BMW 116i Urban a prueba (II): EfficientDynamics no es una tecnología, es una filosofía.

 |  @dseijo  | 

El BMW 116i es el motor más bajo gasolina del nuevo BMW Serie 1. Se trata de un 1.6 gasolina turbo de inyección directa y 136 CV que se ayuda de las tecnologías EfficientDynamics para reducir su consumo hasta los 5,5 litros que homologa en ciclo mixto, con las llantas de serie y la caja de cambios manual de seis velocidades.

Según este dato homologado su autonomía alcanza los 930 kilómetros, alejados de los 800 aproximadamente que conseguí en la prueba aunque sigue siendo una cifra considerable para su potencia. Su conducción resulta muy agradable para el día a día, su consumo es contenido y además nos incita a conducir de una forma eficiente.

Comportamiento del BMW 116i

Mis expectativas eran altas respecto al nuevo BMW Serie 1. Había tenido oportunidad de probar la generación anterior (un 116d) que me dejó un muy buen sabor de boca en cuanto a comportamiento en carretera. Con él entendí el famoso “¿Te gusta conducir?”. Para disfrutarlo no hacía falta acelerar, frenar ni tomar una curva… simplemente dejarse llevar.

Con el nuevo 116i he de admitir que, a pesar de ser cómodo y agradable, no he llegado al mismo punto de conducción. El motivo, por insignificante que parezca, es posiblemente el tamaño de los neumáticos. Las 18 pulgadas de la versión que había probado le daban un aplomo en carretera que no consiguen con los 205/55 R16 con neumáticos Michelin Energy Saver que monta esta unidad.

Otro detalle que me sorprendió fue la dirección demasiado blanda cuando circulamos con el modo ECO-PRO activado. Se puede modificar poniéndolo en modo Sport, pero no es posible modificar únicamente la dirección para que sea mas dura sin que esto cambie la respuesta del motor al acelerador.

La comparación por tanto no es del todo justa, habría que hacerlo con algún otro modelo de la gama BMW Serie 1. Porque el planteamiento del BMW 116i es la búsqueda de una conducción urbana, ágil y eficiente.

A la hora de conseguir resultados en la reducción de consumo es más importante incitar al conductor a conducir de una forma más eficiente más que bajar una décima el consumo. Pongamos un ejemplo: no estamos acostumbrados a circular con el acelerador a punta de gas, porque nuestra tendencia es pisar siempre un poquito más.

Con el modo ECO-PRO el coche parece tener 80 CV, ya que la respuesta al acelerador es mucho más lenta, pero así podemos ser algo más “bruscos” con el acelerador. Y el resultado es que realmente sólo estamos utilizando su motor de 136 CV como si lo llevásemos a punta de gas. Y si en un momento queremos toda la potencia, sólo tenemos que pisar a fondo (o cambiar a modo Sport).

Un motor eficiente y con estas ayudas puede hacer sombra al diésel, muchos de los que compran diésel deberían pensar en un vehículo así si realmente no realizan demasiados kilómetros al año, ya que el diésel no siempre compensa. Si bien BMW tiene algo a favor en este aspecto, y es que el precio de las versiones gasolina y diésel suelen ser el mismo (algo que se cumple entre el 116i y el 116d), aunque el gasolina cuenta con mayor potencia.

EfficientDynamics en el BMW Serie 1, ¿cómo funciona?

BMW quiere que EfficientDynamics sea una filosofía que se integre en todo el coche, desde el motor hasta el habitáculo. Uno de los elementos característicos del salpicadero de un BMW es la aguja que indica el consumo de combustible instantáneo, situada siempre debajo del velocímetro.

Este indicador convierte la aguja analógica en una “aguja digital” con tres modos distintos:

  • En modo Sport mide el consumo y la regeneración de energía (recarga de batería)
  • En modo Confort lo mismo, pero además nos da consejos para mejorar la eficiencia
  • En modo ECO-PRO se convierte en una barra que no indica un valor numérico, sino que nos dice cómo de bien o mal lo estamos haciendo
  • Este sistema resulta innovador a la vez que agradable a la vista, una unión entre el diseño clásico y las ventajas de lo digital. Sólo hay un problema, y es que de noche se ve demasiado contraste entre las agujas analógicas y digitales, y pierde su encanto.

