Híbridos enchufables y eléctricos, iguales ante la ley para Toyota

 |  @davidvillarreal  | 

Recientemente nos poníamos al día gracias a mi compañero Javier Onrubia con el estado de las ayudas del Gobierno para los eléctricos, un incentivo positivo y necesario para permitir que de alguna forma el parque automovilístico español se renueve con automóviles más eficientes, modernos y de bajas emisiones de CO2 y de paso apoyar la popularización del vehículo eléctrico. Recordemos que las ayudas máximas se situaban en tres tramos de 2.000€, 4.000€ y 6.000€ dependiendo de la autonomía eléctrica del vehículo, o en otras palabras y generalizando muy rápidamente, de que este fuera híbrido enchufable, de autonomía extendida o eléctrico puro.

A priori las subvenciones estatales existentes, que se acumularán a otras dependientes de las administraciones autonómicas, parecen justas en tanto la ayuda prima al vehículo según se entienden sus emisiones serán menores o nulas. Pero Toyota España lanzaba su llamamiento particular al Gobierno para replantearse las ayudas y tomar una decisión que permita un catálogo de subvenciones homogéneo para estos turismos con “chispa”, con un máximo de 6.000€ para todos independientemente de su autonomía eléctrica.

Toyota se ampara en que la autonomía de un híbrido enchufable, de hasta unos 40 kilómetros, es más que suficiente para cubrir (según cálculos estadísticos) un alto porcentaje de los trayectos realizados. Según estudios entre un 70-75% de los trayectos realizados son inferiores a 20 kilómetros.

Huelga decir que el interés de Toyota también radica en el lanzamiento del Toyota Prius Plug-In Hybrid que según estipula el Plan Movele sólo recibirá 2.000€ de ayuda por contar con una autonomía eléctrica de tan sólo 22 kilómetros.

Fuente: CincoDías.com
En Tecmovia: Los eléctricos reciben nuevas ayudas en 2011 y 2012

Lee a continuación: Toyota Prius Plug-In Hybrid, sólo 2.2 litros/100 km para el “enchufable”

  • Anónimo

    Pues…aunque me declare toyotista confeso, no estoy de acuerdo con sus declaraciones. ¿Los motivos? Muy sencillo,  lo primero es que no se puede meter en el mismo saco un automóvil que tiene una autonomía de sólo 22km (Prius enchufable) y a otro que te ofrece casi 8 veces más (Leaf, 175km), según el facricante, claro. Lo segundo, por las diferencias obvias: uno es un eléctrico puro y el otro es un híbrido enchufable, que si quieres lo enchufas y si no, no.

    Aunque yo, una cosa tengo clara. El día que tenga que cambiar de coche lo más probable (por no decir que casi con total seguridad) es que me decante por un híbrido, un Prius o un Auris HSD (aunque cuando esto suceda, lo más probable es que haya muchísimos más modelos donde elegir :P)

  • Oliver

    Mira que listillos los de Toyota. Menos mal que las autoridades tienen claras ciertas cosas, no puede ser incentivado fiscalmente un automóvil en razón de sus bondades ecológicas si tales bondades son optativas: el eléctrico puro o lo recargas o lo recargas; el híbrido o lo recargas… o pasas de todo y le echas gasolina, como a cualquier otro coche no incentivado, y contaminado lo que cualquier otro automóvil no incentivado.

  • Carluset

    Pues qué quieres que te diga. El que se subvencione la compra de eléctricos con el dinero de todos, tal y como está el patio… Más vale que paguen lo que deben y los sueldos de los trabajadores públicos antes de ir abaratándole el coche a la gente