Presente y futuro de mecánicas Opel: 1.6 SIDI, 1.6 CDTI y nuevas transmisiones

 |  @davidvillarreal  | 

Opel acaba de ofrecernos una visión concreta y muy ilustrativa de su gama de motores y transmisiones para el próximo lustro. El proceso de renovación ya se ha iniciado y en 2016 el 80% de su oferta de motorizaciones se habrá actualizado por completo, con un total de trece nuevas mecánicas en las que, por supuesto, se centró la atención en la reducción de consumos y emisiones.

Se anuncian nuevos motores de gasolina, nuevos diésel, estos últimos también con reducción selectiva de NOx mediante aditivos de tipo AdBlue, de forma que estos bloques de gasóleo puedan cumplir con la normativa de emisiones Euro VI. También se anuncian mejoras para la caja de cambios manual de cinco y seis relaciones, incluida una nueva transmisión manual más ligera para pequeños y subcompactos. Los más pequeños también se beneficiarán de un cambio manual pilotado de cinco velocidades y el resto de un cambio automático por convertidor de par de hasta seis y ocho relaciones.

También están trabajando en doble embrague y convertidor de par con hasta diez relaciones.

1.6 SIDI Eco Turbo 170 CV y Performance Turbo 200 CV

Entre los dos niveles de potencia de 1.6 SIDI Turbo existirán diferencias importantes en la geometría del turbocompresor y la cabeza de los pistones.

De las opciones de gasolina el 1.6 SIDI, de inyección directa y encendido por bujía, será el cuatro cilindros que copara el grueso de las ventas de turismos de gasolina de Opel. De momento se ofrecerá con dos niveles de potencia, el 1.6 Eco Turbo de 170 CV y 280 Nm y una versión ligeramente más potente, el 1.6 Performance Turbo de 200 CV y 300 Nm de par máximo. Si bien es cierto que por potencia las diferencias no son notables entre ambos motores, cada uno cuenta con sus propias peculiaridades, especialmente en lo que concierne a la geometría del turbocompresor y la cabeza de los pistones.

Opel advierte que han trabajado concienzudamente la acústica y el refinamiento de sus motores con objeto de evitar vibraciones y ruidos indeseables. Uno de los puntos más interesantes lo apreciamos en la presencia de ejes de equilibrado movidos por una correa dentada invertida y girando en sentido contrario al árbol de levas de escape. No es una solución muy extendida, pero sí bastante útil para mejorar el refinamiento de un motor de cuatro cilindros y eliminar las vibraciones de segundo orden inherentes por el propio diseño asimétrico del bloque.

1.6 CDTI de 136 CV Euro VI gracias al AdBlue

El 1.6 CDTI diésel será compatible con la Euro VI a costa de integrar un catalizador de NOx que requiere el aditivo AdBlue.

En los diésel, el remplazo para los últimos bloques de 1.7 litros y los menos potentes de 2.0 litros, ya se ha iniciado. El nuevo 1.6 CDTI de cuatro cilindros y 136 CV será el centro de todas las miradas en la nueva generación de productos de Opel. En este caso Opel también habla de refinamiento, para ello se sustituyó el bloque de fundición por uno de aluminio que es más ligero. También nos hablan de resistencia y de un árbol de levas accionado por cadena y un motor prácticamente “cuadrado”, en el que diámetro y carrera están casi a la par en los 80 milímetros. Los periodos de mantenimiento se mantendrán, no obstante, en doce meses o 30.000 kilómetros, como hasta ahora.

A la recirculación de gases y el filtro de partículas se añadirá también un sistema de Reducción Catalítica Selectiva (SCR), que no es otra cosa que un dispositivo que gracias a la adición de AdBlue es capaz de reducir en un alto porcentaje (por encima del 90%), las emisiones de NOx. Se trata de una condición casi indispensable (y digo casi porque existen motores que lo logran sin SCR como el SKYACTIV-D de Mazda) para lograr cumplir con la normativa de emisiones Euro VI.

Las mejores prestaciones diésel, no obstante, las seguirá ofreciendo el 2.0 CDTI BiTurbo de 195 CV.

Manuales, cambio manual pilotado, convertidor de par y en un futuro doble embrague

En este paso habrá un cambio de convertidor de par con ocho relaciones. Pero en un futuro se está trabajando con transmisiones de hasta diez relaciones y también un cambio de doble embrague.

Opel ya ha estrenado su nueva caja de cambios manual, un 15% más ligera y según nos adelantan con recorridos más cortos y un engranaje de marchas más suave que además requiere ejercer menos fuerza con el pomo de la palanca de cambios. Seguirá ofreciéndose en cinco y seis velocidades y Opel dispondrá de doce conjuntos y siete grupos finales diferentes para distribuir en su gama de vehículos, según las exigencias de cada modelo.

Los más pequeños de la casa, ADAM y Corsa, estrenarán un cambio manual pilotado de cinco velocidades para motores con hasta 190 Nm de par, con accionamiento secuencial sin embrague o plenamente automático.

Pero la verdadera joya de la corona será una nueva transmisión automática de ocho relaciones que se irá incorporando progresivamente hasta el año 2016, soportando motores con un par máximo de hasta 500 Nm y función de Start/Stop. No se nos ha dado más detalle, pero ya adelantan que será más corta y ligera que las actuales de seis relaciones. Entre sus innovaciones existirán modos de retención especiales que permitirán aumentar la retención sin reducir a una marcha más corta, algo así (salvando las distancias) como el modo B de híbridos como el Toyota Prius o eléctricos como el Nissan Leaf.

Y mucho ojo, porque esto es el futuro a corto plazo. A largo plazo Opel ya advierte que están trabajando en transmisiones de doble embrague y prosiguiendo con transmisiones por convertidor de par de nueve y diez velocidades. Hace unos días Volkswagen precisamente nos hablaba de la posibilidad de un DSG (doble embrague) de diez relaciones.

Fuente: Opel
En Diariomotor: Nuevo Opel Astra 2.0 CDTI BiTurbo con 195 CV, bajos consumos, alta diversión

Lee a continuación: ¿En qué consiste “conducir a vela”? [Garaje Diariomotor]

Ver todos los comentarios 5