Calificación GP Italia 2012: el Mundial tiene prisa, Hamilton logra la pole y Alonso saldrá décimo

 |  @josetellaetxe  | 

Monza, el templo de la velocidad, donde mañana se disputará el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, mostraba este mediodía la misma prisa de la que ha hecho gala durante todo el fin de semana. No es para menos, el pasado GP de Bélgica, entre la lluvia y la desastrosa salida protagonizada, muy a su pesar, por Romain Grosjean (hoy no presente por estar sujeto a sanción), derivó para los principales pilotos en lucha para el título, en una especie de cita perdida en la que, sin embargo, Button y Vettel supieron pescar en río revuelto.

No obstante, la alejada posición de Jenson de la cabeza y la cada vez más palpable anómala situación que vive Sebatian, originaban que la temporada se reinicie, realmente, en Monza. A tal fin, las numerosas innovaciones que han traído las escuderías a la prueba italiana, la celeridad con la que se han desarrollado las pruebas, los buenos tiempos conseguidos en entrenamientos, etcétera, aventuraban una calificación vertiginosa, como así ha sido, siguiendo el guión previsto.

Así las cosas, la Q1 daba inicio a la hora prevista, con la mayoría de los pilotos saliendo a una pista que mostraba óptima temperatura,con la intención de obtener en el menor tiempo posible, los mejores cronos que les dieran el pasaporte temprano a la Q2, de manera que no es de extrañar que Fernando Alonso, quien la ha liderado, haya obtenido un tiempo de 1´24”175 que le habría permitido ser tercero en la Q3.

Pero, como viene siendo costumbre de unas carreras a esta parte, la Q1 se ha limitado a servir de espacio de descarte para HRT (esta vez con Pedro De la Rosa, por detrás de Narain Karthikeyan), los Marussia (Charles Pic por detrás de Timo Glock) y los dos Caterham, con Vitaly Petrov mojándole la oreja a Heikki Kovalainen. La posición de la parrilla la ocupaba Nico Hulkenberg, debido a que no ha podido disputar la sesión calificatoria por un problema en la bomba de gasolina de su vehículo.

La Q2 se iniciaba con la misma celeridad que la Q1 pero, sin embargo, nos iba a ofrecer algunas sorpresas como, por ejemplo, la debilidad del RB7 de Red Bull para enfrentarse a un circuito que, sobre el papel, le resultaba beneficioso. En este orden de cosas, Sebastián Vettel conseguía su paso a la Q3, mientras que Mark Webber se quedaba a las puertas de hacerlo, en una segunda sesión que volvía a ser dominada por Fernando Alonso y su Ferrari, con Jenson Button como inquietante sombra del asturiano (a tan solo 13 milésimas).

Quedaban descartados Jean-Éric Vergne y Daniel Ricciardo (Toro Rosso), con Jerome D`Ambrossio intercalado entre ellos (quien sustituye este fin de semana al penalizado Romain Grosjean en Lotus), Bruno Senna y Pastor Maldonado (Williams) con un desconocido Sergio Pérez ocupando un puesto entre ambos.

Contra todo pronóstico, la Q3, que parecía iba a ser de nuevo dominada por el Ferrari de Fernando Alonso, daba paso a un constante cambio de posiciones en el cual el de Oviedo se diluía como un azucarillo en agua debido a un problema en el eje trasero de su monoplaza, y en el que destacaban con luz propia los dos McLaren. Así, un exultante Lewis Hamilton presentaba sus credenciales obteniendo la pole con su compañero Jenson Button a muy corta distancia. Tras ellos, un revitalizado Felipe Massa, quien ha sido hoy el encargado de llevar bien alto el estandarte de Il Cavallino en casa.

Inmediatamente detrás, Paul Di Resta, quien impelido por la inevitable pérdida de 5 puestos (por sustitución de caja de cambios) se ha dejado lo que no tenía por llegar lo más alto posible, para gozo y disfrute de los que confiamos en la valía del joven escocés. Detrás, Michael Schumacher, Sebastián Vettel y Nico Rosberg, seguidos a corta distancia por un Kimi Raikkonen que parecía estar pensando más en la carrera de mañana que en la calificación de hoy. Cerrando el cuadro, Kamui Kobayasi y Fernando Alonso.

En líneas generales y, como decíamos al comienzo, las escuderías no han perdido el tiempo por intentar recuperar los destrozos originados en la anómala prueba que supuso Spa. En este sentido, cabe reconocer que, como ya se apuntó en Bélgica, McLaren está dispuesta a presentarse en Singapur habiendo recortado la enorme distancia que la separaba de Fernando Alonso tan sólo hace dos carreras.

Red Bull, por el contrario, podría estar entonando el canto del cisne, ante la evidente presión de la de Woking, y la enorme fortaleza mostrada por la de Maranello que, aunque no ha sido suficiente para permitir al actual líder del mundial ratificar sus opciones consiguiendo la pole, sí ha sido capaz de colocar a Felipe Massa en la mejor posición de toda la temporada.

Calificación GP de Italia 2012 – Tiempos y parrilla de salida

Tabla de Tiempos: Formula1.com

Lee a continuación: G.P. de Hungría: Raikkonen da la sorpresa bajo el dominio de Hamilton, y la F1 se va de vacaciones