La historia de Max Reisböck: el ingeniero que inventó el BMW Serie 3 Touring en el taller de un amigo

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Mediados de los 80. El BMW Serie 3 se ha convertido, con diferencia, en el modelo más representativo de la marca. Las berlinas y los coupés de BMW han cautivado al cliente europeo y la llegada del E30 supone un verdadero revulsivo para la plataforma compacta, que sus sucesores se encargarían de perpetuar hasta la fecha. Fue entonces cuando algunos se percataron de un importante problema que incluso hoy en día achacan estas berlinas, ¿cómo podemos cargar todo nuestro equipaje a bordo o bultos muy voluminosos en el maletero de un sedán?

Fue entonces cuando Max Reisböck, un ingeniero de BMW, decidió dedicar sus ratos libres – y sin que sus jefes tuvieran conocimiento de sus intenciones – en solucionar el problema que se encontraba con su BMW Serie 3 cada vez que se disponía a cargar las maletas y viajar de vacaciones con su familia. Ni corto ni perezoso tomó prestado el taller de un amigo, comenzó a desguazar pieza a pieza su flamante E30 y se dispuso a realizar una importante transformación que resultaría especialmente inspiradora para los responsables de BMW.

Así nacía el primer BMW Serie 3 Touring.

[video_adspot]http://www.youtube.com/watch?v=RS2z3e—Bpg[/video_adspot]

Seis meses y un tedioso trabajo de desguazado, soldado y pintura, culminaron con el primer BMW Serie 3 Touring de la historia, fabricado en el taller de un amigo de Max.

Sierra en mano, Max comenzó desplazando el pilar posterior hasta el extremo de la zaga. Su objetivo era que el habitáculo aprovechase el espacio que quedaba por encima del voladizo posterior. Evidentemente Max Reisböck no había inventado la pólvora, a fin de cuentas la construcción de una ranchera derivada de una berlina no era nada que no hubieran hecho ya los fabricantes norteamericanos o, sin ir más lejos, sus rivales de Audi y Mercedes-Benz.

Tras seis meses de arduo trabajo, este alemán había logrado despertar la curiosidad de sus familiares y amigos, convencerles de lo útil y práctico que resultaba su E30 familiar y que los responsables de BMW se interesasen por su obra para plantear la posibilidad de desarrollar sus primeros Touring. Así las cosas BMW no tardaría en ponerse manos a la obra para lanzar un BMW Serie 3 Touring, que salvo cambios muy sutiles como la solución del perfil bajo del portón, respetarían fielmente la idea del Touring artesanal de Max Reisböck. Más adelante seguiría el BMW Serie 5 Touring.

Hoy en día las carrocerías de tipo Touring siguen gozando de cierta popularidad, aunque quizás hayan sido desplazadas por el éxito de los SUV. No obstante los de Múnich siguen tratando de diversificar cada uno de sus modelos con diferentes carrocerías, por ejemplo los recientes BMW Serie 3 GT y Serie 5 GT, que traten de aunar lo práctico del portón trasero con el dinamismo que se espera de un buen coupé o una berlina.

Fuente: BMW
En Diariomotor: Un repaso a la historia del BMW M3 en vídeo: buscando el M3 perfecto

BMW Serie 3 Touring

Lee a continuación: Alpina B3 Biturbo 2013: adelantando el primer BMW M3 turboalimentado

Ver todos los comentarios 11