comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Un repaso a la historia del BMW M3, en vídeo: buscando el M3 perfecto

Con el BMW M3 E92 dando sus últimos coletazos de vida, es hora de pensar qué esperamos de la futura generación del BMW M3 (¿o quizás BMW M4, si se confirman los rumores que apuntan a que el Serie 3 Coupé se denominará Serie 4?). Sobre la base del actual BMW Serie 3 F30, podemos esperar un bastidor todavía más afinado, menos peso, más tecnología que nunca y un motor de seis cilindros en línea turboalimentado con potencia que rondará los 450 CV. ¿Suficiente?

¿Qué tal si le damos un repaso a la saga del BMW M3, y vemos cuales eran los puntos fuertes de cada generación? En un intento de buscar el BMW M3 perfecto y extraer las mejores virtudes de cada generación, Autocar se ha puesto al volante de varias generaciones en circuito, en la búsqueda de definir los puntos fuertes de cada uno de ellos y prefigurar cómo debería ser el nuevo BMW M3, atendiendo especialmente a su pasado y a su historia.

La espera por el nuevo BMW M3 se hará larga, ya que su presentación está estimada para el 2014, pero mientras tanto Steve Sutcliffe de Autocar quiere ponernos los dientes largos con esta prueba de M3 ya clásicos, intentando definir cuál es la esencia más pura de la emblemática saga bávara. No están todos los que son, pero desde luego sí son todos los que están, ya que Sutcliffe se lleva tres unidades de generaciones diferentes del M3 a Brand Hatch para una prueba poco convencional.

Con más de 25 años de historia del M3, aquí tenemos presentes al BMW M3 E30, el primogénito de la saga, el BMW M3 E46 CSL (convertido en leyenda debido a su construcción aligerada, a su rendimiento en circuito y a sus escasas unidades fabricadas) y a la última generación, el BMW M3 E92, que todavía se encuentra a la venta. Cierto, echamos en falta a un M3 E36, quizás algo más burgués que el E30 pero también repleto de muchas virtudes.

No podemos más que sentir un poco de envidia sana gracias a este espectacular vídeo, en el que no falta un poco de contravolante y deslizamiento lateral, haciendo bueno el emblema que lleva a gala todo M3 de propulsión trasera. ¿Cuál sería vuestro favorito? Yo lo tengo claro, o no tanto, porque tendría serias dudas para elegir entre el M3 E30 y el E46.

El primero, gracias a su ligereza, su chasis y su motor de cuatro cilindros, era verdaderamente divertido de conducir y ya es todo un clásico con cotización en alza, mientras que por el M3 E46 no parecen pasar los años, con un motor de seis cilindros en línea y 343 CV que sigue siendo toda una joya de la ingeniería, así como una calidad global y un diseño interior y exterior que continúan vigentes. ¿Por qué no quedarnos con todos ellos?

Fuente: Autocar En Diariomotor: BMW M3 DKG Coupé, a prueba | 25 años del BMW M3, en vídeo | 40 años de BMW Motorsport GmbH