Audi A6 3.0 BiTDI, a prueba. Buscando la deportividad contenida

Ya sabemos que por dentro y por fuera el Audi A6 es relativamente discreto, que estéticamente no existen diferencias notorias respecto al resto de berlinas de Audi y que por dentro ha evolucionado para mejorar el nivel de confort y espacio de su predecesor, que ya era considerablemente alto.

Pero tras comprobar que el kit S Line, sus llantas de 20” y su encarnada carrocería lo disfrazan cual Audi S6 y también tras analizar a fondo su motor 3.0 BiTDI, con un rugido que no nos engaña pero nos convence y unas prestaciones de altísimo nivel, nos preguntamos: ¿El Audi A6 3.0 BiTDI es la berlina deportiva y diésel definitiva? ¿Colmará nuestras expectativas en este sentido?

Chasis del Audi A6 y sistema Audi drive select

Aunque es ágil hubiéramos deseado un extra de rigidez en suspensiones

Bien es cierto que la tracción Quattro aporta agilidad, y esta mole de casi 5 metros se desenvuelve de maravilla en cualquier escenario posible, también las carreteras muy reviradas. El tacto del volante es óptimo gracias a la desmultiplicación variable de la dirección, pero las suspensiones pueden pecar de blandas, y en algún momento hubiéramos deseado un tarado más rígido que nos ayudase a lidiar con las fuerzas laterales que acusa.

A día de hoy este Audi A6 con suspensiones adaptativas es probablemente el coche de la marca en que mejor he apreciado la diferencia existente entre los modos del Audi drive select. En el modo Comfort lidia con cualquier irregularidad del terreno de forma soberbia, sin que lo sufran los ocupantes a bordo, incluso teniendo en cuenta las llantas de 20” que calza nuestro Audi A6 de pruebas y sus suspensiones rebajadas. Es el modo ideal para el día a día y para la ciudad, aunque en el momento en que exigimos un poco más, como tomar una curva a cierta velocidad, los balanceos son demasiado altos.

En ese momento entra en juego el modo Dynamic, que selecciona un tarado duro para los amortiguadores y se ve penalizado transmitiendo más incomodidades para los ocupantes. No obstante este modo es especialmente práctico en entornos revirados por lo bien que gestiona los balanceos.

¿Y a quién recomendaríamos este Audi A6 3.0 BiTDI?

Quien se decanta por una berlina de representación, potente, pero diésel, busca sobre todo versatilidad y confort. El Audi A6 tiene de eso para dar y tomar, pero hubiéramos deseado un extra de deportividad.

El que busque una berlina deportiva en toda regla tendrá que lanzarse, sin más preámbulos, a por un Audi S6, que precisamente fue concebido por ese fin. Quién no quede incluso satisfecho con este, que podría pasar, tendrá que saltar de categoría hacia el nuevo Audi RS7 Sportback o el Audi RS6 Avant, una maravilla práctica cual berlina y rápida como el mejor de los deportivos. Pero tampoco olvidemos que el precio de estos últimos superará con creces los cien mil euros.

El Audi A6 con este motor diésel de alto rendimiento se erige precisamente como la opción ideal para el que busca la berlina de representación versátil, para recorrer muchos kilómetros (de otra forma la elección del gasóleo carece de sentido alguno), con unas prestaciones a un nivel muy elevado, pero sin la verdadera deportividad que cualquiera buscaría en un verdadero S de Quattro GmbH.

Sus carencias deportivas pueden paliarse, en la medida de lo posible, con los kit S Line completos (exterior e interior), suspensión deportiva rebajada 30 mm S Line, las suspensiones adaptativas (2.475 euros) o el diferencial trasero deportivo quattro (1.335 euros). Incluso Audi ofrece la posibilidad de montar unos frenos cerámicos por 10.480 euros, una opción que según mi modesta opinión será exagerada para la mayoría de los clientes que se decanten por este coche.

Fotografías: Pepe GiménezDavid Villarreal
En Diariomotor: Prueba del Audi A8 | Toma de contacto del Audi SQ5 TDI en Munich

Lee a continuación: Audi A6 3.0 BiTDI, a prueba. ¿Puede un diésel transmitirnos las sensaciones de un S6 de gasolina?

Solicita tu oferta desde 39.890 €
  • nombre

    y tan contenida…es un tanque diesel.

  • ADN

    14 mil euros en extras?, de los cuales la mayor parte serán de frenos. Nunca me ha dejado de sorprender como se sube el precio en esta clase de vehículos

  • Este modelo sólo con el equipo de sonido B&O y los frenos cerámicos es 18,000€ más caro.