Citroën Méhari: 45 años del todoterreno de Mayo del 68

 |  @davidvillarreal  | 

Mayo del 68. Los estudiantes parisinos inician una serie de protestas pre-revolucionarias que muy pronto se extenderían por toda Francia y por casi toda Europa. Mientras tanto, en una localidad al Norte de Francia bañada por el Canal de la Mancha, Citroën nos sorprendía hace ahora 45 años con uno de los modelos más curiosos que jamás hayan construido, al menos en cantidades importantes.

Del clásico 2CV nacía el Dyane, y de este último se presentaría en mayo de 1968 una curiosa interpretación de un automóvil campero, ligero y pensado específicamente para su disfrute al aire libre, el Citroën Méhari. Aquel producto económico de finales de los sesenta es hoy en día un automóvil de culto, una pieza muy codiciada que aún podemos ver por las carreteras españolas, y sobre todo francesas, inconfundible por su techo desmontable y su carrocería decorada habitualmente con colores muy vivos.

Os recomendamos que no os perdáis la gigantesca galería del Citroën Méhari que os hemos preparado.

La carrocería del Méhari estaba construida en plástico para garantizar que fuera asequible y ligero.

El Citroën Méhari ideado por Roland de la Poype, un piloto de avión y veterano de la Segunda Guerra Mundial que estableció una importante industria del plástico en Francia, buscaba la versatilidad y el bajo coste que en su día convirtió al 2CV en el nuevo “coche del pueblo”. Y fue gracias a De la Poype, que el Méhari no solo resultó innovador en su época por su idea de coche asequible para el ocio, sino también por el empleo de plástico (ABS) en su carrocería.

Gracias a eso y un pequeño motor de dos cilindros, el Méhari pesaba poco más de media tonelada, lo cual ayudaba a mejorar su agilidad fuera de la carretera.

Hoy en día encontrar un Méhari en buen estado no es sencillo ni barato, entre otras cosas por su condición de clásico y coche de culto.

El Citroën Méhari se mantuvo en comercialización durante más de dos décadas, en el ecuador de las cuales se introdujo una versión 4×4 con un capó abultado que contaba con un compartimento especial para la rueda de repuesto. El Méhari es un coche de culto por muchas razones, pero la más importante sin duda su capacidad para desmontarse por completo desmontando el techo de lona, las puertas o incluso abatiendo el parabrisas delantero.

Se construyeron casi 150.000 unidades y hacerte con uno – en buen estado – hoy en día no es muy económico por lo valorados que están entre muchos coleccionistas.

Os recomendamos que no os perdáis la gigantesca galería del Citroën Méhari que os hemos preparado.

Durante su vida comercial se produjeron dos versiones especiales, el Méhari Azur con carrocería blanca y detalles azules, así como un tapizado de asientos con rayas blancas y azules de hamaca de playa muy veraniego, y el Méhari Plage en amarillo y un tapizado de asientos similar al del Azur pero en rayas blancas y amarillas.

Entre otras curiosidades el Méhari ha participado en el Rally Dakar y ha servido de asistencia durante varios años. Incluso estuvo al servicio del ejército francés por su concepción ligera, dado que muy pocos vehículos todoterreno podrían presumir de pesar poco más de una tonelada y facilitar su lanzamiento en paracaídas desde los aviones para abastecer a los frentes de ataque en un conflicto bélico.

Fuente: Citroën
En Diariomotor: El difícil camino del retorno del 2CV

Desde Fidel Castro hasta la Alta Curia del Vaticano, se han dejado ver en un Méhari

  • Patek

    Este además ha sido uno de los pocos coches desprovisto de cinturones de seguridad, reposacabezas, ABS y airbag en cosechar cinco estrellas en las últimas pruebas del EuroNcap. En todo caso, buen reportaje. Un juguete casi imposible de volcar aunque la posición al volante de autobús no es un prodigio de ergonomía.

  • ADN

    De la vieja escuela de todoterrenos. Muy bien por la galería.

  • .Motorhome.

    ¡Que grande el Mehari! Faltan coches divertidos como este en el mercado actualmente…

  • Smat

    Sorprende recuperar este modelo en plena vorágine de asequibles SUV pequeños, algunos de ellos galos como el 2008 o captur, y es inevitable la comparación, lo que hoy en día las marcas nos venden son valores o imagen de vehículos aventureros o divertidos, pero al final solo es imagen pues no son otra cosa que funcionales utilitarios, nadie se arriesga en un mercado con cada vez más modelos pero menos originales, hace 45 años los fabricantes arriesgaban y lanzaban productos que rompían las normas, en paralelo a aquellos jóvenes en las calles de parís, luchando por todo aquello que hoy la dictadura mercado todopoderoso no arrebata sin contemplación, ese mismo mercado no permite ya estas licencias a los fabricantes, y es que al fin y al cabo los coches como cualquier otro producto son hijos de una época y tienen sentido en un momento social y cultural determinado.

    • Patek

      La culpa es también de una sociedad que se deja programar por la publicidad y el márketing de dicho mercado. Nunca ha dejado de haber coches osados e inconformistas, recientemente pienso en el Plymouth Prowler, Renault Avantime, Dodge Viper, Kia Soul, Toyota GT86 entre otros.

      • R.N.

        Amén.
        En el saco del Prowler y aunque no sé si me permitirás la comparación, metería el Smart Roadster/Coupé, AZ-1, Hondas HR-V, CR-Z y el concept Gear, VW Polo BlueGT, los protos actuales de Lotus, entre otros.
        Y luego ves que se saca al mercado cada castaña superventas…

        • Patek

          El HR-V… lo tenía completamente olvidado y eso que no se vendieron mal en centroeuropa. Por un momento pensé que se trataba de un proto híbrido o algo así.

          • R.N.

            Son los que primero se me han venido a la cabeza…

            Hoy me he acordado de franceses como el XM y Xantia Activa, Laguna y 406 Coupe, o Renault Wind y Spider.

            Entre los italianos y en plena moda SUV, siempre me acuerdo del 156 crosswagon.
            Por no hablar que ahora que salen Captur y 2008, no puedo olvidar la de pestes que se han echado sobre el Cross Polo, que para mi gusto les da sopas con honda.