Opel Astra Sports Tourer, 1.6 Turbo 170 CV Sportive a prueba. De familiar modesto a compacto picante

 |  @davidvillarreal  | 

Hace un año la gama Opel Astra pasaba por una ligera actualización en el ecuador de su vida comercial, con una gama en la que ya entonces no solo contábamos con el Astra cinco puertas, sino también un tres puertas, el Astra GTC; una berlina, el Astra Sedán; y un familiar, el Sports Tourer. Precisamente llegados a este punto decidimos optar por este último para nuestra siguiente prueba, eligiendo además una combinación tan interesante como el acabado Sportive y el motor 1.6 Turbo de gasolina y 170 CV de potencia o, en otras palabras, un familiar picantón.

Ante la ausencia de un Sports Tourer OPC, este Sportive 1.6 Turbo 170 CV es la opción más potente y deportiva con permiso del Biturbo, un diésel con 195 CV de potencia. El Opel Astra Sports Tourer con acabado Sportive goza de un equipamiento correcto y un aspecto no necesariamente llamativo, salvo que sustituyamos las llantas originales de 17” por las de 19” (770 euros) en dos tonos de nuestra unidad de pruebas.

Como punto de partida también recomendamos la lectura de nuestra prueba del Opel Astra GTC y el Opel Astra OPC.

Espacio y habitabilidad, las claves del Opel Astra Sports Tourer

De entre las múltiples soluciones de habitabilidad del Astra Sports Tourer destacamos el Opel FlexFix II, un cómodo y práctico portabicicletas integrado en el parachoques.

La diferencia de precios entre un Opel Astra de cinco puertas y un Sports Tourer supone un incremento menor a los 800 euros para este último. La ventaja del familiar la encontramos en su enorme maletero con un volumen de 500 litros. La banqueta posterior se abate en dos piezas (60/40) desde sendos botones situados en el maletero y el volumen crece hasta los 1550 litros. Sin duda alguna la habitabilidad y el espacio son las mejores bazas de este modelo que bajo el maletero cuenta con un doble fondo (FlexFloor) para guardar el kit de reparación de pinchazos, los triángulos o incluso una red para separar la carga del maletero del habitáculo con una sencilla barra que se ajusta de forma rápida y sencilla en el techo.

Por su enorme maletero este Opel Astra Sports Tourer también resulta muy práctico para aquellos que practiquen habitualmente el ciclismo, gracias al sistema FlexFix II (870 euros) cuya prueba os presentábamos en Tecmovia ayer mismo.

Al prolongarse la carrocería no solo crece el volumen del maletero sino también la altura libre hasta el techo de las plazas traseras. Me resultó especialmente confortable para viajar, aunque la plaza central carezca de bandeja reposabrazos. Este último detalle también hace que la base no se eleve y el respaldo central no sobresalga en exceso respecto a las plazas laterales, aunque el respaldo sigue contando con menor mullido que las laterales y poca anchura, con lo cual sigue sin ser tan cómodo como estas.

De familiar modesto a picante con acabado Sportive, llantas de 19” y 1.6 Turbo de 170 CV

Los familiares derivados de compacto no se caracterizan especialmente por distinción o deportividad, sino precisamente por ofrecer espacio y confort a un precio módico, o al menos más asequible que en un familiar derivado de una berlina de categoría superior. No obstante con el toque del acabado Sportive, las llantas de 19” y el motor de gasolina sobrealimentado con 170 CV, no solo convence sino también lo convierte en la alternativa ideal para aquellos que no requieran el espacio de un gran familiar como el Insignia Sports Tourer y a la vez busquen un motor potente y divertido.

En una categoría superior de deportividad me viene a la mente nuestra prueba del Ford Focus ST Sportbreak. Es cierto que en nuestro país la imagen del familiar compacto está más asociada al diésel de potencia intermedia que al motor de gasolina potente, pero recordemos que en Europa representa un nicho importante de ventas.

Personalmente este 1.6 Turbo de 170 CV siempre me ha resultado agradable de conducir, por sus prestaciones y sus consumos. Como buen motor sobrealimentado se aprovecha mejor a un régimen bajo de revoluciones y las únicas pegas que podría encontrar es que a un régimen más alto la entrega de par se agote pronto y el sonido en combinación con la línea de escape esté falto de carácter, algo que en este nivel de potencia no hubiera estado de más. Por cierto, tal y como adelantábamos recientemente con las novedades mecánicas de Opel ya sabemos que el bloque 1.6 SIDI representará el futuro de los motores de gasolina de potencia intermedia de la marca con dos “sabores” Eco Turbo de 170 CV y Performance Turbo de 200 CV.

