Ford B-MAX vs Opel Meriva, la batalla del pequeño monovolumen se libra en sus puertas

 |  @davidvillarreal  | 

Se avecina una bonita batalla en entre pequeños monovolúmenes, un segmento que gana fuerza con la llegada de nuevos integrantes y el desarrollo de nuevas tecnologías e inteligentes soluciones técnicas que redunden en confort, espacio y pingües mejoras en el ámbito práctico. Una de las contiendas que se librará de ahora en adelante es la que concierne al sistema de puertas y acceso al habitáculo. Los fabricantes siguen buscando la clave para mantener las virtudes de sus hermanos mayores los monovolúmenes compactos, adaptándose a una carrocería reducida significativamente.

Nos centraremos sobretodo en dos de los modelos más representativos de ahora en adelante: el Opel Meriva y el nuevo Ford B-MAX que se presentará próximamente para llegar a los concesionarios a finales de año. El primero de ellos, el alemán, llegaba hace tan sólo un par de años con una apuesta tan peculiar como innovadora, puertas posteriores de apertura en sentido opuesto, coloquialmente conocidas como puertas suicidas.

En el caso del nuevo Ford B-MAX los diseñadores han querido ir mucho más allá y no sólo han confiado en un recurso típico y habitual en otros monovolúmenes, como son las puertas traseras correderas, sino que han optado por prescindir del pilar central.

Del prototipo a la realidad

Tanto el Ford B-MAX como el Opel Meriva desde su fase de prototipo ya nos mostraban sus innovadores sistemas de acceso, presentándose como una visión muy cercana al modelo definitivo y de producción en el que desembocarían aquellos modelos aún de exhibición. Por el camino el Meriva tuvo que renunciar a un detalle tan interesante como el de prescindir de pilar central aunque, eso sí, conservó sus puertas suicidas antes de llegar a los concesionarios empleando este recurso como un reclamo más para atraer sobre todo a un cliente con familia y niños pequeños.

En el caso del B-MAX me mantuve escéptico hasta el último momento respecto a la ausencia del pilar central. Prescindir de un elemento estructural tan importante como este en un vehículo con una carrocería alta de monovolumen me parecía cuanto menos imposible, o al menos muy difícil. En cualquier caso Ford nos confirmaba recientemente que su nuevo monovolumen prescindiría de pilar B consiguiendo un acceso libre de excepcional anchura al habitáculo.

En última instancia las puertas correderas también ayudan a mejorar el acceso en plazas de aparcamiento estrechas, con poco espacio para abrir una puerta convencional.

Fiat 500L: puertas convencionales, estilo chic

Por último por qué no aprovechar la ocasión para hablar de un tercero en discordia, con un sistema convencional de puertas pero con un toque retro y chic. Se trata del nuevo Fiat 500L, un Fiat 500 venido a más y con cinco puertas para ofrecer una nueva alternativa más confortable y amplia en el monovolumen del segmento B.

Pese a que el Fiat 500L mantenga un sistema convencional de puertas su ventaja respecto a B-MAX y Meriva estará precisamente en que será el más largo de los tres con sus 4.14 metros de longitud.

Fuente: Fiat | Ford | Opel
En Diariomotor: Fiat 500L | Ford B-MAX | Opel Meriva

Lee a continuación: Ford B-MAX, 1.5 metros de apertura y un gran abanico de posibilidades

Solicita tu oferta desde 11.950 €
  • Miguel –

    El B-Max es chulisimo.
    Pero prescindir del pilar B debe ser peligroso en caso de accidente lateral o vuelco, no?

  • Miguel –

    El B-Max es chulisimo.
    Pero prescindir del pilar B debe ser peligroso en caso de accidente lateral o vuelco, no?

  • Juan Ignacio Gil

    Yo tengo bastante claro cual me compraría si solo dependiera de este tema. Ford B-Max. Y lo dice uno que tiene una Meriva de la anterior generación, vive en Zaragoza y ha trabajado en Figueruelas.

    El único pero podría ser lo que apunta Miguel. Me gustaría saber el resultado de la prueba Europcar en colisión lateral.

    Un saludo.

  • Oliver

    Mi única duda de practicidad del sistema sería el uso de esas puertas correderas cuando sólo se usan ésas, es decir, con las delanteras cerradas, tiene pinta de que el hueco para entrar va a ser bastante estrecho, no sé yo cómo entrará a las plazas traseras alguien generoso de tamaño sin abrir también las puertas delanteras.

  • Oliver

    Mi única duda de practicidad del sistema sería el uso de esas puertas correderas cuando sólo se usan ésas, es decir, con las delanteras cerradas, tiene pinta de que el hueco para entrar va a ser bastante estrecho, no sé yo cómo entrará a las plazas traseras alguien generoso de tamaño sin abrir también las puertas delanteras.