvarez88  | 

Alcanzar 250 km/h con un pick-up es todo un logro. Alcanzar 250 km/h con aceite vegetal como combustible es un logro mucho más exótico e interesante. Es lo que un equipo de estudiantes de la Boise State University ha logrado en un meeting de la Southern California Timing Association: una reunión de fanáticos de la velocidad que se reunen periódicamente en el lago seco de El Mirage para batir récords de velocidad con vehículos modificados. Una versión de andar por casa de la Bonneville Speed Week.

La idea de batir el récord de velocidad para vehículos movidos por aceite vegetal, en la categoría de pick-ups con motor diésel. Dave Schenker llevaba un tiempo aficionado a los combustibles alternativos y había estado trasteando con un viejo pick-up de su familia. Su ingreso en la Boise State University vino acompañado de la creación de GreenSpeed, un club que juntaba su pasión por la velocidad y los combustibles alternativos. Pronto el club creció, enfrentándose a un reto real y emocionante.

Una conversación con conocidos reveló que el récord de dicha categoría estaba en poco más de 98 mph (menos de 160 km/h), logrados con una pick-up modificada con un enorme presupuesto. GreenSpeed se propuso superar dicho récord, para lo que lograron reunir 110.000 dólares gracias al patrocinio de nada menos que 72 spónsors. El vehículo escogido fue una Chevrolet S-10 de segunda mano, la cual fue modificada extensivamente. Su motor, un Cummins: un turbodiésel de seis cilindros en línea y 5.9 litros de cilindrada.

Gracias a un turbo del tamaño de una cacerola y extensas modificaciones en el sistema de alimentación de combustible, el coche es capaz de funcionar con aceite vegetal. Aceite de girasol mezclado con aceite de semillas de algodón ha sido el combustible elegido, que produce 700 CV en un motor muy modificado. Gracias a deflectores delanteros y neumáticos para drag racing, el Chevrolet S-10 ha superado los 250 km/h en las dos pasadas requeridas para certificar el récord.

Una Class C License ha sido el premio, pero para los locos de GreenSpeed no es suficiente. El año que viene, planean estrujar aún más las caracolas Turbonetics y modificar el chasis adicionalmente con la intención de batir el récord de vehículos diésel, que está en 328 km/h. Más potencia será requerida y mucho trabajo, pero lo mejor de todo es que el combustible seguirá siendo aceite vegetal. Auguro un buen futuro a estos estudiantes, y buenos puestos en el dpto. de ingeniería de alguna gran empresa.

Fuente: Wired
En Diariomotor: LupiniPower Chevrolet SuperUte, una pick-up con motor de Corvette ZR1 | Turismos pick-up, esa extraña especie automovilística (III) | Ford vuelve a arrebatar la corona de las pick-up Heavy Duty

Lee a continuación: Nissan continúa el homenaje al esquí con los X-Trail, Pathfinder y Navara Formigal

  • Rojo_morao

    ¿Qué hubiera pasado si en lugar de escoger una pick-up, hubiesen optado por un coche con menos peso y mejor aerodinámica? Aunque no es fácil seguro que puede superar ese récord, tal vez en uno o dos km/h más, pero seguro que lo hacen, ánimo.