Los consumos no son demasiado altos para su tamaño y potencia, pero teniendo en cuenta que un familiar está pensado para viajes y muchos kilómetros con el maletero cargado, es difícil justificar su rentabilidad frente al diésel.

Hablemos de consumos. El motor 1.6 Turbo de 170 CV homologa 6,1 litros/100 kilómetros en ciclo mixto en un Opel Astra Sports Tourer, y exactamente el mismo consumo – también en ciclo urbano y extra-urbano – que un 1.4 Turbo 16V de 140 CV, revelándonos su verdadera naturaleza ahorradora. El Start&Stop ayuda a que los consumos no se nos disparen en la urbe por encima de los 8 litros/100 kilómetros, aunque con una conducción cuidadosa bien podemos rondar los 7,5 litros/100 kilómetros en recorridos mixtos.

En carretera y en nuestro recorrido de pruebas habitual compensado – de ida y vuelta -, a 120 km/h de marcador que en llano hacen que el motor gire sobre las 2.800 vueltas, el consumo obtenido fue de 7,2 litros/100 kilómetros. Es un consumo elevado pero lógico en un vehículo de su tamaño.

Este coche dispone además de dos modos de conducción adicionales al modo normal de marcha, Tourer y Sport. El modo Tourer hace que el tacto del acelerador no sea tan directo, dosificando la inyección de gasolina y por lo tanto permitiéndonos ahorrar algo de combustible. También suaviza el tacto de la dirección y las suspensiones, lo cual se agradece especialmente en la conducción urbana. Fuera de la ciudad no me resultó tan agradable por limitar en exceso la entrega de potencia del motor. El modo Sport es generalmente más agradable para disfrutar la conducción o encadenar curvas, pero en general la diferencia con el modo normal por defecto del Astra no es demasiado notable.

A bordo hay que decir que los cambios y la evolución de este Opel Astra desde 2009 no se han hecho notar, o al menos tanto como cabría esperar. Ni mucho menos es un defecto, este Opel Astra sigue ofreciéndome una sensación de calidad bastante alta situándolo entre los mejores de su categoría, puesto que incluso con la presencia de algunos plásticos duros mejorables, en general los ajustes son buenos y la integración de la consola me parece muy correcta, prolongándose desde lo alto del salpicadero hasta la posición de la palanca de cambios, que por cierto está suficientemente elevada como para agilizar los movimientos de la mano derecha desde el volante con el cambio manual.

El acabado Sportive equipa de serie el pack visibilidad (sensor de lluvia, espejo interior electrocromático y encendido automático de luces con detector de túneles), el asistente de salida en pendiente, chasis deportivo rebajado, control de crucero, volante de piel con diseño deportivo, climatizador bizona, barras de techo anodizadas, toma de corriente en los asientos traseros, faros antiniebla delanteros, faros halógenos, luces diurnas de tipo LED, retrovisores exteriores eléctricos y térmicos en el mismo color de la carrocería y tiradores de las puertas en el mismo color de la carrocería.

Un Opel Astra Sports Tourer parte de los 21.155 euros (sin descuentos) y 24.155 euros en el caso del acabado Sportive. Nuestra unidad de pruebas en cuestión con motor 1.6 Turbo de 170 CV cuesta técnicamente lo mismo que el 2.0 CDTI 16 válvulas de 165 CV, es decir 25.815 euros que se quedan en 22.952 euros con los descuentos actuales. El diésel lógicamente ofrece unos consumos menores en todo tipo de condiciones y será por lo tanto la opción recomendable para el que busque un familiar con el que recorrer muchos kilómetros al año.

Pruebas en Diariomotor: Toma de contacto del Opel Astra OPC | Prueba del Opel Astra GTC

Lee a continuación: Opel Astra Techno: una versión muy completa, equipada y asequible en edición limitada

Solicita tu oferta desde 13.600 €
  • Rest

    Este coche se compra diésel de toda la vida; y si es el Biturbo, mejor, aunque sus prestaciones son mejorables.