    Circulando en modo ECO-PRO el coche nos indica cuántos kilómetros hemos ganado de autonomía respecto a la que teníamos, si mejoramos la eficiencia de la conducción. Además mediante la pantalla de la consola central podemos ver un histórico de consumo de las últimas horas, junto al modo de conducción que utilizamos.

    Los tres modos de conducción ajustan también la respuesta al acelerador e incluso el climatizador. En modo Confort o ECO-PRO, estas son las indicaciones que nos da el coche en la parte inferior derecha del salpicadero si queremos reducir el consumo:

    • Acelerar menos (si pisamos demasiado)
    • Reducir la velocidad (es configurable la velocidad máxima)
    • Palanca en punto muerto (para activar el modo Start&Stop)
    • Subir una marcha (nunca nos pide bajarla, aunque el motor se ahogue)
    • Gracias a este sistema tenemos para el día a día un coche que consume poco, y cuando queremos pedirle un poco más podemos ponerlo en modo Sport. Resulta útil porque no todos los días queremos pedirle el 100% al coche, al menos para quien lo vea así es un modelo interesante.

      Consumo del BMW 116i

      A lo largo de la prueba he obtenido un consumo de 6,6 litros por autopista a velocidades legales, 5,35 en carretera con conducción eficiente (que no lenta) y 7 litros en modo sport con una conducción más ágil.

      Auto Start/stop, cómo funciona en el BMW Serie 1

      El sistema de arranque y parada automático en semáforos está disponible de serie en toda la gama del BMW Serie 1. Es de agradecer no sólo por la reducción de consumo, sino también por el confort en los semáforos al eliminar el ruido del coche y la sensación de estar gastando combustible sin movernos.

      El Start/stop del BMW Serie 1 no ha cambiado respecto a la generación anterior. Sigue funcionando de forma correcta, pero no es especialmente rápido y la vibración de la palanca de cambio es más grande de lo que nos gustaría, también en este motor gasolina.

      Una novedad introducida en este sistema es la indicación en el cuentarrevoluciones. No indica cero, sino en su lugar un estado “Ready” (preparado), y en la parte más inferior un “Off” (apagado). Es útil para saber si el coche está realmente apagado o está en modo Stop&Start y se encenderá cuando pisemos el embrague.

      En la siguiente parte analizaremos sus versiones, rivales y precios, además de sus características multimedia e internet.

      En Diariomotor: BMW 116i Urban a prueba (I): Cómo es el nuevo BMW Serie 1 y en qué ha cambiado. | Nuevo BMW Serie 1, al desnudo en Frankfurt | Nuevo BMW Serie 1, precios para España y equipamiento

      Lee a continuación: BMW 116i Urban a prueba (I): Cómo es el nuevo BMW Serie 1 y en qué ha cambiado.

      El BMW Serie 1 es un compacto en la línea de los Audi A3 y Mercedes Clase A, comercializado con carrocerías de tres y cinco puertas y la peculiaridad de contar con tracción trasera, o tracción total

      • Xan

        Me parecen unos muy buenos consumos. Yo con mi 2.0 HDI 90cv de finales del 99 hago 6,5 de media en ciudad. La diferencia de prestaciones entre uno y otro es abismal.

      • jorge

        Muy buenos consumos, y, además muy contenidos en una franja, de 5,3 a 7, para ser un gasolina es una franja muy pequeña, normalmente cuando le das “alegría” se suele disparar un poco. Es cierto que el 116d y el “i” cuestán igual pero creo que el diésel debe tener como 110cv o asi, lo que supongo que se notará la diferencia cuando buscas algo más en el pie derecho

      • Urbanowl

        Anda! probasteis en Coruña, en la Universidad. Ya podiais haber avisado. :-)

      El BMW Serie 1 es un compacto en la línea de los Audi A3 y Mercedes Clase A, comercializado con carrocerías de tres y cinco puertas y la peculiaridad de contar con tracción trasera, o tracción total