comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

2 MIN

Un Bugatti EB110 SS puede y debe hacer burnouts

En ocasiones, hay coches tan caros que da verdadera pena “hacer el bestia” con ellos. Es normal que alguien se dedique a pintar donuts en el asfalto con un Chevrolet Camaro SS, pero no es tan normal que se atrevan a hacer con uno de los coches más exclusivos del planeta, todo un BugattiEB110 SuperSport, un superdeportivo de lo más exótico: sólamente se han fabricado 50 unidades durante los años 90.

Su motor es un complicado V12 de sólo 3,5 litros, sobrealimentado por cuatro turbocompresores. El EB110 estándar tiene 553 CV, pero el SuperSport desarrollaba la tremenda cifra de 600 CV. Hoy en día alguna que otra berlina media se acerca a esa potencia, pero recordad que estamos en el año 1992. En su momento, aceleraba hasta los 100 km/h en 3,2 segundos y su velocidad punta era de unos tremendos 350 km/h.

Y 20 años después, uno de los afortunados propietarios se dedica a quemar rueda en salidas fulgurantes. Tras dejar una estela de humo blanco tras de sí, sale acelerando como si no hubiese un mañana por un camino bacheado. Por último, rueda a gran velocidad por caminos mientras podemos ver como el control de aceleración del motor replica las órdenes del pedal derecho del conductor.

Toda una sinfonía mecánica que merece la pena ver, aunque sea por la exótica imagen de un Bugatti quemando rueda. Por otra parte, nos alegra saber que hay dueños que conducen sus Bugatti, y no los mantienen recluidos en garajes climatizados.

Fuente: Carscoop En Diariomotor: El Bugatti EB110 SS “amarillo chillón” de Michael Schumacher | Bugatti EB110 SS con carrocería de fibra de carbono