  • THE TRUTH

    No entiendo por qué siempre calculáis los consumos de los gasolina en la peor de las situaciones, y en cambio si analizáis un diésel, “curiosamente” se le pueden hacer los consumos oficiales o incluso menos. Estoy seguro que yendo por carretera a 90-100 tranquilamente, ese Astra hace el consumo oficial o se aproxima. Para muestra: tengo un Mini Cooper S y yendo tranquilo (pero adelantando a fondo) hago 6.4 l/100 km por carretera.

    Despertemos, señores! Quien conduce un gasolina sin ir con cuidado, le consume mucho, pero si lo haces en un diésel también!!!

    • Passat TDI 130cv, dándole caña por carretera de montaña 5,4 litros.
      Audi TT 1,8T 180cv, detrás mía hace 11 litros…

      Creo que hay diferencia…

      • maÑo

        ¿5,4 dándole caña en un puerto de montaña? ¿Y de normal cuanto te consume ese passat? ¿2 litros?

        • Hay que saber aprovechar las inercias y lo que gasta en subidas, es un 0,0 bajando con la marcha metida. Es conocer el coche. En ciudad por mucho que me esmere no lo bajo de 7,5-8 litros…

          • maÑo

            Tu hablas en tu mensaje anterior de darle caña, no de conducción eficiente, por la misma el Audi hubiese tenido un consumo menor. 5,4 con un Volkswagen Passat que es un coche pesado y por puertos de montaña es un cifra irreal, a menos que tu concepto de darle caña sea distinta a la mía o sean puertos no muy grandes y con poco desnivel. Vivo en el Pirineo Catalán(La Seu d’urgell) y haciendo el recorrido Adrall-Sort en la que sube un purto de más de 1700 metros ,el puerto del Cantó(N-260) Un Opel Corsa 1,7 cdti sin darle mucha caña hizo más consumo que esos 5,4.

          • Hombre para pasarlo bien no hay que ir todo el tiempo con el pie a fondo… soy más de frenar lo justo que de correr en rectas. Hablo de desniveles del 7% y muchas curvas, es lo que tenemos por aquí jejeje. Lo que me refiero es que recorriendo lo mismo y a la misma velocidad, las cosas son como son, y el diesel gastará menos que el gasolina siempre.

    • Javi

      No tiene nada que ver, en un gasolina debes tener mucho cuidado para que no se de dispare el consumo, mientras que en un diésel tienes que ir haciendo el bestia para que se te dispare el consumo. Es como la noche y el día. Yo con mi Mondeo IV de 163cv(y encima automático) hago habitualmente trayectos medios y largos(entre 300 y 500km) a 140km/h con control de velocidad activado y el consumo se mantiene prácticamente invariable en 5,8L/100km mientras que varios amigos mios, con sus Golfs y Leones gasolina 1.4TSi entre 122-125cv, a la misma velocidad no son capaces de bajar de los 8L. Y hablamos de coches con menos potencia y mucho menos pesados que mi Mondeo.

      Les vendieron la moto en foros de coches(que raro que en estos foros sean super fans de los gasolina, aunque luego el 90% lleven diésel xD) de que los nuevos gasolina de inyección directa consumían muy poco y, a pesar de que les avisé de que se iban a encontrar con una realidad bien distinta, se los compraron. Bueno, pues ahora ni uno solo de ellos volvería a comprar un gasolina porque para conseguir consumos bajos tienen que ir pisando huevos. Y no es que sean malos sus consumos, comparativamente son mejores que la gran mayoría de atmosféricos incluso de menor potencia ya que ofrecen mayores prestaciones pero no un mayor consumo. Pero claro, esto es muy diferente a que consuman poco, que es lo que se suele decir en los foros. Bueno, si asumes la peculiaridad de los gasolina y decides comprarlo, perfecto, el problema es que vayas pensando que vas a tener un gasolina con consumo de diésel, y una vez comprado lo que te encuentres sea lo que es: un gasolina con consumo de gasolina.

      Por cierto, ¿a que llamas ir tranquilo, ir a 100-110km/h como mucho?, porque con ese coche no vas a consumir lo mismo o menos a más velocidad(de hecho en varias pruebas, a 130km/h ya se dispara el consumo a 7,5-8L, y eso el Cooper S moderno), y teniendo en cuenta que se trata de un utilitario de unos 1.200kg de peso…

      PD: Me acabo de dar cuenta de que el post tiene dos años, así que dudo mucho que obtenga respuesta xD.

  • Pableras

    Mira que me gusta este modelo. Y este motor tiene pinta de ser una gozada, aunque no se si para este tipo de vehículos será el más adecuado.