Bugatti prolonga dos años el suministro de transmisiones ¿cuál será la razón?

 |  @vfdezd  | 

Cuando el Bugatti Veyron apareció en escena en 2005, recibió admiraciones por parte de todos los frentes debido a la avanzada tecnología que posee. Sin duda, lo más alabado de todo es el propulsor situado en motor central, un inmenso bloque de ocho litros, cuatro turbos y 16 cilindros con 64 válvulas, capaz de entregar una potencia de 1.001 CV y un par motor de 1.250 Nm. Sin embargo, este motor no sería nada sin la sofisticada caja de cambios que incorpora, encargada de transmitir la fuerza a las cuatro ruedas por medio de un sistema de tracción total tipo Haldex.

Cuando aún estaban aterrizando en el mercado las primeras transmisiones de doble embrague del Grupo VAG, vinculadas a motores con bajo par motor, Bugatti presentó una sofisticada transmisión de doble embrague capaz de aguantar las embestidas de los 1.250 Nm del motor del Veyron. Desarrollada en conjunción con el especialista inglés Ricardo, se trata de un componente clave en el coche, pero también muy delicado y caro. De hecho, es estima que el precio de caja caja de este tipo supera los 100.000 euros, un precio superior al que podría pagar la mayoría de los mortales por un coche entero.

Su fabricación tiene lugar en la fábrica que Ricardo posee en Leamington (Inglaterra). Este importante suministrador de la industria automovilítica ha anunciado orgullosamente que ha alcanzado un acuerdo con Bugatti para renovar el acuerdo para la fabricación de la caja de doble embrague del Bugatti Veyron por un período de dos años. Se trata de la segunda prórroga de contrato que Ricardo y Bugatti han cerrado, después de que en diciembre de 2008 se produjera otra ampliación por tres años.

Después de conocer los hechos, toca elucubrar a qué se debe esta renovación por un período tan extenso. Bugatti no se ha pronunciado al respecto de este acuerdo, pero sabemos que al menos durante los próximos 24 meses continuarán fabricando coches con estas cajas de cambios. Los rumores que circulan por la red aseguran que este período tan largo se debe a que el ritmo de ventas del Bugatti Veyron Grand Sport está muy por debajo de lo deseado. Cuando se presentó hace dos años, se supo que se fabricarían en total 150 unidades, pero desde entonces sólo han logrado colocar 45 unidades en el mercado.

En la última nota de prensa publicada por la marca, aseguran que quedan 105 unidades esperando comprador, por lo que a este ritmo de ventas se harán cortos los dos años de prórroga firmados con Ricardo. Parece ser que no hay tantos millonarios acaudalados en el mundo dispuestos a pagar por lo menos 1.4 millones de euros por un vehículo tan exclusivo como de capricho. La idea de Bugatti era vender gran parte de los Grand Sport a los propietarios de la versión coupé, pero la respuesta no ha sido la esperada.

Otra interpretación más positiva de esta noticia que circula por la red es que la marca franco-germana sigue confiando en Ricardo para equipar sus cajas de cambios en el hipotético futuro modelo que lanzarán. Los dardos apuntan a la versión de producción del Bugatti 16C Galibier, pero esta explicación resulta mucho menos convincente que la anterior. Con un negocio que es tan intensivo en capital, Bugatti probablemente esté pensando en deshacerse de los Grand Sport previstos antes de involucrarse en nuevos proyectos.

Fuente: Autoblog.com | Bugatti | Ricardo
En Diariomotor: Bugatti Veyron Grand Sport, otra unidad exclusiva para Qatar | Bugatti Veyron Grand Sport L’Or Blanc: lujo, techo abierto y porcelana

Lee a continuación: Top Gear cruza Italia con el Lamborghini Aventador, McLaren MP4-12C y Noble M600: destino, Imola

  • Gilo

    qué maravilla de la ingeniería

  • Anónimo

    Me gustaria saber quien fue el genio al que se le ocurrio como estrategia de ventas de los Grand Sport “encasquetarselos” a los que ya tenian la version coupe.

  • Anónimo

    Que engeneria tan imprecionante ese el coche del siglo y no hablemos del veyron supersport con 1200CV viva la tecnologia alemana!!!

  • Jp

    Ridiculo coche y mas ridiculos sus seguidores.

    Lo que ha quedado mas que claro es que no es para nada rentable ;)

    • Gilo

      tu sí que eres ridículo JP,y se ve que no entiendes lo más mínimo de rentabilidad ni de estrategia empresarial

    • Anónimo

      VAG dijo desde el principio que el Veyron nunca daria beneficios, algo parecido a lo de Lexus con su LFA, pero es que este las intencion al sacar al mercado este tipo de vehiculos no es cuadrar tus cuentas a final de año.

      • Gilo

        Eso es, la imagen y la enorme publicidad que ha obtenido el grupo VAG con el Veyron seguro que es bastante superior a las pérdidas.